jueves, 28 de abril de 2011

Cobaleda: ¡Vamos a por los 9 puntos!

Alejandro Trigo Cobaleda vive su primera temporada en el Cádiz B, con el que ha jugado tres partidos. Formado en las categorías inferiores del Sevilla, Atlético de Madrid y Betis, es un guardameta de mucha proyección. El filial, tras la victoria cosechada la pasada jornada, afronta con mayor tranquilidad la recta final de la competición, aunque no puede despistarse. Cobaleda concede esta entrevista a Cadistasfinos.com en la que repasa la situación actual del Cádiz B y la temporada en general.

Después del triunfo contra Los Palacios la situación parece calmarse algo más…

Estamos tranquilos. Estamos jugando bien, sobre todo en casa, y fuera también, pero los resultados no nos han acompañado, aún así la salvación está en nuestra mano.

¿Cómo afronta el filial cadista las tres últimas jornadas de campeonato? ¿Cuántos puntos cree que hacen falta para asegurar la permanencia?

Con muchas ganas de demostrar que no deberíamos estar en la parte baja de la clasificación. Yo creo que ganando un partido más será suficiente, ¡pero nosotros vamos por los nueve puntos!

¿Cómo ve a los rivales directos por eludir el descenso?

En mi opinión son mas débiles que nosotros, pero en el fútbol nunca se sabe lo que puede pasar.

San Fernando, Pozoblanco y Los Barrios… ¿Qué destacaría de cada uno de los rivales que quedan por delante? ¿Qué partido le parece más complicado?

El partido más complicado es el siguiente, por ser el próximo y porque jugamos fuera de casa, que en los últimos partidos se nos está complicando. Esperemos sacar un buen resultado y demostrar lo que somos delante de tanta gente. El Pozoblanco es un rival muy duro, con gente veterana y que está donde está por lo buenos que son. Los Barrios es el colista, un equipo que ha tenido muchos problemas durante toda la temporada pero que aquí en nuestra casa nos sacó los colores ganándonos 0-1.

¿Qué ha impedido que el Cádiz B esté más arriba en la clasificación o que esté pasando apuros hasta el final?

Hemos tenido varios problemas durante el año. La juventud del equipo ha impedido que en determinados momentos no sacáramos los partidos y eso en una suma tan grande como en una Liga se nota al final, de todos modos el fútbol es tan grande que siempre te devuelve lo que le das y nosotros hemos demostrado mucha calidad durante toda la temporada.

¿Cómo ha vivido el cambio de entrenador? ¿Entiende que se cambie de técnico a tan pocas jornadas del final del campeonato?

El entrenador ha encajado estupendamente, es un entrenador que ya nos conocía a la mayoría y es muy cercano. El tema del cese del entrenador no es un tema que nos incumbe; es una decisión del club, que lo creía necesario y nosotros la respetamos, son ellos los que mandan.
¿En qué ha cambiado el Cádiz B con este cambio?

Bueno, creo que el equipo está más suelto y más relajado y creo que eso nos viene muy bien, al fin y al cabo los que jugamos somos nosotros y somos los principales culpables de los que le ocurra al equipo.

Esta ha sido su primera temporada en el Cádiz B. ¿Con qué se queda de este primer año? ¿Qué ha sido lo más difícil en cuanto a adaptación?

Pues este año he aprendido muchas cosas de mis compañeros y de los porteros del primer equipo y sobre todo con Miguel (el entrenador de porteros) Me he encontrado muy a gusto en el Cádiz. Adaptarme me he adaptado bien, con la gente con la que convivo diariamente es fácil. Lo más difícil de este año ha sido superar las lesiones, pero de todo sale uno.

¿Cómo valora a Juanfer y a Ricardo? ¿Qué ha aprendido de ellos?

Ellos son dos grandes porteros: con Ricardo coincidí en el Betis dos años y me alegro de que esté en el primer equipo. La verdad que son dos tíos muy buenos y me llevo genial con ellos.

¿Y a los porteros del primer equipo? ¿Qué cualidades le gustaría tener de Campos y Dani Miguélez?

Son dos grandes porteros, que tienen mucha experiencia y mucha profesionalidad. Cada uno tiene sus cualidades y espero que las mías me sirvan para llegar a ser un gran portero.

Ha pasado por las categorías inferiores del Sevilla, Atlético de Madrid y Betis. ¿Qué destacaría de cada una? ¿Cuál le parece mejor organizada?

El Atlético de Madrid me marcó mucho. Me fui cuando era chico y me enseñaron casi todo y pude competir con De Gea y Joel, los porteros del primer equipo. Estuve con entrenadores muy buenos. En el Sevilla estuve en cadete y es una muy buena cantera; del Betis aprendí mucho. Por suerte entrené con jugadores y entrenadores de primera y aprendí muchísimo. Estuve en un ambiente profesional y eso se nota.

¿Qué entrenador le ha marcado más? ¿De qué compañero ha podido aprender más a lo largo de su trayectoria?

Por suerte he estado con muy buenos entrenadores: en el Atlético, Diego, el entrenador de porteros, me enseñó muchísimo; luego en el Betis coincidí con varios y muy buenos entrenadores, como Héctor Cúper, Paco Chaparro y Notes, que me enseñaron mucho. Jugadores, sobre todo porteros, mi amistad con De Gea; Casto que me ayudó mucho… También coincidí con Contreras… La verdad que me siento afortunado de haber entrenado con todos esos buenos futbolistas.

¿A qué aspira Alejandro Cobaleda en el futuro?

Espero llegar a ser profesional de esto y si puede ser en el Cádiz mucho mejor. Estoy trabajando duro por si viene la oportunidad estar preparado para hacerlo bien, ahora mismo mi ilusión es poder estar en el primer equipo del Cádiz lo antes posible.

Link

miércoles, 27 de abril de 2011

El Sánchez Pizjuán trae buenos recuerdos

El próximo partido contra el Sevilla Atlético se disputará en el Ramón Sánchez Pizjuán, estadio del primer equipo hispalense y no en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros. De jugar en un estadio en el que caben cerca de cinco mil personas, a hacerlo en otro en el que caben cuarenta y cinco mil. Un estadio de Primera para un partido que, si bien no lo será, sí puede ser de los más atractivos del Grupo IV de Segunda B.

No se llenará, pero el escenario es idóneo para alojar un partido de la importancia como este. El Sevilla Atlético, sin nada en juego, recibe a un Cádiz que tiene que jugarse su ser o no ser en las próximas tres jornadas. Un partido contra un equipo de play-off (ya que el filial hispalense ha certificado ya su pase) que puede venir bien para calibrar el nivel del Cádiz antes de afrontar las eliminatorias por el ascenso.

El Sánchez Pizjuán es un escenario de grato recuerdo para los cadistas, pues el equipo ha cosechado buenos resultados las últimas veces que ha tenido que visitar el feudo sevillista. Dos veces lo hizo contra el primer equipo en la temporada 2005-2006, una contra el filial, en la campaña 2007-2008. Dos empates y un triunfo son el bagaje amarillo en estos enfrentamientos.

El primer empate se logró contra el Sevilla en la cuarta jornada de la temporada 2005-2006. El Cádiz de Víctor Espárrago visitaba al conjunto hispalense, que acababa de perder a sus dos principales estrellas (Sergio Ramos y Julio Baptista), pero que tenía un bloque poderoso y consistente. El marcador no se movió en ningún momento, sin poder ningún atacante batir a Palop y a Armando.

Ese año volvieron a verse las caras ambas escuadras en el coliseo sevillista en la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey. Fue el cuatro de enero de 2006. El encuentro finalizó con empate sin goles, como el jugado en Liga, pero para el Cádiz fue como una victoria: posibilitaba el pase de los amarillos a los cuartos de final del torneo del k.o. En la ida, jugada en el Ramón de Carranza, el Cádiz consiguió imponerse por 3-2. Mirosavljevic y Medina marcaron en apenas tres minutos (del veinticuatro al veintisiete) y en la segunda mitad, Martí introdujo el balón en su propia portería. Sin embargo, el Sevilla, gracias a dos goles de Kanouté recortó distancias en el marcador. El 0-0 de la vuelta daba por bueno el resultado de Carranza y el Cádiz pasó de eliminatoria, siendo además el último equipo capaz de eliminar al Sevilla en un torneo hasta que cayera, el dieciséis de enero de 2008 eliminado de la Copa del Rey por el Barcelona.

La última vez que el Cádiz pisó el Sánchez Pizjuán fue en la vigésima jornada de la temporada 2007-2008. El rival fue el Sevilla Atlético, filial hispalense, y el duelo fue en Segunda División. En aquel filial del Sevilla jugaban Javi Varas y Perotti, hoy claves en el primer equipo. Se adelantó el Cádiz por mediación de Líbero Parri, empatando el Sevilla Atlético gracias a un gol de Juan Pablo. En el minuto noventa, Gastón Casas, logró el tanto que daba el triunfo al Cádiz.

