lunes, 31 de octubre de 2011

El gol de Juanjo

Minuto setenta y uno. David Ferreiro la tiene por la banda derecha, trata de adentrarse en el área, pero no lo consigue. El gallego se para, mira a la banda derecha y abre para De Coz, que llega desde segunda línea libre de marca. El lateral cadista controla, levanta la cabeza y pone un centro raso al corazón del área melillense. Ahí, Juanjo Serrano, encuentra el esférico y remata al fondo de las redes.

Era el 1-1 del Cádiz en el Álvarez Claro. El segundo gol de Juanjo con la camiseta cadista. Segunda jornada consecutiva en la que el delantero extremeño marca. Si importante fue el gol conseguido la jornada pasada contra el Almería B, más lo es este.

El de la pasada jornada abrió la cuenta goleadora de Juanjo, que llegó con la etiqueta de máximo goleador de Segunda B en la temporada pasada y no se pudo estrenar hasta la décima jornada. Un gol intrascendente para el resultado, pero liberador para el delantero. Llegó a decirlo Jose González a posteriori, en rueda de prensa. “Me alegro mucho por el gol de Juanjo porque como persona nos ha ganado a todos. Su aportación ha sido muy positiva y sabíamos que necesitaba el gol”.

Juanjo necesitaba goles y minutos. Lo primero, lo consiguió la jornada pasada. Y en esta volvió a demostrarlo. Lo segundo (los minutos) le llegarán tarde o temprano, más si continúa en esta línea de cara a la portería rival y Dioni Villalba sigue sin ver puerta. El malagueño, titular por segunda jornada consecutiva junto a Akinsola en ataque, apenas inquietó a los zagueros melillenses. Quién sabe si, ante el buen momento que está experimentando Juanjo, el de Calamonte juegue de titular contra el Badajoz en detrimento de Dioni.

Prácticamente en la segunda oportunidad que tuvo, Juanjo marcó. Un gol de nueve puro, dentro del área, a la espera de que le llegara el balón para morder. Un gol que instauraba las tablas en el Álvarez Claro, con veinte minutos de juego por delante. Un gol que podía cambiar la historia del partido. Por tanto, más importante que el de hace siete días en Carranza.

Le ha costado marcar, pero Juanjo ya supera las cifras de la temporada pasada a estas alturas. El año pasado, en el Guadalajara, tras once jornadas disputadas, el ariete sólo llevaba un gol: el conseguido en la primera jornada contra el Cerro Reyes. Después, una larga sequía de once jornadas sin marcar. Con este gol, iguala las cifras conseguidas en el Villanovense, en la temporada 2009-2010: dos goles en once jornadas.

Las comparaciones son odiosas, pero Juanjo, después de haberse perdido el primer encuentro del año en Jaén, de haber jugado tres partidos como titular y de acumular trescientos noventa y dos minutos, ya está al mismo nivel goleador que en sus dos últimas campañas. Después de un arranque dubitativo, Juanjo Serrano consiguió veintiún goles con el Villanovense y veinte con el Guadalajara. Un delantero que, a medida que avanza la competición, va mejorando sus prestaciones. Lo mejor del extremeño, está por llegar.

Link

Empates y empates

Cuarto empate del Cádiz esta temporada

Hay empates y empates. El Cádiz empató en Melilla in extremis, en los minutos finales, después de que Chota deshiciera las tablas que consiguió firmar Juanjo Serrano en la segunda mitad. Un punto más para los cadistas, en un encuentro difícil, ante un rival que se le da mal y en el que fue por dos veces a remolque en el marcador.

Nada que ver con el empate en Jaén, que a tenor de la actuación arbitral, supo a gloria. Nada que ver con el empate contra el Ceuta, que tuvo un sabor amargo, por cómo el equipo dominó y no obtuvo premio a dicho dominio. Nada que ver, con el que había sido el último empate del equipo, en Villanueva del Fresno.

En aquella ocasión, el Cádiz perdió dos puntos, ante un rival de la parte baja de la tabla, ante el que los rivales por el liderato del Grupo IV no van a ceder demasiados puntos. Un empate infructuoso, en el que los cadistas apenas lo intentaron. Nada que ver con el empate en Melilla. En esta ocasión, puede decirse que el Cádiz, más que perder dos puntos, ha ganado uno.

El equipo lo intentó, pero se encontró con un genial Dorronsoro. El cancerbero del Melilla lo detuvo todo. Desquició a Akinsola, Ikechi Anya, Ferreiro o a Juanjo Serrano. Parecía que, una vez más, el Cádiz no iba a poder batir al veterano cancerbero cántabro, como ya ocurriera el año pasado. Y no lo hizo, porque tuvo que ser sustituido por Gerardo en el tramo final del encuentro por culpa de una lesión.

Una circunstancia que cambió el partido, pues su sustituto, que debutaba esta temporada en Liga (no así en el Grupo IV, pues antes defendió la portería del Baza y el Jaén) no se mostró tan fiable como Dorronsoro. Con Gerardo bajo palos, el Cádiz encontró la puntería que le había faltado con Dorronsoro.

Dos goles, de Juanjo Serrano e Ikechi Anya, que hacen que el Cádiz se lleve a la Península un punto valioso. Es más de lo conseguido en las últimas dos visitas a Melilla. Un empate que trunca la posibilidad del equipo de encadenar cuatro triunfos consecutivos, pero que eleva la cifra de encuentros sin perder a cuatro. Un punto que, al descanso del encuentro, muchos hubieran firmado de antemano.