El Sánchez Pizjuán es, por tanto, un escenario de grato recuerdo para el Cádiz. A pesar de esto, los datos contra el Sevilla Atlético jugando como visitante no son tan favorables para los intereses cadistas. Once veces se han visto las caras, con tres victorias, dos empates y seis derrotas para el Cádiz. Dos estadísticas distintas: esperemos que prevalezca la reciente en el Pizjuán y el equipo termine de romper la segunda, tan poco favorable para sus intereses.

Link

martes, 26 de abril de 2011

11 para 13; metros para puntos

Ante el Puertollano el Cádiz veía como el madrileño Pizarro Gómez le señalaba dos penaltis, que a la postre serían los que le dieran la victoria ante el combinado castellano-manchego. Como curiosidad, Pizarro Gómez es el árbitro que más penaltis favorables al Cádiz ha señalado este año: tres. Con estos dos nuevos penaltis pitados, ya son diez los que ha lanzado el Cádiz esta temporada. Al contrario que la pasada campaña (en la que el equipo disfrutó sólo de tres penas máximas) la presente temporada está resultando más propicia en ese aspecto.

La temporada, desde el principio, parecía que iba a ser tranquila en lo que a penaltis se refiere. El club se había reforzado con Aarón Bueno, jugador que llegaba con fama de especialista desde los once metros. Lo demostró en el Trofeo Carranza, tras marcar tres goles de penalti: dos al Atlético de Madrid (uno de ellos en la tanda de penaltis) y otro al Sevilla en la final de consolación. El catalán, hasta que desapareció de los planes de Jose González, era el dueño de los lanzamientos de penalti. Los cinco primeros que tiró el Cádiz esta campaña llevaron su firma, consiguiendo anotar cuatro de ellos.

El otro cincuenta por ciento restante se lo han repartido Juanse Pegalajar, Carlos Caballero y Enrique. Ninguno de ellos ha fallado desde el punto fatídico. Esto demuestra que, sin Aarón Bueno, el equipo tiene lanzadores de sobra para afrontar con garantías los penaltis. En el primer encuentro sin Bueno, Juanse asumió la responsabilidad ante el Poli Ejido y batió a Valerio. Después le llegó el turno a Carlos Caballero, contra el Écija: el madrileño marcó y puso el 4-3 definitivo en el marcador. Enrique marcó hace pocas jornadas en el Artés Carrasco de Lorca para inaugurar la cuenta de la abultada goleada del Cádiz.

Diez penaltis lanzados, nueve goles. Una eficacia del noventa por ciento desde los once metros, que le han valido al Cádiz para cosechar trece puntos esta campaña. Importante que el equipo muestre esta solvencia y que más jugadores se atrevan a lanzarlos. No se sabe qué puede ocurrir en el play-off y cuándo puede ser de mayor utilidad que haya cuatro jugadores en la plantilla capaces de asumir con garantías la responsabilidad de tirar un penalti.

De los diez pitados hasta la fecha, seis han sido en el Ramón de Carranza y cuatro a domicilio, siendo el único intrascendente de todos los marcados el primero de Carlos Caballero, pues no sirvió para conseguir puntos.

Peor es cuando el Cádiz comete penalti. Sólo le han señalado cuatro esta temporada, pero ni Dani Miguélez (que fue el guardameta en los dos primeros) ni Álvaro Campos (al que le han lanzado los dos últimos) pudieron detener alguno. Los cuatro penaltis pitados han acabado costando seis puntos al equipo.

El primero lo señaló Chavet García (inolvidable su actuación) en la primera derrota de la temporada. Fue ante el Betis B y Ryan Harper el encargado de batir a Dani Miguélez. Un Dani Miguélez que tampoco pudo atajar la pena máxima lanzada por Ramón Verdú en el último partido de Vidakovic como entrenador. Una pena máxima que no fue decisiva, pues el Cádiz consiguió empatar, a pesar de volver a encajar un gol minutos más tarde. Sí fue decisiva la lanzada por Vázquez en el duelo contra el Melilla de la primera vuelta, pues les dio el triunfo a los norteafricanos.

De todos los penaltis señalados en contra del Cádiz, sólo uno fue pitado lejos del Ramón de Carranza. Fue el último, contra el Jumilla, encargándose de materializarlo Andrés Ramos.

Link

Siguen faltando ceros

Cuarta victoria consecutiva del Cádiz, de las cuales, tres han sido sin recibir un solo gol. Igual ocurrió la última vez que el Cádiz fue capaz de encadenar cuatro triunfos seguidos. Aquella ocasión Rodri acabó con la imbatibilidad de Campos, poniendo el 1-1 de manera momentánea en el marcador. Esta vez fue Andrés Ramos, la pasada jornada y de penalti, quien logró batir al cancerbero cadista.

El equipo llega con otra cara al último tramo de la competición. Llega con fuerza, con seguridad, con acierto ofensivo y defensivo. Llega con garantías para afrontar un sprint final de vértigo. Cualquier detalle es bueno para mejorar la moral del equipo. Y no hay aspecto que motive más que el hecho de que en las últimas cuatro jornadas al equipo sólo le han metido un gol. Un dato a tener en cuenta, que es muestra del buen hacer de la zaga y, en última instancia, del portero, que es quien tiene que afrontar el duelo con los delanteros.

Con el de la pasada jornada, ya son diez las veces que Álvaro Campos ha conseguido mantener su puerta a cero. El Puertollano le tiró poco, pero cuando llegó Campos respondió con acierto. Importante para un futbolista que no ha tenido una temporada fácil y que sin duda afrontará con muchas ganas estos últimos partidos, máxime si tenemos en cuenta que pronto regresará a los terrenos de juego Dani Miguélez. Campos ha disputado esta temporada veinticuatro partidos, dejando su meta imbatida en diez de ellos y recibiendo veintiún goles.

Aún así, sigue estando muy lejos de los porteros que más veces han conseguido mantener el cerrojo de su portería. En una hipotética clasificación, Campos estaría en la sexta posición, por detrás incluso de Goyo, guardameta titular del Lorca Atlético, que se encuentra en puestos de descenso.

Encabezaría la lista Alberto, Zamora del Grupo IV, clave para entender cómo el Murcia ha acabado liderando la clasificación. Le sigue Dorronsoro, cancerbero del Melilla, tal vez lo único estable en un conjunto tan inestable como el norteafricano, rival del Cádiz en la última jornada. Pau, que ya demostró sus grandes condiciones en el Ramón de Carranza, ocuparía la última posición del podio de guardametas que más veces han sido capaces de dejar su meta a cero.

Destaca, además de que Goyo esté por delante de Álvaro Campos, Manolo. El portero del Caravaca ha sido capaz de mantenerse imbatido en doce encuentros esta temporada, la mayoría de ellos en la segunda vuelta. Esto explica por qué el Caravaca ha conseguido eludir los puestos de descenso directo y se encuentra en una zona más cómoda en la clasificación.

Con dos partidos menos que Álvaro Campos está Dani Jiménez, portero que habitualmente ha sido el titular en el Sevilla Atlético. El guardameta del filial hispalense ha jugado veintidós partidos, manteniendo su portería sin goles ocho veces. Jiménez llega en un estado distinto al de Álvaro Campos: en los últimos cuatro encuentros ha recibido ocho goles (seis de ellos en las dos últimas citas)

Interesante será, por tanto, ver cómo se desarrollará el duelo de cancerberos de la próxima jornada, pues ambos tendrán que hacer frente a delanteros con mucha hambre de gol. ¿Será capaz Álvaro Campos de sumar su undécimo cero esta temporada contra el Sevilla Atlético?

Link

lunes, 25 de abril de 2011

Parece cosa de tres

El Cádiz iguala la racha de la 1ª vuelta

Caravaca, Jumilla, Puertollano y Sevilla Atlético. Lorca Atlético, Caravaca, Jumilla y Puertollano. Casi una vuelta de distancia entre estos partidos: los cuatro que el Cádiz ha conseguido encadenar con victoria de forma consecutiva esta temporada. Mejor incluso ha sido la imagen del equipo, en cuanto a números, que la vez anterior que se encadenaron cuatro triunfos. Aquella vez el Cádiz sumó doce puntos, marcó seis goles y recibió uno. Esta vez, además de los doce puntos, el equipo ha marcado doce goles y ha recibido uno. La racha cadista se mantiene una semana más, después de que el conjunto amarillo doblegara al Puertollano en el Ramón de Carranza. Una inyección de moral más para visitar al Sevilla Atlético, segundo clasificado del Grupo IV.

Siete puntos separan al filial hispalense y a los gaditanos. Será un partido complicado, por la entidad del rival y por jugarse en su estadio, pero el Cádiz llega en mejor estado de forma que el Sevilla Atlético, que cayó goleado contra el Melilla y que esta jornada empató contra el Roquetas a domicilio.