Lo dicho: hay formas y formas de empatar, y la de esta jornada, ha resultado más positiva que las anteriores…

Link

domingo, 30 de octubre de 2011

5 empates en la jornada 11ª

La jornada undécima en el Grupo IV de Segunda B estuvo marcada por el empate. De diez partidos, cinco terminaron en tablas. En tres de esos encuentros empatados, estuvieron inmersos equipos de la zona alta de la clasificación. Betis B, Lucena y Cádiz empataron. El único de los de arriba que ganó fue la Balona, que se sitúa un punto por debajo del filial bético.

El Betis B, líder del Grupo IV, empató en la Ciudad Deportiva Luis del Sol ante un Ceuta en horas bajas. En veinticuatro minutos, los pupilos de Vidakovic consiguieron marcar dos goles (Nono y David Aguido) Recortó distancias para el Ceuta, sobre la media hora de juego, Guzmán. Poco duró la alegría: cuatro minutos más tarde, Nono hacía el 3-1. Nada hacía presagiar una reacción caballa, más tras la expulsión de Pereira en el minuto cuarenta y seis.

Pero el Ceuta reaccionó. Primero Toledo y después Añete, a diez minutos para el final, marcaron para que el reparto de puntos se hiciera efectivo. Un paso atrás del Betis B, que pierde dos puntos ante un rival al que le ganaba por dos goles y que, encima, estaba con un hombre menos.

Idéntico resultado (3-3) se dio en el encuentro que enfrentó a Lucena y Puertollano. El encuentro se puso de cara para los castellano-manchegos, que llegaron al descanso con un resultado muy favorable: 0-2. Los goles, de Fran Piera y Sergio Molina. Tras la reanudación, en apenas seis minutos, el Lucena marcó tres goles. Del setenta al setenta y seis. Matías Saad y Hugo Díaz (por dos veces) superaron a Reguero. Cuando el triunfo cordobés parecía hacerse efectivo, un gol en propia puerta de Curro Vacas a tres minutos para el final propició que el Puertollano se llevara un punto.

Estos dos empates minimizaron el posible impacto que en la clasificación pudiera tener el empate del Cádiz en Melilla. Un punto positivo, por cómo se desarrolló el encuentro y que permite que las distancias entre cadistas, béticos y lucenses se mantengan igual que antes de la disputa de esta jornada.

El único de los de arriba que ganó fue la Balona, que continúa intratable en su estadio, dando una gran imagen pese a ser un recién ascendido. 2-0 ante el Real Jaén. El Cádiz continúa, así, una jornada más, cuarto. Con un punto más que el San Roque Lepe de Tevenet, que derrotó al Écija.

Los otros dos empates de la jornada fueron entre Almería B y Villanovense (2-2) y La Unión y Sporting Villanueva (1-1)

Link

Ikechi rescata un punto en la locura de Melilla

Con buen ánimo llegaba el Cádiz al Álvarez Claro para medirse al Melilla. Los cadistas llegaban a la Ciudad Autónoma después de haberle endosado un set al Almería B en su estadio. Por su parte, los pupilos de Óscar Cano, tras cinco encuentros sin conocer la derrota, hincaron la rodilla la jornada anterior contra el Sevilla Atlético. Ocho puntos separaban, antes del encuentro, a ambos clubes en la clasificación.

Para este encuentro Jose González se vio obligado a realizar un cambio en el centro de su defensa, después de que Goikoetxea cayera lesionado. Esto propició el debut en Liga de Jeison Murillo. Alineados por el técnico gaditano fueron Aulestia, De Coz, Baquero, Jeison Murillo, Góngora, Óscar Pérez, Yuste, Ferreiro, Ikechi Anya, Dioni Villalba y Akinsola.

Con el pitido inicial del madrileño López Puerta, pudo verse a un Cádiz que llevaba la iniciativa en el juego, buscando la portería de Dorronsoro. La primera falta del partido fue favorable a los intereses cadistas, después de que Velasco derribara a Góngora. Tras esa jugada, el Cádiz dispuso de la primera oportunidad de gol clara del duelo: Akinsola disparó a puerta con mucha intención, deteniendo Dorronsoro.

Rubén Cruz adelanta al Melilla

Los primeros minutos destacaron, también, por la tensión existente entre los contendientes, que cometían muchas faltas. En una de ellas, Pedro Baquero vio a los ocho minutos la primera cartulina amarilla del partido. Una falta importante esta, pues a raíz de ella llegaría el primer gol del encuentro. Raúl García centró y Rubén Cruz, de cabeza, superaba a Aulestia. 1-0.

Pese al gol encajado, el Cádiz no se descompuso y Akinsola volvió a probar los reflejos de Dorronsoro, que salvó el gol. El Melilla estaba encerrado en su área, aunque de vez en cuando buscaba sorprender a la contra. Pedro Baquero salvó, en boca de gol, una buena oportunidad de Manan a la salida de un córner. Después, Aulestia detuvo sin problemas un inocente disparo de Granada.

Un Granada que fue el primer sustituido del partido, por lesión. A los treinta minutos entró en su lugar Nacho Aznar. Antes, Ferreiro había probado fortuna y Góngora, en un lanzamiento de falta cercano a la frontal, había rozado la portería melillense. Tras el cambio de Granada, Ferreiro fue amonestado por discutir con un contrario.

El Cádiz siguió intentándolo. Los amarillos tenían el balón y buscaban con ahínco el empate. En el minuto cuarenta, Dorronsoro volvió a salvar a su equipo tras protagonizar una gran estirada en un córner. Tras esta jugada, fue Murillo quien salvó los muebles cadistas, tras despejar in extremis un disparo de Edgar que iba a puerta. La última ocasión de peligro de la primera mitad fue para el Cádiz. Desde fuera del área, Ikechi Anya disparó con mucha intención, después de haber regateado a dos contrarios, no siendo gol por la gran intervención de Dorronsoro, que despejó a córner.

Tras la reanudación, el Cádiz volvió a tener una oportunidad clara para marcar. Akinsola, ante el cancerbero local, estampó el balón en el larguero. Cuatro minutos más tarde, Solabarrieta fue el primer amonestado en las filas del Melilla. Tras esto, Jose González decidió introducir más mordiente en la delantera: sustituyó a Dioni Villalba por Juanjo Serrano. Nacho Aznar fue el segundo jugador local en ser amonestado.

Poco después, Héctor Yuste y Rubén Cruz fueron amonestados por el colegiado después de haberse enzarzado en una discusión. El Melilla procuraba dormir el encuentro, aunque el Cádiz seguía llegando con cierto peligro a la meta de Dorronsoro. Juanjo Serrano tuvo el empate en un remate de cabeza que el cancerbero detuvo con seguridad. En el minuto cincuenta y ocho, Góngora probó en un lanzamiento de falta, pero sin fortuna.

En el sesenta y cinco, el Cádiz realizó su segundo cambio: Josemi Caballero entró en lugar de Héctor Yuste. Akinsola disparó a continuación, deteniendo Dorronsoro. Tras esta jugada, el cancerbero del Melilla se lesionó. Se perdieron cuatro minutos de juego y el portero tuvo que ser sustituido: entró Gerardo en su lugar.

Juanjo iguala

Tres minutos después de producirse el cambio, el Cádiz consiguió empatar. De Coz centró desde la derecha y Juanjo Serrano, dentro del área, remató al fondo de las mallas. 1-1. El extremeño rescataba un punto para los amarillos. En el setenta y tres, el Cádiz estuvo a punto de culminar la remontada, después de que Ikechi Anya rematara con mucha violencia un gran centro de David Ferreiro. Su disparo se marchó por encima del larguero. El Melilla contestó en la siguiente jugada: Aulestia detuvo un peligroso disparo de Nino, que podría haber significado el segundo tanto de los locales.

Óscar Cano, que no pudo dirigir al Melilla desde el banquillo por haber sido expulsado la jornada anterior, decidió jugarse el todo por el todo. Quitó a Rubén Cruz y le dio entrada a Chota. Los melillenses apretaron en los últimos minutos, cercando el área cadista. Chota tuvo un cabezazo que despejó Aulestia.

Locura

Sin embargo, el vasco podría hacer a cinco minutos del final. Dani Fragoso botó una falta peligrosa cerca de la frontal, que fue despejada por el cancerbero cadista. El rechace, dentro del área, le quedó franco a Chota, que hizo el segundo de su equipo. 2-1.

Tras este gol, Jose González dio un paso al frente. Sustituyó a Jeison Murillo y entró Juanse Pegalajar. Quedaban tres minutos de tiempo reglamentario, y el Cádiz consiguió rehacerse del tanto de Chota. Ikechi Anya, sin tiempo para reponerse, hacía el empate. El partido era una completa locura.

Una locura que aumentó en el tiempo de descuento. El colegiado añadió seis minutos y el Melilla, con Chota como principal estilete, buscaba el tercero. El Cádiz, que contaba con un solo central, pasaba apuros atrás. En los últimos compases del encuentro, los cadistas dispusieron de dos saques de esquina consecutivos, que no generaron peligro. Así, con empate a dos, finalizó el partido en Melilla.

Link

sábado, 29 de octubre de 2011

Ninguna victoria del Granada en Sevilla

El nefasto mes de octubre para el Granada se cierra visitando el Ramón Sánchez Pizjuán, feudo del Sevilla. Los sevillistas llegan al derbi contra los granadinos tras haber empatado en casa contra el Racing de Santander. Un rival, el Sevilla, malo para el Granada: nunca, a lo largo de la historia, fue capaz de derrotarle en su feudo.

En la novena jornada de la temporada 1941-1942, el Granada visitó Sevilla por primera vez. 0-3 perdió, y eso que los hispalenses estuvieron con un hombre menos desde el minuto veintisiete, por la expulsión de Berrocal. Marcaron Salustiano (dos veces) y Pepillo Díaz.

Más igualado estuvo el choque de la 1942-1943: 2-3. Luis Marín, en el minuto veinticinco, adelantó al Granada. Sin embargo, tras el descanso, el Sevilla consiguió remontar: en cinco minutos Campanal marcó dos goles. Sin embargo, Nicola pronto logró la igualada. A dos minutos del final, Pepe López superó a Torre, dejando los puntos en Sevilla.

En la 1943-1944, el Sevilla aplastó sin compasión al Granada. A los cuatro minutos ya mandaba en el marcador, gracias a un gol de Juan Arza. Trompi, en el minuto veinte, logró empatar, pero fue un espejismo. Campanal, un cuarto de hora más tarde, volvía a poner en ventaja a los locales. Ya en la segunda parte, Mateo (de penalti) y Rincón, cerrarían el marcador. En el último minuto, Nicola, del Granada, resultó expulsado.