La jornada ha sido propicia para el Cádiz, pues, a excepción del Melilla (que venció al Poli Ejido) todos sus rivales directos han cedido puntos. El Ceuta perdió con el Betis B: se despide casi definitivamente del ascenso. Al menos, de superar al Cádiz: los amarillos tienen nueve puntos más (justo los que quedan por jugarse) y el goal-average a su favor. El Roquetas empató contra el Sevilla Atlético: se queda a siete puntos del Cádiz. Si los amarillos consiguen mantener la distancia al término de la próxima jornada, descartará definitivamente a los almerienses.

La sorpresa mayor la protagonizó el San Roque Lepe, que empató, en el último minuto, contra el Estepona. Los onubenses se quedan con sesenta puntos: tres menos que el Cádiz, aunque cuentan con el goal-average a su favor. Se ha abierto hueco justo en una jornada en la que Jose González dudaba de que se produjera esta posibilidad. Las dos últimas plazas por el ascenso parecen cosa de tres: Cádiz, Melilla y San Roque Lepe.

Muy peligroso será el próximo encuentro ante el filial del Sevilla. Es un rival herido, que ha perdido comba en las últimas jornadas. Un rival grande, difícil, que cuenta con la dupla más realizadora del Grupo IV. Por lo pronto, se afrontará el partido contra el filial sevillista sin bajas por sanción, quedando la duda de si se podrá contar con Juanse y con Serrano. Para mí, si el Cádiz sale airoso del envite, contará con muchas posibilidades de afrontar la tan temible última jornada en campo del Melilla sin excesivas preocupaciones.

La racha actual del equipo invita a ser optimista. Cinco partidos sin perder, encadenando cuatro partidos con victoria, de las cuales tres han sido sin encajar ni un solo tanto. El equipo ha recuperado la solidez defensiva, gracias al retorno de Pedro Baquero y al buen hacer de Álvaro Campos bajo palos. También ha conseguido recuperar el olfato goleador, algo importante para este tramo final de competición. Enrique llega enchufado, batiendo sus marcas en el club. Pachón ha vuelto a ver puerta, igual que Antonio Moreno. Carlos Caballero va a más y ya suma varias actuaciones destacadas. La afición vuelve a respirar tranquila y a confiar en el equipo.

Ante el Puertollano el Cádiz realizó un partido muy serio, siendo muy superior a su rival. Con el once gala, con la recuperación de Álvaro Silva tras un mes alejado de los terrenos de juego (su último partido fue cuando se produjo la última derrota del equipo, contra el Écija) y buscando desde el primer minuto la portería rival. No logró marcarle antes por el buen hacer de Nacho, muy inspirado en todas sus acciones. A pesar de esto, el Cádiz ganó. Una inyección más de moral para lo que se avecina, que no es moco de pavo: Sevilla Atlético, Roquetas y Melilla.

Link

domingo, 24 de abril de 2011

Antonio Moreno y Nacho protagonistas

Entró en el segundo tiempo sustituyendo a José Miguel Caballero. Más madera. La premisa era clara. Con el Melilla ganando por la mínima su compromiso contra el Poli Ejido, al Cádiz el empate no le servía para nada. Por ello, Antonio Moreno pasó a formar pareja atacante con Pachón, desplazándose Carlos Caballero al centro del campo.

El equipo, a pesar de intentarlo, no había podido superar al cancerbero del conjunto industrial. Nacho se había mostrado imbatible, insuperable, enorme. Paró todo lo que llegó a su portería, evitando goles cantados. Como el que pudo haber marcado Caballero en el primer minuto. Como el que pudo haber marcado Álvaro Silva. Como el que pudo haber marcado, nuevamente Caballero de falta. O López Silva. Ninguno había podido con el portero del Puertollano, que mantenía con vida a su equipo.

Por ello, Jose González decidió jugarse el todo por el todo, con dos delanteros sobre el campo. Y Antonio Moreno, que regresó la pasada jornada al equipo tras varias lesiones inoportunas y que, además, había conseguido superar su maleficio con el gol, cumplió con creces. Fue el gran protagonista del partido a pesar de no haber marcado ninguno de los tantos cadistas. Porque, si bien es cierto que Moreno no marcó, no es menos cierto que sin él, ninguno de los dos goles hubiera llegado.

En el minuto sesenta y cuatro, Moreno recibió dentro del área y, cuando buscaba encarar al inexpugnable Nacho, fue derribado. El colegiado no lo dudó y señaló la pena máxima. Carlos Caballero, autor esta temporada de un gol de penalti en San Pablo, cogió el balón y asumió la responsabilidad. El madrileño no dudó y engañó por completo a Nacho, bestia negra del Cádiz en el partido. El cancerbero se tiró a la derecha y Caballero disparó al lado contrario.

Después de que Pachón estuviera a punto de anotar el segundo gol del partido, fue sustituido por Álvaro Jurado. Esto dejó a Moreno como única referencia en ataque del Cádiz. Y otra vez volvió a provocar una pena máxima. Fue derribado dentro del área por Pelegrina. Quiso tirarlo, pero al final acabó haciéndolo Enrique. El extremeño, con números históricos esta temporada, superó a Nacho, del mismo modo que antes lo había hecho Caballero.

Antonio Moreno no pudo marcar, pero su concurso fue fundamental. Tanto él como Pachón dieron un buen rendimiento contra el Puertollano. Importante para el equipo que los arietes lleguen enchufados al tramo final de competición. No sólo para asegurar una plaza en el play-off, sino para el posterior concurso en las eliminatorias para el ascenso. Pachón y Moreno son dos jugadores con el gol entre ceja y ceja: que lleguen en forma y con confianza es una gran noticia.

Para Antonio Moreno, una actuación como la de esta jornada es fundamental: si ya de por sí era bueno que viera puerta la jornada anterior, mejor es que se sienta protagonista, que sea quien termine de decantar y solventar un partido que se había complicado por el buen hacer de Nacho.

Link

El Cádiz gana de penalti

Dos penaltis sobre Antonio Moreno en el segundo tiempo le valen al Cádiz para doblegar a un correoso Puertollano. Carlos Caballero y Enrique fueron los artífices del triunfo, tras materializar las penas máximas. Cuarta victoria consecutiva del Cádiz.

El Cádiz recibía al Puertollano, flamante campeón de la Copa Federación en una jornada propicia, pues la mayoría de los perseguidores de los gaditanos se habían dejado puntos en sus respectivos encuentros. Además, los tres puntos supondrían igualar la mejor racha de victorias de la temporada. Para el Puertollano ganar también era importante: aún podía aspirar a lograr una plaza para la próxima Copa del Rey.

Jose González pudo recuperar para este partido a los sancionados Baquero y Pachón, además del lesionado Álvaro Silva, que regresaba tras cuatro semanas alejado de los terrenos de juego. De esta forma, sobre el césped de Carranza saltaron Álvaro Campos en la portería; Cifuentes, Álvaro Silva, Baquero y Raúl López en la línea defensiva; Moke y Jurado en el doble pivote; Enrique y Juanse Pegalajar en los extremos; Caballero en la mediapunta y Pachón en la delantera. El Cádiz saltó al terreno de juego con su indumentaria habitual; el Puertollano jugó completamente de naranja.

En el primer minuto llegó la primera ocasión de gol del Cádiz. Carlos Caballero recogió el rechace de una falta y disparó buscando sorprender a Nacho, que solventó el lanzamiento con una intervención de mucho mérito. En la siguiente jugada, Juanse Pegalajar tuvo que ser atendido tras haber recibido una dura entrada de un jugador del Puertollano. El Cádiz había salido mucho mejor que el Puertollano: quería la pelota y jugaba buscando la portería rival. Además, presionaba muy arriba la salida del balón del conjunto industrial. El Puertollano, por su parte, se mostraba excesivamente duro a la hora de robar balones, realizando varias faltas Aridani, muy revolucionado en el inicio.

Addison fue quien dispuso de la primera ocasión peligrosa del Puertollano, tras cabecear pasado un centro de Encinas que había superado a Álvaro Campos. Fue una jugada aislada, pues el peligro solía llevarlo el Cádiz: tanto Caballero como Enrique realizaron centros peligrosos al área del Puertollano, que se defendía como podía. El Cádiz procuraba recuperar el balón y dárselo pronto a los jugadores de las bandas. Aún así, le costaba a los jugadores cadistas encontrar huecos entre la defensa castellano-manchega. El Puertollano corría mucho detrás del balón, realizando un gran esfuerzo físico para frenar a su rival.

Nacho salva al Puertollano

En el minuto veinticinco Jose González se vio obligado a sustituir a Juanse Pegalajar, que seguía con molestias tras el choque que tuvo en el comienzo del partido. Su sustituto fue López Silva. El Cádiz tenía el balón, pero le costaba llegar al área del Puertollano. José Miguel Caballero tuvo que ser atendido tras recibir una dura entrada en el centro del campo. El chiclanero reingresó en el terreno de juego, pero se mostraba con problemas. A punto estuvo de marcar el Cádiz tras un buen centro de Enrique que fue rematado por Álvaro Silva, que intentó superar por alto a Nacho, que a una sola mano despejó el peligro a saque de esquina. Nacho volvió a mostrarse providencial en un buen disparo de López Silva desde la frontal. Álvaro Silva fue el primer jugador que amonestó el madrileño Pizarro Gómez, tras hacerle una entrada a Encinas, jugador más destacado del Puertollano en el primer tiempo. Dos minutos después Aridani fue amonestado.