El 4-1 volvería a repetirse en la primera jornada de la 1944-1945. Arza, a los veintidós de partido, volvía a marcar. Tres minutos más tarde, Pepe López hacía el segundo. El Granada recortaba distancias con gol de Galvany. Sin embargo, en la segunda parte, José Campos y Campanal, en apenas cinco minutos, marcaban para el Sevilla.

Hasta la 1957-1958 no volvieron a enfrentarse ambos conjuntos. Cuando se produjo el reencuentro, el Sevilla volvió a ganar: 2-0. Diéguez, en el minuto cuarenta y dos, superaba a Rafa Piris. Ya en la segunda parte, Juan Arza cerraba el marcador.

En la temporada siguiente, el castigo del Sevilla al Granada fue mayor: 3-0. Antoniet marcó en la primera mitad; Diéguez y Brau, en la segunda. En la 1959-1960 el Sevilla se impuso por 2-0: goles de Antoniet y Diéguez.

En la 1960-1961, el Granada obtuvo su primer punto en Sevilla, después de empatar a cero. Jugaron Piris, Vicente Díaz, Méndez, Forneris, Larrabeiti, Gómez, Vázquez, Cándido, Carranza Arsenio y Larraz.

En la 1966-1967, el Granada perdió por 3-1. Los goles llegaron en la segunda mitad. Lizarralde fue el autor de los tres tantos hispalenses; Vicente González, hizo el tanto del Granada. En la 1969-1970, el Granada volvió a empatar sin goles. Fue la última vez que puntuó en Sevilla.

Por la mínima (1-0) perdió en la quinta jornada de la temporada 1970-1971. El gol sevillista fue de Bergara, a un minuto del final. En la 1971-1972, el Sevilla se impuso por 2-1 en un partido marcado por la expulsión del granadino Juárez y por los penaltis. Los goles del Sevilla fueron desde los once metros, ambos de Bernardo Acosta. Porta, marcó para el Granada.

El último enfrentamiento en la élite entre ambos llegó en la 1975-1976. El Granada perdió por 1-0, con un gol de Julián Rubio a los siete minutos de partido. Puente, Calera, Antonaya, Pedro Fernández, Falito, Angulo, Grande, Benítez, Alfredo Megido, Milar y Quiles.

Link

Góngora y Camille: la alternancia

La alternancia es clara. Jose González tiene donde elegir en el lateral zurdo. Mientras que el año pasado se valió únicamente de Raúl López (después de retirarle la confianza a Diego Reyes tras el desastroso partido contra el Melilla en Carranza) este año, el técnico gaditano parece que ha optado por las rotaciones. Jugadores tiene para ello.

Góngora y Camille aparecen y desaparecen de las convocatorias cadistas con frecuencia. Cuando uno es citado por el entrenador, el otro no aparece en la convocatoria. Esta temporada, en Liga, no han coincidido en ninguna lista de convocados. Sólo lo hicieron en Copa del Rey, contra la RSD Alcalá. En aquel encuentro copero, Camille fue titular y Góngora entró en la segunda parte.

Hasta esta convocatoria para viajar a Melilla, tanto Góngora como Camille habían sido citados las mismas veces: cinco. Góngora comenzó como titular indiscutible para Jose González: jugó los tres primeros partidos de Liga, ante Jaén, Ceuta y Sporting Villanueva Promesas. En la cuarta jornada, quién sabe si como fruto de los malos resultados cosechados por el equipo, Góngora abandonó la convocatoria por primera vez, dejando su sitio a Camille.

El francés debutaría contra el Betis B, siendo expulsado en el tramo final del choque. Esto propició el regreso de Góngora en la quinta jornada, en el derbi contra la Balona. A partir de ahí, quien gozó de tres partidos consecutivos siendo el dueño del lateral zurdo cadista fue Camille. El francés fue citado (jugando además como titular) para los encuentros contra Cacereño, Lucena y Écija.

Tras este encuentro, y después de la buena actuación entre semana de Góngora en la eliminatoria copera contra el Orihuela, Jose González decide apostar por el malagueño para el partido en Roquetas de Mar. El concurso de Góngora fue muy importante, pues de una falta suya nació el gol del empate del Cádiz (que el colegiado atribuyó a Óscar Prats)

Sin embargo, contra el Almería B jugó Camille. Pese a la goleada cosechada contra el Almería B, el francés se ha caído de la convocatoria, propiciando que Góngora vuelva a cogerle la delantera en lo que a partidos jugados este año: cinco frente a seis.

La alternancia entre ambos parece clara. También, que Góngora parece ser el lateral zurdo para los partidos fuera de casa (sólo ha jugado un encuentro en Carranza) y Camille, el elegido para los partidos como local (sólo una salida, la de Lucena).

Link

El Melilla contra los equipos del play-off

El Melilla al que visitará el Cádiz el próximo domingo es un equipo muy irregular, que se encuentra a ocho puntos de distancia con respectos a los cadistas. Demasiada diferencia de puntos entre ambos equipos a estas alturas de temporada, que de lograr la victoria los cadistas se vería aumentada hasta los once puntos. Culpa de ello ha tenido el mal inicio de temporada del Melilla. También, la culpa de que a estas alturas la diferencia entre ambos no sea mayor, la tiene el Cádiz, por su mal arranque liguero.