Por culpa de tantas faltas el partido perdió el ritmo: se había convertido en una sucesión de entradas del Puertollano cortando el juego cadista. Tampoco ayudaba el colegiado a la hora de acabar con esta situación, pues no mostraba tarjetas a entradas merecedoras de ellas. Cada vez que un futbolista del Cádiz intentaba llegar al área contraria, acababa en el suelo. En una de estas faltas (dura, realizada sobre López Silva) Carlos Caballero estuvo a punto de marcar: su lanzamiento superó a la barrera, pero Nacho, con dos manos, logró despejar a corner. El guardameta del Puertollano se estaba convirtiendo en el jugador más destacado del primer período.

Moke probó fortuna en los minutos finales del primer tiempo, pero su disparo acabó yéndose a saque de esquina tras ser despejado por Raúl Aguilar. Hasta ocho saques de esquina botó el Cádiz en el primer acto. El primero del Puertollano en el partido llegó en el tiempo de descuento, estando cerca del gol Pomar. Con empate sin goles se llegó al descanso en el Ramón de Carranza.

Tras la reanudación, Carlos Caballero llegó a pisar el área del Puertollano. Una buena oportunidad para disparar a puerta, pero el madrileño optó por intentar asistir a Pachón y a López Silva. La ocasión se perdió, pues el pase fue cortado por Pelegrina. Un minuto después José Miguel Caballero pudo marcar tras un saque de esquina, pero los zagueros del Puertollano lo sacaron bajo palos. Fue un buen arranque del Cádiz, que no se conformaba con el empate.

Los amarillos llegaban continuamente al área rival, pero el Puertollano se defendía con esmero, tratando de cerrar huecos. Pizarro Gómez amonestó a López Silva después de que el onubense derribara a Encinas, que le había ganado la posición. Tras esta jugada se realizaron cambios en ambos equipos: en el Puertollano, Xisco entró por Nando; en el Cádiz, Antonio Moreno entró por José Miguel Caballero. De este modo, el Cádiz pasó a jugar con dos delanteros.

Dos penaltis

El Puertollano llegó con peligro al área cadista, a los sesenta y tres minutos de juego, en un disparo de Pomar, que acabó siendo despejado de puños por Álvaro Campos. Fue la primera llegada al área del conjunto industrial en todo el segundo tiempo. Tras esta jugada, Pizarro Gómez señaló penalti favorable al Cádiz, después de que Antonio Moreno fuera derribado dentro del área cuando estaba de espaldas a la portería. Sin dudarlo, Carlos Caballero asumió la responsabilidad del lanzamiento. Y no falló. Superó al insuperable Nacho, que se tiró a la derecha, mientras que el balón acabó alojándose junto al poste izquierdo.

Tras el gol, el Puertollano, que había mostrado síntomas de agotamiento durante todo el segundo tiempo, se estiró más en busca del empate. Jacobo Maestre movió ficha, quitando a Pomar para darle entrada a Javi Gómez: quitó a un lateral para que jugara un delantero. El arreón posterior al gol del Puertollano no tuvo continuidad: pronto el Cádiz volvió a controlar el partido y a disfrutar de llegadas al área rival, muchas veces propiciadas por errores propios de los zagueros industriales. Pizarro Gómez amonestó a Moke y a Enrique, esta última en una jugada sin sentido. También vio la amarilla Olmo. Jose González realizó su último cambio: quitó a Pachón e introdujo a Álvaro Jurado. Antes de ser sustituido, Pachón dispuso de un gran remate de cabeza, que fue desbaratado una vez más por Nacho, que envió a corner.

A diez minutos del final, Pelegrina derribó dentro del área a Antonio Moreno. Pizarro Gómez no lo dudó y volvió a señalar la pena máxima, amonestando al infractor. El lanzador, esta vez, no fue Carlos Caballero, sino Enrique. Fue una decisión que no gustó a la grada, pues también lo pidió Antonio Moreno. Nada pudo hacer Nacho, inexpugnable desde cualquier lugar menos desde los once metros. Volvió a tirarse a la derecha y Enrique, al igual que Caballero, lo tiró a la izquierda. 2-0.

En el minuto ochenta y cuatro Jacobo Maestre agotó sus cambios: entró Juanfri por Aridani. Los minutos finales pasaron sin que nada ocurriera. El Cádiz acabó doblegando al Puertollano, gracias a dos penaltis bien pitados por el colegiado. Cuarta victoria consecutiva de los hombres de Jose González, que la próxima jornada visitarán al Sevilla Atlético.

Link

sábado, 23 de abril de 2011

Entrevista a Pelegrina, defensa del Puertollano

Jorge Pelegrina Linares (Adra, 23-04-1984) estará en Carranza para medirse al Cádiz. El jugador del Puertollano es un fijo en los esquemas de Jacobo Maestre. Reconociendo que la temporada no ha sido fácil para su equipo, se muestra satisfecho por lo conseguido por el Puertollano hasta la fecha, superando las adversidades. El abderitano concede esta entrevista a Cadistasfinos.com.

¿Cómo llega el Puertollano al partido en el Ramón de Carranza?

Llegamos con muchas ganas de hacer un gran partido en un campo en el que a todo el mundo le gustaría jugar como es el Carranza. Sabemos de las dificultades, pero somos profesionales e intentaremos quedar lo más arriba posible.

¿Cómo ve al Cádiz? ¿En qué ha cambiado desde que se vieron las caras en la primera vuelta?

Al Cádiz lo veo como un gran equipo, al que sí que es verdad que pensaba verlo peleando por ganar el campeonato. Han cambiado sobre todo como conjunto y eso les ha hecho mejorar mucho.

Para usted, ¿dónde estuvo la clave del 0-2 de la primera vuelta?

La clave del partido de ida fue que salieron muy bien en el plano defensivo, muy concentrados y sin fallos; a la vez saliendo muy bien a la contra cuando recuperaban el balón. Aprovecharon muy bien sus oportunidades y sin hacer un partido brillante fueron justos vencedores.

¿Le preocupa algún futbolista en especial del Cádiz?

La verdad es que tiene tantos grandes jugadores que no puedes quedarte con uno, me preocupa el conjunto en general.

A principio de competición el Puertollano parecía estar llamado a estar más arriba en la clasificación. ¿Qué ha propiciado que el equipo no haya podido despegar?

Hemos tenido muchos problemas desde que empezó la temporada, siendo el aspecto económico el más importante. Después tuvimos bajas muy importantes y, bueno, ante tantas adversidades creo que salvando la categoría y siendo campeones de Copa Federación va a ser una temporada positiva para nosotros. Es evidente que teníamos una plantilla para conseguir algo más importante, pero hemos arrastrado un lastre importante desde que comenzó la temporada.

Recientemente lograron la tercera Copa Federación en la historia de la entidad. ¿Qué recuerda de la final contra el Lemona? ¿Y de la competición en general? ¿Con qué se queda una vez acabado el torneo?

De la final recuerdo ver a mi equipo ser un equipo de verdad. Fue un partido perfecto, ya que remontar la eliminatoria era muy complicado. De la competición, pues bueno, una vez eliminados de Copa nos propusimos ser campeones: había rivales dignos y creo que salir campeón fue una alegría para todos. Me quedo con ver la alegría que había dentro del vestuario, que después de una temporada tan complicada por todo este vestuario se merecía una alegría así.

En la temporada 2005-2006 debutó en Segunda División con el Almería, de la mano de Paco Flores. ¿Qué significó para usted jugar en el equipo de su tierra? ¿Qué destacaría de aquel año y de Paco Flores?

Jugar en Almería fue lo mejor que pasó en mi vida de futbolista: jugar en Segunda División y encima en el equipo de mi tierra fue lo más grande que me pasó. Paco Flores me lo dio todo: hacerme debutar con ese gran equipo y encima de titular fue algo increíble para mí. Aprendí mucho de él y fue una lástima que marchara de Almería, ya que él tenía mucha confianza en mí.

Pasó dos temporadas en el Águilas murciano, donde llegó a ser capitán. ¿Con qué se queda de aquella experiencia en su carrera?

En Águilas pasé dos grandes años, empezaba a curtirme en Segunda B y allí aprendí mucho también tanto de Miguel Rivera como de Anquela, dos grandes entrenadores.

Antes de recalar en el Puertollano estuvo en las filas del Pontevedra. ¿Qué falló para que el conjunto gallego no pudiera luchar por el play-off?

A Pontevedra llegaba con mucha ilusión: un equipo con mucha solera en Segunda B y que llevaba muchos años jugando play-off, que sin duda fue la razón por que marché para allí. Fue un año complicado también en el aspecto económico y bueno, teniendo una gran plantilla, en los últimos partidos se nos fue el play-off.

¿Qué entrenador le ha influido más a lo largo de su carrera? ¿De qué compañero ha podido aprender más?

He tenido grandes entrenadores, pero me marcaron mucho Paco Flores y Anquela. Aprendí mucho de ellos y qué decir de sus trayectorias: Paco Flores entrenó mucho tiempo en Primera y Anquela próximamente estará también, porque su trabajo en Alcorcón está siendo increíblemente bueno. He aprendido de muchos compañeros, a todos les intentaba coger lo mejor. Si tuviese que quedarme con uno, sería con Carlos García, del Almería, que siempre estaba encima mía para ayudarme.

Ya lleva tiempo en esto. ¿A qué futbolista del Grupo IV de esta temporada cree que pronto veremos en Primera? Díganos un nombre.

Diría Rodri, pero ya casi está. Yo veo claramente a Luis Alberto con unas condiciones terribles para estar en Primera.

Llegado al tramo final de competición empieza a hablarse de las primas a terceros… ¿Qué opina de ello?

El tema de las primas siempre va a existir en el mundo del fútbol. Siempre que sean por ganar a mí personalmente no me parecen mal, pero el fútbol cada vez se está poniendo peor y ya no hay dinero ni para primas.

¿Quiénes cree que acabarán disputando el play-off a final de temporada?

Me gusta el San Roque como conjunto, pero creo que al final serán Murcia, Sevilla Atlético, Cádiz y Melilla los que jugarán el play-off.

Link

viernes, 22 de abril de 2011

El rompecabezas de la defensa del Cádiz

José Serrano se lesionó a los ocho minutos contra el Jumilla. Tuvo que ser sustituido de inmediato por Álvaro Jurado, pasando a ocupar su puesto en el centro de la zaga Moke. La lesión del central sevillano, una microrotura fibrilar, le obligará a estar en el dique seco entre siete y diez días. El tercer central del equipo que cae lesionado en los últimos meses. Antes que él, cayeron Pedro Baquero y Álvaro Silva.

Álvaro Silva cayó lesionado tras el partido contra el Écija, no estando disponible para recibir al Lucena (partido que de todos modos se hubiera perdido por haber sido expulsado en San Pablo) Se esperaba que el tiempo de recuperación del jiennense fuera de cuatro semanas, que ya han expirado. Se duda de su participación este fin de semana contra el Puertollano, aunque aún no se le descarta definitivamente. Esto deja a Pedro Baquero (el central que más tiempo ha estado lesionado) como el único zaguero disponible para recibir al equipo industrial.

Jose González tiene ante sí un problema en caso de que Álvaro Silva no esté plenamente recuperado. En los últimos encuentros en los que algún central ha estado ausente por lesiones o sanciones tuvo que jugar el canterano Rubén Díaz. Fue ante el Lucena (en aquel caso no se pudo contar ni con Baquero, que salía de su lesión, ni con Álvaro Silva) y el Jumilla (faltaron Baquero, sancionado, y Álvaro Silva, lesionado) y el central del filial realizó un gran trabajo. A pesar de esto, parece que el entrenador amarillo está probando con Wilfried Moke en el centro de la zaga. Una posición en la que ya jugó el jugador en Francia, y en la que tuvo que desempeñarse ante el Jumilla tras la lesión de Serrano. Así pues, la gran duda está en si Moke o Rubén Díaz acompañarán a Baquero si la baja de Silva se confirma.

En vista de los resultados obtenidos esta temporada cuando se han hecho experimentos en la zaga, casi sería recomendable optar por que jugara Rubén Díaz. En cuatro partidos ha jugado algún futbolista al que no le correspondía en la línea defensiva, o asumiendo tareas en dicha faceta que no eran propiamente suyas. Dos derrotas, una victoria y un empate ha sido el bagaje tras los “experimentos”. El primero acabó en un rotundo fracaso: fue en el Municipal de Santo Domingo, contra el Poli Ejido. Vidakovic alineó a Diego Reyes en el lateral derecho en sustitución del ausente Cifuentes, dejándole a Raúl López el lateral zurdo. Extrañó que el técnico cambiara de banda a Reyes, pudiendo contar con Pecci, del filial. La dupla de centrales la compusieron en aquel partido Álvaro Silva y José Serrano. El Cádiz acabó perdiendo 3-2.

El segundo experimento salió mejor. Fue en Puertollano. En aquel entonces, el Cádiz contaba con sus tres centrales en plenitud de condiciones. Para suplir la baja del lesionado Raúl López, Jose González decidió alinearlos a los tres: Silva y José Serrano formaron en el centro y Pedro Baquero acabó en el lateral izquierdo. Sorprendió esta decisión, pues en el equipo estaba (sin problemas aparentes) Diego Reyes. El Cádiz ganó 0-2, jugando a un gran nivel y mostrándose serio atrás.

Peor suerte tuvo el equipo dos jornadas más tarde, cuando Jose González repitió el experimento. Volvió a probar con los tres centrales, dejándole a Baquero el lateral izquierdo en lugar de a Diego Reyes (que sí jugó una semana antes en Carranza contra el Sevilla Atlético) El rival fue el Roquetas, que acabó ganando por la mínima gracias al gol de Pallarés.

En La Constitución de Yecla se vivió el último experimento. Sin Cifuentes, Jose González optó por dejarle el lateral derecho a Velasco, que formó en una línea defensiva completada por Raúl López en el lateral zurdo y por Serrano y Álvaro Silva en el centro. El Cádiz acabó empatando gracias al gol de Antonio Moreno, en un partido que se recordará por la lesión de Dani Miguélez.

Es el rompecabezas de la defensa del Cádiz. En lo que llevamos de temporada, el equipo ha probado con diez líneas defensivas diferentes. La más repetida ha sido la compuesta por Cifuentes, Álvaro Silva, Baquero y Diego Reyes: un total de nueve partidos. La última vez que esta línea defensiva jugó fue contra el Melilla en el Ramón de Carranza. Le sigue la línea compuesta por Cifuentes, Serrano, Baquero y Raúl López: seis partidos.


Como curiosidad, en ninguno de los tres partidos en los que ha jugado de inicio en la defensa un futbolista del filial ha acabado perdiendo el Cádiz. El primero de ellos fue en el estreno de Jose González contra el Caravaca, jugando Pecci en sustitución de Cifuentes. El Cádiz ganó por la mínima. El segundo, fue en la segunda vuelta, en Carranza y contra el Lucena, produciéndose el debut de Rubén Díaz. El Cádiz acabó empatando. El último encuentro con un canterano en la zaga de inicio fue en la pasada jornada, donde el Cádiz, con Rubén Díaz, consiguió ganar en Jumilla.

Hay, por tanto, varios frentes abiertos. ¿Llegará Álvaro Silva? En caso de que no, ¿jugará Rubén Díaz? ¿Jugará Moke en el centro de la defensa? En ese caso, ¿podrá el equipo resarcirse de los malos resultados cada vez que se han hecho experimentos atrás?

Link

jueves, 21 de abril de 2011

Entrevista a Jacobo Maestre, entrenador del Puertollano

“TENEMOS OPCIONES DE JUGAR LA COPA DEL REY Y PASAN POR GANAR EN CÁDIZ”

Óscar Jacobo Maestre Cornejo (Puertollano, 18-03-1975) es el entrenador del próximo rival del Cádiz. El técnico más joven del Grupo IV ha dirigido a un conjunto industrial que ha tenido que compaginar esta temporada dos competiciones, logrando el éxito de la Copa Federación. Con la mente puesta en la clasificación para la próxima Copa del Rey, sus opciones para lograrlo pasan por ganar en Carranza. Antes del encuentro atiende a Cadistasfinos.com.

¿Cómo se prepara un partido como el que tendrán que disputar contra el Cádiz?

De la misma forma que analizamos el resto de partidos, visualizamos distintos vídeos del equipo rival y a raíz de ahí sacamos los aspectos positivos y negativos, y desarrollamos plan semanal de trabajo.

¿Cómo llega el Puertollano a este encuentro?

Con una motivación extra, ya que es un escenario de privilegio el jugar en este estadio y contra este equipo, y más en este momento donde el Cádiz se juega meterse en play-off.

¿Llegarán Valdivia y Raúl Medina al partido en el Ramón de Carranza?

Esperemos que lleguen, son dos jugadores importantes dentro del equipo.

Su equipo sólo ha ganado un partido como visitante esta temporada, ¿espera romper la racha en el Ramón de Carranza? ¿Por qué existe tanta diferencia en cuanto a resultados entre los partidos jugados en su estadio y los jugados fuera?

No se trata de romper la racha; la racha se rompió en San Roque. En los últimos partidos fuera de casa el equipo se ha mostrado muy sólido, incluso contra el Sevilla Atlético, que hizo una buena primera parte, hasta que empezaron a llegar las expulsiones. En Lemona el equipo hizo el partido más completo de toda la temporada. De todos los partidos fuera de casa deberíamos llevar entre tres y cuatro victorias más de las que llevamos hasta ahora, pero por una cosa o por otra se nos han escapado. En casa somos un equipo muy difícil de ganar, creo que es más psicológico. Deberemos de analizar esta situación para que en la próxima temporada tengamos más regularidad con las victorias fuera de casa.