El Melilla, en diez partidos, suma cinco derrotas, cuatro triunfos y un empate. Un equipo, como se decía antes, irregular, pero que dentro de esa irregularidad, muestra determinados patrones. Un equipo de rachas, tanto muy malas (cuatro derrotas consecutivas en el arranque liguero) como muy buenas (cuatro victorias seguidas)

Analizando los resultados, vemos que los norteafricanos han jugado (y han perdido) contra tres de los cuatro equipos que ocupan los puestos de play-off en estos momentos. El cuarto, es el Cádiz. Así, el Melilla ha perdido contra el Betis B, líder del Grupo IV (0-1); Balona (1-2) y Lucena (0-1)

También, ha perdido contra el Cacereño, en lo que ha significado el único triunfo de los pupilos de Pedro Braojos esta temporada. 2-0, con goles de Israel Jerez y Mena. Su última derrota llegó la pasada jornada, ante el Sevilla Atlético, con el que perdieron por un gol del gigante Hiroshi. Quitando la derrota sufrida contra el Cacereño, las demás han sido contra equipos que estaban por encima de ellos en la clasificación.

Sus victorias, han sido contra equipos de la zona baja, a excepción de la conseguida en la séptima jornada contra el Almería B: 0-1. Su primer triunfo llegó contra el Écija (0-1). Ya en el Álvarez Claro, derrotó al Roquetas (2-0) y a La Unión (3-1)

En la novena jornada estuvo a punto de cantar victoria contra el Badajoz, al que fue ganando desde el minuto dieciocho. Sin embargo, en el tramo final, Diego Torres batió a Dorronsoro, consiguiendo un punto para los pacenses.

El Melilla, por lo menos en esta temporada, no es tan temible como local. Cinco encuentros ha disputado ante su público, sumando dos victorias, dos derrotas y un empate: siete puntos de quince posibles. Ha marcado siete goles y ha recibido cinco.

Link

viernes, 28 de octubre de 2011

Entrevista a Juan Povedano, defensa del Melilla

“ESPERO QUE LOS TRES PUNTOS SE QUEDEN EN MELILLA”

Juan Povedano Martínez (Madrid, 24-05-1979) regresó este verano al Melilla, después de haber militado en la entidad norteafricana en la temporada 2009-2010. Titular indiscutible en la zaga melillense, Povedano prevé que el partido contra el Cádiz sea igualado. Antes del encuentro, concede muy amablemente esta entrevista a Cadistasfinos.com.

¿Cómo llega el Melilla al encuentro contra el Cádiz?

El Melilla llega en una línea ascendente. Después del mal comienzo de Liga, el equipo mejora cada día y afrontamos el partido del domingo con optimismo.

¿Qué pudo faltarle al Melilla para que el inicio de competición fuera tan malo? ¿Cómo se vivieron esos momentos en el seno del vestuario? ¿Cómo vio, personalmente, a Óscar Cano ante este inicio tan malo?

El grupo estaba tranquilo a pesar del mal inicio de temporada. Sabíamos que era cuestión de tiempo, había mucha gente nueva, apenas nos conocíamos y la pretemporada fue corta. Confiábamos en que los resultados llegarían.

Para Daniel Fragoso y Fernando Velasco el de esta jornada será un duelo muy especial. ¿Qué destacaría de cada uno de ellos como futbolistas?

Dani y Velasco son muy importantes para nosotros, además del trabajo que aportan son jugadores de mucha calidad. Seguro que estarán muy motivados y será un partido muy especial para ellos.

¿Cómo ve al Cádiz de Jose González? ¿Cómo cree que pueden hacerles daño?

El Cádiz es un gran equipo y está diseñado para ascender, tienen buenos jugadores y muchas virtudes, pero tenemos que pensar en nosotros: estamos haciendo un buen trabajo para afrontar el partido del domingo.

Si tuviera que elegir a un solo futbolista del Cádiz, ¿a quién sería? ¿Por qué?

Juanjo es un gran jugador, fuimos compañeros en el Atlético de Madrid B; además de tener gol, es un jugador que aporta mucho trabajo.

Ya militó en el Melilla en la temporada 2009-2010. ¿Qué le llevó a regresar?

Aquella temporada fue muy buena en lo deportivo y en lo personal, hicimos un gran año y nos metimos en play-off. Tuve la oportunidad de regresar y no me lo pensé. La UD Melilla es un gran club.

A lo largo de su trayectoria ha militado en el Grupo I, Grupo III y Grupo IV. ¿Cuál le ha parecido el más duro de todos? ¿Por qué?

Los Grupos III y IV me parecen los más duros. Hay mucha igualdad y campos muy complicados.

Ha disputado el play-off de ascenso en las tres últimas campañas. ¿Qué hace falta para conseguir meterse en las eliminatorias de ascenso? ¿Qué pudo fallarle en sus intentos con Ponferradina, Melilla y Leganés?

Lógicamente hay que ser muy regular en Liga, si quedas primero tienes varias posibilidades de ascender. Si no eres campeón del grupo el mínimo fallo en el play-off te deja fuera. Los tres últimos play-offs que he disputado no fuimos primeros y así es complicado.

¿Cómo vivió el año en Segunda División en el Lleida?

Tengo un gran recuerdo del año de Segunda División aunque acabáramos descendiendo. Teníamos un gran equipo y fue una pena.

¿Qué entrenador y qué compañero han podido marcarle más durante su trayectoria profesional? ¿Por qué?

Ha habido varios, pero me quedo con Miguel Rubio, que fue el que me hizo debutar en Segunda. De compañero aprendí mucho de Txema Alonso, jugué con él en la defensa y me ayudó mucho, es un fenómeno. También, de Joaquín Bornes, con el que coincidí en la Ponferradina.

El Álvarez Claro es un estadio que, tradicionalmente, se le da mal al Cádiz. Ante esto, ¿se atreve a pronosticar un resultado para el partido contra los cadistas?

Creo que va a ser un partido muy disputado y espero que los tres puntos se queden en Melilla.

Link

Óscar Cano: la primera vez contra el Cádiz

Óscar Cano llegó al Melilla este verano después de la inesperada dimisión de Andrés García Tébar como técnico del conjunto norteafricano. Acababa así la etapa del entrenador albaceteño en el Melilla, al que había conseguido clasificar para el play-off de ascenso dos veces. Comenzaba la etapa de Óscar Cano, que regresaba al Grupo IV, donde con anterioridad dirigió al Baza, Granada y Poli Ejido, al que clasificó para el play-off de ascenso.

Volvía tras una estancia en el Salamanca que cabe calificarse, cuanto menos, de extraña. No comenzó mal la temporada para Óscar Cano, que no conoció la derrota hasta la séptima jornada, cuando cayó en El Helmántico contra el Granada. A partir de ahí, la situación se torció, hasta entrar en una dinámica insostenible de derrotas.

Del cinco de diciembre de 2010 al trece de febrero de 2011, el Salamanca encadenó diez derrotas consecutivas. Un doloroso cero de treinta, en lo que a puntos se refiere, que terminó por costarle el puesto a Óscar Cano. Su última victoria como técnico del Salamanca llegó en la decimotercera jornada (veintiuno de noviembre de 2010) En ese período de tiempo, el equipo charro encajó veintiún goles, marcando nueve.

Llegó al Melilla, un “gallito” dentro del Grupo IV. Sin embargo, el inicio de competición del cuadro norteafricano no fue bueno. Cuatro derrotas consecutivas, que dejaron al Melilla como el segundo peor equipo de toda la categoría de bronce (sólo superado por el Llagostera, del Grupo III) Hasta que no se produjo el primer triunfo del Melilla en la quinta jornada, Óscar Cano llegó a acumular catorce derrotas en compromisos oficiales; quince, si llegamos a contar la eliminatoria de la primera ronda de la Copa del Rey, en la que su equipo perdió 0-1 contra el Villanovense.

El Melilla-Cádiz de esta jornada será muy especial para el técnico granadino. De entrada, supondrá su primer enfrentamiento directo contra los cadistas. En la temporada 2008-2009 fue cesado como entrenador del Granada en la décima jornada, justo antes de que el Cádiz visitara Los Cármenes.En aquel encuentro Pedro Pablo Braojos se estrenaba como entrenador rojiblanco.

También, porque podrá reencontrarse con tres antiguos pupilos suyos en Salamanca: Héctor Yuste, Goikoetxea y Toti. Quien más protagonismo tuvo en Salamanca con Óscar Cano fue Yuste: disputó veintidós de los veinticuatro partidos que dirigió al equipo. Goikoetxea jugó diecisiete partidos y Toti, seis.

Link

jueves, 27 de octubre de 2011

Tercera visita de Jose a Melilla

A la tercera va la vencida. Eso dicen, al menos. Sin duda, también esperará eso Jose González, que todavía no conoce la victoria en el Álvarez Claro. Dos visitas, que se saldaron con un empate y una derrota. Un estadio maldito también para el Cádiz, que en sus dos últimas visitas se ha marchado completamente de vacío, perdiendo ante los norteafricanos.

En la 2002-2003 el Cádiz de Jose González llegaba al estadio melillense en la quinta posición, con cincuenta puntos, los mismos que el Ciudad de Murcia, que cerraba los puestos de promoción de ascenso. El Melilla, por su parte, era duodécimo, con cinco puntos de colchón sobre el descenso.

Los cadistas arrancaron un punto de esta visita a la Ciudad Autónoma, tras empatar a uno al término de los noventa minutos reglamentarios. Los goles llegaron en la primera mitad. José Luis, en el minuto veintidós de partido, batió a César Gálvez y adelantó al Cádiz. La alegría a los amarillos les duraría un cuarto de hora: lo que tardó Francis Flores en superar a Armando e instaurar las tablas en el marcador.

Tras esa jornada, el equipo de Jose González cayó hasta la sexta plaza, superado por el Ceuta, que sumaba cincuenta y dos puntos. Los cadistas regresaron a los puestos de honor en la trigésimo primera jornada, tras doblegar al Ceuta en Carranza. Posiciones que no abandonaron más.

En la 2010-2011, el Cádiz visitó al Melilla en la última jornada. Un partido intrascendente, pues ambos habían certificado su clasificación para las eliminatorias de ascenso la jornada anterior. Estaba en juego el tercer puesto, pues los dos llegaban empatados a puntos e, incluso, la posibilidad, dependiendo del resultado del Sevilla Atlético, de acabar segundos en el Grupo IV.

Se notó que el choque carecía de interés por cómo los veintidós protagonistas lo encararon. El Cádiz sucumbió por 2-0, merced a dos goles de Víctor Bravo. El Cádiz acabó con un hombre menos después de que Aarón Bueno fuera expulsado por doble amarilla a veinte minutos para el final.

La de esta temporada 2011-2012 será la tercera visita de Jose González a Melilla. Lo hará, sin duda, deseoso de doblegar por vez primera a un rival directo por los puestos de ascenso en este Grupo IV.