¿Qué conclusiones sacó del partido de la primera vuelta? ¿Qué le pareció el Cádiz en aquel momento?

Fue un partido en el que el Cádiz vino a esperar las oportunidades que tuviera, estar bien organizado y esperar algún error nuestro para intentar meter gol. Y así lo hizo. Esta vez será distinto, estoy convencido: el equipo está muy motivado y sabe que tenemos opciones de meternos en Copa del Rey y pasan por ganar en Cádiz.

¿En qué ha cambiado el Cádiz desde aquel encuentro a ahora?

En solidez defensiva, en orden, en la calidad de cada uno de sus jugadores…

¿Le preocupa algo del rival?

El conjunto en general.

A principio de temporada se hablaba de que el Puertollano podía estar más arriba en la clasificación. Para usted, ¿qué ha impedido que el equipo luchara por algo en este tramo final de competición?

Hemos tenido muchos problemas a lo largo de la temporada: se han fichado muchos jugadores, que necesitaban un tiempo para acoplarse. También, problemas económicos, más lesiones de la cuenta con un período largo de recuperación, la marcha de tres jugadores en el mes de diciembre, la Copa Federación… Piensa que en lo que llevamos de temporada en 2011 el equipo ha jugado veintitrés partidos, con lo que conlleva los viajes largos; hemos estado durante cuatro meses jugando jueves y domingo, con una semana de descanso en medio y eso se tiene que notar a lo largo de la temporada. Todos los objetivos marcados los hemos cumplido a pesar de las dificultades que hemos tenido. No se les puede pedir más a estos jugadores. Ahora vamos a intentar rematarlo quedando lo más arriba posible en la clasificación.

¿Cuál ha sido la mayor dificultad que han tenido que afrontar hasta la fecha?

Cuando decidimos que nos íbamos a encerrar, pero ese tema ya está olvidado y solo queda pensar en los cuatro partidos que nos quedan y disfrutar del partido del domingo.

¿Qué significó para ustedes ganar la Copa Federación? Llegaron a la vuelta de la final con una clara desventaja, pero lograron endosarle un 1-4 al Lemona en su estadio. ¿Dónde radicó el éxito del equipo?

A nivel individual un éxito importante, ya que no se consigue un éxito como el que hemos conseguido siendo uno de los entrenadores más jóvenes de la categoría: piensa que he sido el entrenador más joven de momento en ganar la Copa Federación y eso es un orgullo y te da fuerzas para seguir trabajando. A nivel colectivo, orgulloso por los jugadores porque es importante este título, es como la Copa del Rey pero para el fútbol más modesto. La victoria radicó, en creer que se podía, en creer que era la única oportunidad que teníamos de hacer algo esta temporada, en creer que nos merecíamos ganar la final por todo lo vivido durante el año. En estar unidos y convencidos de que se podía conseguir, que en fútbol hay que confiar hasta el último momento en tus posibilidades.

¿Cómo se gestiona una plantilla de Segunda B teniendo que afrontar dos competiciones?

Llevando una planificación muy estricta y combinando bien las cargas con los descansos.

Como entrenador, ¿cómo le gustaría que jugara su equipo? ¿En qué prefiere hacer mayor hincapié, en el aspecto defensivo o en el ofensivo?

Creo que hoy en día debe existir un equilibrio, tanto ofensivo como defensivo. Los dos aspectos deben de ser equitativos, está claro que cuanto más ataques más posibilidades tienes de meter gol y menos de que metan. Defensivamente, presionar en la salida de balón, e intentar robar el balón lo más lejos de mi portería. Ofensivamente me gusta que el equipo disfrute teniendo el balón, que no se precipite, que tenga posesiones largas, combinadas con acciones rápidas de juego directo. Este juego sólo lo hemos podido conseguir a largo de la temporada en seis partidos: el Murcia en Copa del Rey, Sevilla Atlético, Ceuta, Lemona, Melilla y Polideportivo Ejido.

¿Cómo ve la situación en la parte alta del Grupo IV? ¿Quiénes cree que jugarán el play-off?

Muy igualada. Creo que jugarán el play-off el Murcia y Sevilla Atlético. Las otras dos plazas para Cádiz, Melilla o San Roque.

¿Y en la parte baja?

Los que están ahora mismo, Jumilla, Yeclano, Estepona y Lorca.

Desde Cadistasfinos.com le proponemos un juego: ¿cuál sería su once ideal del Grupo IV?

Alberto (portero), Morillas (lateral izquierdo), Amaya (central), Olmo (central), Ormazábal (lateral derecho), Medina (medio centro), Cañadas (medio centro), Luis Alberto (extremo izquierdo), Pedro (extremo derecho), Chando (delantero) y Rodri (delantero)

¿A qué aspira el Puertollano de aquí a final de temporada?

Intentar estar lo más arriba posible en la clasificación.

Link

Llega el Puertollano

La próxima jornada el Cádiz tendrá que medirse al único conjunto castellano-manchego del Grupo IV: el Puertollano. Cerrará así la “gira” contra equipos de fuera de Andalucía, tras jugar contras tres clubes murcianos antes de recibir al equipo industrial. El Puertollano, que parecía llamado a acabar más arriba en la clasificación final, parece que tendrá que conformarse con acabar en la mitad de la tabla. Los problemas económicos y las lesiones han lastrado su trayectoria. También, la Copa Federación.

Ese torneo que disputan los equipos de Segunda B y Tercera que no han logrado plaza para la Copa del Rey o que no superaron la primera eliminatoria. Un torneo que nadie en Cádiz quería jugar, siendo obligatorio para ello eliminar al Parla en la primera eliminatoria de la Copa del Rey, disputada el pasado mes de agosto. El Cádiz cumplió y continuó en el torneo del k.o. El campeón de esta edición ha sido el Puertollano, que consigue colocarse como el “rey” del torneo, tras sumar su tercer entorchado.

Los castellano-manchegos llegaron a la Copa Federación tras haber caído eliminados en la primera ronda de la Copa del Rey por el Real Murcia. Al final del partido se llegó con empate sin goles, siendo necesaria la tanda de penaltis para dilucidar qué equipo lograba el pase. Desde los once metros, los pimentoneros tuvieron más acierto y con un 0-3 eliminaron al Puertollano, que se veía obligado a jugar, de esta forma, “su” competición.

Los dieciseisavos de final se disputaron entre el veintitrés de noviembre y el ocho de diciembre de 2010. El rival del Puertollano fue el Parla. Los parleños se hicieron fuertes en Los Prados, su estadio, pues consiguieron empatar sin goles. Sin embargo, nada pudieron hacer en la vuelta, disputada en Puertollano: 3-1 fue el resultado. Se adelantó el Puertollano gracias a un gol de Addison, pero el Parla puso las tablas en el marcador por mediación de Edgar. Sin embargo, antes del descanso Addison volvía a darle la ventaja a los locales, que sentenciaron gracias a un gol de Olmo en el minuto cincuenta y nueve.

En octavos el rival del Puertollano fue el Ronda, que le pusieron las cosas muy difíciles: el global de la eliminatoria finalizó con 3-2 favorable a los castellano-manchegos. La ida se disputó en Ronda, acabando con empate a uno (goles de Sergio Castillo –que adelantó al Ronda- y de Nando) La vuelta, jugada el veinte de enero de 2011, fue favorable para el Puertollano, que acabó imponiendo su ley en la prórroga. Los noventa minutos reglamentarios volvieron a finalizar con empate a un gol (Javi Gómez y Salva marcaron) En la prórroga, un gol de Aridani desniveló la balanza.

En cuartos de final el Puertollano eliminó al Ontinyent, gracias al valor doble de los goles fuera de casa. Por la mínima venció en el Ciudad de Puertollano, gracias al gol de Xisco, con la inestimable colaboración del portero valenciano, que introdujo el balón en su propia portería tras el centro del jugador azulón. El Puertollano llegó a desperdiciar un penalti a los once minutos. La vuelta fue más comprometida: acabó perdiendo 2-1. Se adelantaron los locales merced a un penalti transformado por Rubio. Empató Javi Gómez tras la reanudación, pero Rubio volvió a adelantar al Ontinyent. Un Ontinyent que tuvo al alcance de la mano la clasificación, pero que no lo pudo conseguir por culpa de Nacho, guardameta del Puertollano, que blocó otra pena máxima.

Las semifinales de la Copa Federación fueron algo más plácidas para el Puertollano. Su rival fue el Arandina (que accedió tras la eliminación del Alavés por alineación indebida) Un gol de Addison dio ventaja al Puertollano en la ida. En la vuelta, disputada en Aranda de Duero, el Puertollano logró imponerse por 1-2, gracias a los goles de Encinas y Valdivia.