Link

miércoles, 26 de octubre de 2011

En Granada se vio al peor Barça

Treinta y cinco años sin ver al Barcelona, que además llegaba en el mejor momento de su historia. Sin embargo, los azulgrana, estuvieron lejos de la imagen espectacular dada en este fantástico ciclo de Guardiola en el banquillo. Lejos, muy lejos estuvo el Barcelona de la imagen a la que nos ha tenido a todos acostumbrados.

Fue un equipo atascado, que no dominó, tuvo el balón, pero que no acertó a derrotar con claridad a un Granada que se limitó a esperar atrás, a aguantar y a ver si conseguía sorprender a los catalanes en alguna jugada rápida. El Barça no fue el Barça (siguiendo la estela de los últimos compromisos ligueros, en los que los azulgrana han mostrado síntomas de cierto cansancio) y Messi tampoco fue Messi.

El astro argentino pasó completamente desapercibido. Lo intentó, pero sin fortuna. No acertó con el marco de un Roberto que mezcló grandes actuaciones con otras menos seguras, sobre todo en lo que al desplazamiento del balón con el pie se refiere. Dos jornadas seguidas lleva sin marcar el argentino. Cerca estuvo de lograrlo, pero se topó con Mainz, inconmensurable atrás, limpio y elegante. Una vez más.

Sin Messi, el protagonista del partido fue Muñiz Fernández. El colegiado del encuentro estuvo mal. Francamente mal. Hace bien el Granada en sentirse damnificado por la actuación personal del colegiado, que dejó a los locales con dos menos sobre el terreno de juego. En dos acciones que, además, no fueron merecedoras de tanto. Ni Jaime Romero ni Dani Benítez merecieron irse a la ducha antes de tiempo, a pesar de que las protestas del balear también resultaron injustificadas.

Sin duda, el error de mayor bulto del colegiado llegó al anular, por presunto fuera de juego, la jugada de mayor peligro del Granada. Geijo, que arrancó en velocidad y se plantó sólo ante Valdés, no estaba en posición antirreglamentaria. Una oportunidad manifiesta de gol de un ya de por sí inofensivo Granada que fue cortada de raíz por el árbitro. Con decisiones arbitrales así, resulta imposible a veces pensar que el Barcelona no juegue con red.

El Barcelona se llevó los tres puntos de Los Cármenes, aunque sin haber dado la imagen deseada. Su fútbol no fue arrollador ni vistoso. Y eso fue más por demérito propio que por méritos del Granada.

Link

Especial para Fragoso y Velasco

El Melilla-Cádiz de esta jornada será un duelo muy especial e intenso para Daniel Fragoso y Fernando Velasco. Son los dos ex cadistas que forman parte del plantel norteafricano. Ambos coincidieron en el equipo amarillo en la temporada 2009-2010 en Segunda División. Fragoso militó en Cádiz desde la temporada 2008-2009 a la 2009-2010; Velasco, de la 2009-2010 a la 2010-2011.

Fragoso disputó ochenta partidos en dos años como cadista, llegando a anotar tres goles. Celebró el ascenso en Irún y formó parte de la plantilla que descendió al año siguiente. Velasco, jugó treinta y siete encuentros, marcando siete goles. Inexplicablemente, pues era uno de los jugadores que llegó en mejor estado de forma al play-off, no jugó en la eliminatoria contra el Mirandés. Los dos ya jugaron antes contra el Cádiz, aunque fue antes de recalar en el conjunto gaditano.

Fragoso se ha enfrentado al Cádiz en dos equipos diferentes: Extremadura y Ciudad de Murcia. La primera vez que el catalán se cruzó en el camino del Cádiz fue en la temporada 2002-2003, la del ascenso a Segunda con Jose González. El Cádiz visitaba el Francisco De la Hera para enfrentarse al conjunto de Almendralejo.

Pedro José adelantó a los locales en la primera mitad, empatando Dani Navarrete en el minuto noventa, tras batir a Emilio. Fragoso fue titular en la zaga extremeña junto a Jairo, Samuel y Cámara. Disputó el partido completo.

Ya como jugador del Ciudad de Murcia pisó Carranza por primera vez. Fue en un partido en el que el conjunto murciano se impuso por 1-2. Pavoni adelantó al Cádiz en el minuto siete; empatando Ayoze en el minuto sesenta de juego. Cristian Díaz, en el último minuto, superó a Armando. Fragoso salió desde el banquillo, con veinte minutos de juego por delante, en sustitución de Torrecilla. Se da la casualidad de que, las dos veces que Fragoso se enfrentó al Cádiz, Jose González era el entrenador del equipo (como en esta ocasión con el Melilla)

Por su parte, Velasco también ha jugado dos veces contra el Cádiz, aunque en la misma temporada: 2008-2009, en las filas del Melilla. Primero, en Carranza, donde su equipo perdió por 2-1 y él marcó el gol del empate lucentino. En la segunda vuelta, el Cádiz ganó por 1-2, tras remontar el tanto inicial de Ortiz. Velasco jugó como titular en ambos encuentros, disputándolos completos.

Ahora, ambos se enfrentarán a su ex equipo. Fragoso ha entrado hace relativamente poco en los planes de Óscar Cano, debido a unos problemas físicos que le han lastrado. Velasco es el máximo goleador melillense (dos goles, contra Roquetas y Almería B) pero también el jugador más expulsado del equipo (dos rojas, contra Betis B y Almería B)

Link

Malos precedentes para los cadistas en Melilla

Ocho cadistas han jugado en el Álvarez Claro en los últimos años. El estadio melillense, como le ha ocurrido al Cádiz, no ha sido una buena plaza para estos futbolistas. Comenzando por aquellos que disputaron el último Melilla-Cádiz, tenemos a Pedro Baquero, Juanse Pegalajar y Enrique Ortiz. El Cádiz cayó derrotado en un partido intrascendente y sin historia por 2-0. Baquero jugó todo el partido, acompañado en el centro de la zaga por Rubén Díaz. Enrique jugó hasta el minuto cuarenta y seis, momento en que fue sustituido por Juanse Pegalajar.