La final la jugó contra uno de los gallitos del Grupo II de Segunda B: el Lemona. La ida de la final se jugó el treinta y uno de marzo en Puertollano. Ganó el Lemona por 0-2, dejando el torneo casi sentenciado. Sin embargo, en la vuelta, el Puertollano demostró casta y grandeza, goleando a los vascos 1-4. Addison tuvo una actuación estelar, siendo autor de dos goles, que igualaban la eliminatoria. Eneko, en propia puerta, daba la ventaja al Puertollano. El gol de la tranquilidad llegaría en el segundo tiempo, siendo su autor Pedro Díaz. En los minutos finales Orbegozo marcó para el Lemona, dándole emoción al partido. Sin embargo, el marcador no se volvió a mover y el Puertollano ganó la Copa Federación.

Por su actuación en este torneo, los castellano-manchegos han experimentado un mayor cansancio en la competición doméstica. No será un partido fácil, aún así, para el Cádiz, ya que el Puertollano, como el Jumilla, tiene en juego la honra y querrá cerrar la temporada con un triunfo en un escenario mítico del fútbol español.

Link

miércoles, 20 de abril de 2011

Entrevista a Rubén Díaz

“ESTOY MÁS CONTENTO PORQUE EN JUMILLA GANAMOS LOS TRES PUNTOS”

Rubén Díaz Menacho (Paterna de Rivera, 10-06-1989) tuvo la oportunidad de jugar en el once titular ante el Jumilla. Las bajas de Baquero y Álvaro Silva propiciaron que el canterano jugara su segundo partido en Liga con el primer equipo. Completó su primer partido entero y cuajó una buena actuación. El central concede esta entrevista a Cadistasfinos.com, en la que repasa sus vivencias en el primer equipo y la situación en el filial.

¿Cómo recuerda los días previos a su debut en Carranza contra el Lucena? ¿Cómo recuerda su actuación en el partido?

Durante la semana estuve entrenando con el primer equipo (ya lo venía haciendo semanas atrás) y yo veía la posibilidad de ir convocado, pero no me esperaba que fuese así. Llegó el viernes y el mister me comunicó que iba a salir de titular y para mí fue una sorpresa, porque aunque llevo mucho tiempo trabajando para esa oportunidad no me esperaba que fuera en ese momento y encima de titular. Salí del entreno el viernes y era el chico más feliz del mundo porque ese era un sueño que quería cumplir y se iba a hacer realidad. La noche del viernes estaba muy contento y el sábado después del entreno ya estaba deseando que llegara la noche y acostarme para que llegara el domingo. No me entraba ni la comida. Estaba nervioso, deseando de saltar al campo. Mi actuación en el partido: me fui satisfecho con mi trabajo, pero no contento porque el equipo no consiguió los tres puntos, que era lo más importante. Me encontré bastante bien durante el desarrollo del partido. Tanto los compañeros como el mister se volcaron conmigo y me ayudaron mucho y eso me dio mucha confianza. Me sentí bastante cómodo, aunque sí que es verdad que en la salida del balón me costó un poco por el hecho de jugar por la izquierda y no querer arriesgar mucho ya que era el primer partido y no tenía por qué complicarme. Me apoyé mucho en mi compañero José Serrano en este apartado.

Rubén, ha comentado que está más contento del partido de Jumilla que el de su debut. ¿Por qué?

Estoy más contento por el partido de Jumilla porque el equipo consiguió los tres puntos y en mi debut no fue así.

¿Sintió una mayor responsabilidad contra el Jumilla cuando se produjo la lesión de José Serrano?

Responsabilidad sentí la misma. Tenía que hacer mi trabajo estuviera junto a Serrano o junto a otro compañero. Fue junto a Moke y la verdad que nos sentimos bastante cómodos los dos. Él se adaptó rápido a la posición de central y la verdad que hizo un gran partido.

¿Qué destacaría de Jose González? ¿Cuál ha sido el mejor consejo que ha recibido de él o de algún compañero de la primera plantilla del Cádiz?

El mister es todo un profesional. Le echa muchas horas a su trabajo y así siempre le va a dar su fruto. Es un currante de esto. Siempre quiere más, no se conforma y eso es muy importante para el equipo. Ha sido muy valiente porque cuando ha tenido que tirar de cantera lo ha hecho sin ningún problema. Consejos recibo todos los días. Siempre aprendo algo nuevo de cada compañero. Han sido muchos los que recuerdo. Todos me dijeron que estuviera tranquilo, que no me iba a encontrar nada del otro mundo, pero recuerdo unas palabras que me dijo el mister antes de saltar al campo: "haz lo que haces en el Cádiz B, es un partido más y estate tranquilo". Eso me dio mucha confianza para saltar al campo.

Se ha enfrentado a los delanteros del Jumilla y del Lucena en Carranza. ¿Qué diferencias encuentra con los del Grupo X? ¿Más o menos era lo que esperaba?

Más o menos era lo que me esperaba. En el Lucena había bastantes futbolistas con los que ya me había enfrentado en Tercera. La única diferencia que hay es que el ritmo de partido de Segunda B es más alto que el de Tercera, por lo demás es todo más o menos igual. Me da lo mismo el delantero que tenga enfrente ya sea de Tercera, de Segunda o de Primera. Me da lo mismo.

¿Qué característica le gustaría tener de cada uno de los centrales del primer equipo? ¿Por qué?

De cada uno de ellos me gustaría tener lo mejor, pero si fuese así sería un central perfecto y eso es muy complicado. Pero si tuviera que elegir una de cada uno de ellos elegiría: de José Serrano el golpeo de balón. De Pedro Baquero su salida de balón y de Álvaro Silva su colocación.

Ya debutó con el primer equipo en Copa del Rey ante L’Hospitalet. ¿Sintió mayor responsabilidad el día del Lucena que en ese encuentro? ¿Cómo recuerda el debut con el Cádiz en el torneo del k.o.?

Responsabilidad la misma en todos los partidos pero sí que es verdad que el del Lucena era un partido más importante porque había en juego tres puntos que eran muy importantes para conseguir el objetivo que tenemos marcado. Bueno en competición oficial si que fue en Copa del Rey pero mi debut fue con el Sevilla en el Trofeo. Del partido de Copa tengo muy buenos recuerdos porque me salió un gran partido y conseguimos pasar de ronda.

¿Cómo ve la situación en el Grupo IV? ¿Cree que el Cádiz acabará jugando el play-off?

En el Grupo IV hay seis o siete equipos bastante buenos, pero es una Liga tan complicada que cualquiera te puede ganar. Estoy seguro de que el Cádiz se va a meter entre los cuatro primeros y va a jugar el play-off.

¿Cómo está su pueblo con usted? ¿Tiene ya fecha la Peña cadista "Rubén Diaz" de Paterna de Rivera?

Bueno en el pueblo hay mucha gente que me felicita, unos se alegran y otros no tanto. La peña cadista aún no tiene fecha (risas) No hay ninguna peña del Cádiz en mi pueblo.

¿Qué entrenador le ha marcado más en su proceso formativo?

Bueno he tenido tantos que de todos aprendí algo, de unos más y de otros menos, pero de todos me llevé algo positivo. A todos les agradezco todo lo que me enseñaron.

¿Cómo ve la situación en el Grupo X de Tercera División?

El Grupo X de Tercera está bastante apretado, tanto por arriba como por abajo. Es muy parecido al Grupo IV de Segunda B, hay seis o siete equipos que están por encima de los demás, pero por lo demás todos están parejos.

¿Cómo valora el cambio de entrenador en el Cádiz B? ¿Es positivo cambiar, a tan pocas fechas para el final, de técnico?

Ha sido un año bastante complicado, cargado de problemas y así es difícil trabajar; pero bueno soy de los que piensa que la culpa no es del entrenador, que los que jugamos somos los jugadores y somos nosotros los culpables, pero siempre se parte la cuerda por el mismo lado.

¿Cuál ha sido, para usted, el principal problema esta temporada en el Cádiz B?

Ha habido tantos problemas que no sabría cuál decirte. Pero uno de los grandes problemas ha sido la falta de jugadores. Por un problema o por otro hemos entrenado en muchos entrenamientos con doce, trece o catorce jugadores.

Pregunta obligada: ¿están los jugadores del filial en condiciones de dar el salto al primer equipo a corto-medio plazo? ¿A qué compañeros del Cádiz B ve usted con mayores posibilidades?

Yo pienso que hay jugadores que están preparados para dar el salto. Ya ha habido algunos a los que les han brindado la oportunidad y lo han hecho bastante bien, como es el caso de Diego o Pecci. No soy yo quien tiene que valorar el que está preparado o no, ya que yo soy uno más.

Después de haber sido el único central del filial en debutar esta temporada con el primer equipo, ¿dónde se ve la próxima temporada?

Por mi cabeza ahora no pasa la próxima temporada; ahora estoy bastante centrado en aportar mi granito de arena tanto al filial como al primer equipo para conseguir los objetivos marcados.

Link

Entrevista a Gerard Rovira, lateral del Puertollano

“LA COPA FEDERACIÓN ERA UNO DE LOS OBJETIVOS DE LA PLANTILLA”

Gerard Rovira López (Barcelona, 15-07-1988) llegará a Carranza esta jornada para medirse al Cádiz. Su equipo, el Puertollano, parecía llamado a estar más arriba en la clasificación. No ha sido una temporada fácil para él: acumula ciento setenta y seis minutos en Liga, por culpa de una lesión. Antes del partido, concede esta entrevista a Cadistasfinos.com donde repasa la actualidad del equipo y su trayectoria anterior.

¿Cómo afrontan el próximo compromiso contra el Cádiz? ¿Cómo puede hacerle daño el Puertollano al equipo cadista?

Lo afrontamos con la ilusión de jugar en un bonito campo como el Carranza, y con ganas de dar una buena imagen.

¿Cómo ve usted al Cádiz? ¿Qué destacaría del combinado gaditano?

Al Cádiz lo veo como un gran equipo de Segunda División B, pero creo, desde mi punto de vista, que ha dejado escapar puntos importantes.

Si tuviera que destacar una virtud del Puertollano, ¿cuál sería? ¿Por qué?

Como virtud del Puertollano destaco la solidez defensiva.

¿Por qué el Puertollano no ha podido competir este año por el ascenso? ¿Ha podido influir en ello el cansancio por la Copa Federación?

La Copa Federación ha sido uno de los factores por los que el equipo no ha podido luchar por el ascenso, ya que tampoco teníamos una plantilla muy larga y las lesiones también han influido.

¿Qué recuerda de la final de la Copa Federación contra el Lemona? ¿Qué significa para ustedes este torneo?

El de la final de la Copa Federación fue un día muy bonito, ya que ganarla era uno de los objetivos primordiales de la plantilla. Recuerdo mucho la celebración y la gran primera parte que realizamos.

¿Qué le atrajo del Puertollano? ¿No tenía ofertas de cerca de casa?

Puertollano me atrajo por su gran proyecto deportivo y porque antiguos compañeros me hablaron muy bien tanto del club como de la ciudad.

A nivel personal no ha sido una temporada fácil por culpa de una lesión. ¿Qué fue lo que más le costó para poder superarla? ¿Se sintió arropado por sus compañeros?

Fue una lesión muy dura, ya que tuve un par de recaídas y pasé muchos meses sin jugar. Tanto mis compañeros como mi familia me arroparon mucho.

Formado en las categorías inferiores del Espanyol, ¿qué aprendió en su tiempo en la cantera periquita? ¿Con qué jugadores que hayan dado el salto al fútbol profesional ha podido coincidir?

El Espanyol fue el que me crió como futbolista; pasé muy buenos momentos en sus categorías inferiores, que recordaré toda mi vida. He coincidido con Víctor Ruiz del Nápoles; con Baena, Javi Márquez y Javi López, entre otros del Espanyol B; con Jordi Gómez, del Wigan....

¿Cómo valora sus cesiones en el Ciudad Lorquí y Gavá?

Valoro las cesiones siempre positivas, ya que el Espanyol B bajó a Tercera División. Salir cedido fue una experiencia más en un equipo con gente más mayor y así seguir formándome como futbolista y cogiendo experiencia en esta categoría.

De los que juegan en su posición, ¿con qué futbolista del Grupo IV se queda?

Me gusta mucho Morillas, lateral izquierdo del Roquetas y también Amaya, del Murcia.

Es usted un futbolista joven y con experiencia en Segunda B, ¿confía en dar a corto-medio plazo el salto al fútbol profesional?

Trabajo diariamente para mejorar como futbolista y me marco objetivos a corto plazo.

¿Quiénes cree que jugarán el play-off a final de temporada?

El Murcia, Sevilla Atlético, Melilla y Cádiz harán la promoción.

¿Cómo valora la temporada que hasta el momento ha realizado su equipo? ¿A qué aspira el Puertollano de aquí a final de año?

Aspiramos a llegar lo más arriba posible en la Liga, y ganar los máximos partidos posibles. La temporada del Puertollano la valoro con un ocho.

Link

martes, 19 de abril de 2011

Un Cádiz de rachas

Con la victoria contra el Jumilla en el Municipal de La Hoya el Cádiz sumó su tercer triunfo de forma consecutiva. Iguala así su segunda mejor racha de victorias de la temporada. Tres triunfos seguidos, logrados en dos ocasiones anteriormente: de la jornada cuatro a la seis (con Vidakovic en el banquillo) y de la jornada veinticinco a la veintisiete. El récord de victorias de la temporada está al alcance de la mano, pues está en cuatro triunfos. Justo, coincide con el inicio de la tercera etapa de Jose González como entrenador del equipo, siendo Caravaca, Jumilla, Puertollano y Sevilla Atlético las “víctimas” cadistas.

Las cuatro rachas del Cádiz

Este Cádiz ha demostrado ser un equipo que funciona por rachas: o muy positivas o muy negativas. A continuación, repasaremos las cuatro grandes rachas positivas del equipo amarillo, que se han saldado con cincuenta y cuatro puntos.

De la primera jornada a la sexta

Fue el gran arranque del equipo, el que hacía presagiar que esta temporada iba a ser un “paseo”, que el equipo iba a lograr casi sin despeinarse el liderato del Grupo IV. Se caracterizó, a nivel táctico, por el trivote de Vidakovic. Una disposición táctica con la que se pretendía tener el dominio del cuero, pero con la que el equipo nunca terminó de arrancar. Se lograron algunos triunfos con mucho sufrimiento (como en la primera jornada o contra el Yeclano) y se empató con el Real Murcia. Fue el gran momento de Aarón Bueno, que se colocó como máximo goleador del Grupo IV gracias a sus seis goles. En total, dieciséis puntos de dieciocho posibles. El equipo acabó anotando catorce tantos, recibiendo cinco.

Jornada

Partido

Resultado

1

Cádiz-Jaén

2-1

2

Alcalá-Cádiz

0-3

3

Cádiz-Murcia

1-1

4

Almería B-Cádiz

1-3

5

Cádiz-Yeclano

3-2

6

Estepona-Cádiz

0-2


De la jornada catorce a la diecisiete

Tras la destitución de Vidakovic llegó Jose González. El gaditano inició su tercera etapa con muy buen pie, superando las tres victorias consecutivas que había logrado su predecesor al comienzo de la temporada. Cuatro partidos, cuatro victorias. El equipo respondió, dando una imagen seria y muy bien organizado atrás. Si en la primera etapa destacó como goleador Aarón Bueno, en esta fue Pachón el encargado de marcar: cuatro goles. El equipo consiguió doce puntos de doce posibles (segunda mejor racha de puntos de la temporada) tras marcar siete goles y sólo recibir uno.

Jornada

Partido

Resultado

14

Caravaca-Cádiz

0-1

15

Cádiz-Jumilla

2-0

16

Puertollano-Cádiz

0-2

17

Cádiz-Sevilla Atlético

2-1


De la jornada veintiuna a la veintiocho

Sin duda, la racha más larga del equipo sin conocer la derrota esta temporada: ocho partidos. Llegó justo después de la peor racha de derrotas de la temporada. El Cádiz consiguió acumular, gracias a victorias (de hecho, se igualaron las tres consecutivas del inicio liguero) y a empates, dieciséis puntos, los mismos que en el arranque de competición con Vidakovic. Y pudieron ser más puntos, pues el equipo acabó cediendo dos empates ante equipos a los que en la primera vuelta había sido capaz de derrotar, como el Almería B o el Yeclano. El Cádiz cosechó dieciséis puntos de veinticuatro posibles, marcando once goles y recibiendo cinco. El máximo goleador del equipo en esta fase fue Enrique, con tres dianas.

Jornada

Partido

Resultado

21

Cádiz-Alcalá

2-0

22

Murcia-Cádiz

1-1

23

Cádiz-Almería B

1-1

24

Yeclano-Cádiz

1-1

25

Cádiz-Estepona

2-1

26

Betis B-Cádiz

0-2

27

Cádiz-Poli Ejido

1-0

28

Ceuta-Cádiz

1-1


De la jornada treinta y uno a la treinta y cuatro

La racha actual, aún sin acabar. Comenzó con un empate en Carranza ante el Lucena, que fue el punto de inflexión tras dos derrotas seguidas. Tras este infructuoso punto ante el cuadro lucentino, el Cádiz ha acumulado tres derrotas consecutivas. Está a un pasito de igualar la racha de Jose González cuando llegó. El rival será el Puertollano, al que ya se derrotó a domicilio en la primera vuelta. El Cádiz ha conseguido, en estas cuatro jornadas, diez puntos de doce posibles. Ha marcado once goles y ha recibido dos. Precisamente este es un factor que invita al optimismo: el equipo ha recuperado el olfato goleador (Enrique y Pachón son los máximos goleadores en esta etapa, con tres tantos cada uno) y ha recuperado la solidez defensiva.

Jornada

Partido

Resultado

31

Cádiz-Lucena

1-1

32

Lorca-Cádiz

0-4

33

Cádiz-Caravaca

3-0

34

Jumilla-Cádiz

1-3

Google+ Badge