El propio Enrique jugaría en la temporada 2008-2009 en la derrota cadista en Melilla. Fue, de hecho, el primer jugador en ser amonestado por el colegiado, a los tres minutos de juego. Disputó el partido completo, que finalizó con resultado de 3-1 para los norteafricanos.

También en dos ocasiones Juan Francisco Góngora visitó el Álvarez Claro. Una como jugador del Marbella (temporada 2008-2009) y otra en las filas del Real Murcia Imperial (temporada 2009-2010) Como jugador del Marbella fue titular, aunque acabó siendo sustituido tras el descanso por Ríos. 2-2 empató el equipo marbellí, gracias a un gol de Carlos Arias en la segunda mitad.

Como jugador del Murcia Imperial, Góngora conoció la derrota en el Álvarez Claro. 1-0, por culpa de un gol de Andrés a cinco minutos para el final. El lateral malagueño jugó el partido completo, al contrario que su compañero (y también cadista esta campaña) Pedro Barrancos. El murciano entró con media hora por delante, en sustitución de Álex García.

Wilfried Moke, que no jugó en Melilla la pasada campaña, sí lo hizo un año antes como jugador del Écija. Vidakovic alineó de inicio al franco-congoleño, que no acabó el partido: fue sustituido a diez minutos para el final por Dani Lanza. El Écija cayó por 2-1.

En la temporada 2007-2008 Juanjo Serrano llegaba al Álvarez Claro melillense enrolado en el Mazarrón. Jugó el partido completo (viendo además una amarilla) pero no pudo superar al infranqueable Dorronsoro. 0-0 fue el resultado de aquel choque.

El último en pisar el estadio melillense fue Dioni Villalba, en la temporada 2009-2010 y como jugador del Caravaca. No fue titular, sino que entró en el minuto sesenta y cinco por Gervasio. No marcó. El Melilla, pese a la expulsión de Rubén, ganó por la mínima gracias a un tanto de Andrés.

Link

martes, 25 de octubre de 2011

Goikoetxea, baja tres semanas

La goleada sin miramientos al Almería B trajo, no obstante, una mala noticia. Alexander Goikoetxea tuvo que ser sustituido en el minuto sesenta y cinco por Wilfried Moke. Un problema muscular fue la causa de la sustitución de Goikoetxea, futbolista fundamental para Jose González: había disputado completos los nueve partidos anteriores de Liga y la última eliminatoria copera contra el Orihuela. Junto a Aulestia y De Coz, el único jugador del equipo que lo había jugado todo.

A falta de que termine de confirmarse, parece ser que el vizcaíno estará ausente de la disciplina del equipo por espacio de dos o tres semanas. Una baja muy sensible, dada la importancia que tenía Goikoetxea en el equipo. Si se confirman estos pronósticos, se perderá, como poco, los partidos contra Melilla, Badajoz y Sevilla Atlético.

La maldición de los centrales, que asoló al equipo la temporada pasada, parece mantenerse en vigor en esta 2011-2012. El año pasado, cayeron lesionados por largo espacio de tiempo Pedro Baquero, Álvaro Silva y José Serrano. Este, ya han caído dos de los cuatro centrales disponibles: José Serrano y Goikoetxea.

Sin Serrano recuperado, sólo queda Jeison Murillo para suplir la baja de Goikoetxea. El colombiano, de este modo, podrá debutar en Liga con el equipo, tras haber sido citado con asiduidad sin haberse vestido de corto. Ya jugó en Los Arcos junto a Goikoetxea, cubriendo la baja de Baquero, expulsado contra la RSD Alcalá. No cuajó un mal partido, mostrándose seguro en el corte y en la salida del balón.

Otra alternativa a Murillo, aunque no sería tan “natural” como pudiera ser el colombiano para suplir a Goikoetxea, sería apostar por Moke. El comodín de Jose González, que cubrió el hueco dejado por el central vasco contra el Almería B y que esta temporada ya ha actuado en algunas ocasiones en el centro de la zaga.

Link

lunes, 24 de octubre de 2011

Sin ganar al Barcelona desde la 1971-1972

Diecisiete veces ha visitado el Fútbol Club Barcelona la ciudad de Granada. Ha cosechado nueve victorias, cuatro derrotas y cuatro empates. Un grande que al Granada no se le ha dado demasiado mal, dadas las circunstancias.

De hecho, la primera visita de los culés a la ciudad de la Alhambra se saldó con una escandalosa goleada a favor de los locales: 6-0. Un set en la temporada 1941-1942. Bachiller, a los dos minutos, superó a Miró. Antonio Bonet volvió a marcar en el minuto veinticinco. Y en la segunda parte, llegó el festival anotador: Alejandro Díaz, Marín (dos goles) y Liz marcaron para los nazaríes. Una goleada de escándalo ante un Barcelona que ganaría la Copa del Generalísimo a final de temporada.

En la 1942-1943el Barcelona llegó con la lección aprendida y ganó con esfuerzo: 2-3. Marín adelantaría al Granada, aunque César, que la temporada anterior había jugado en el equipo andaluz, lograría el empate. Mariano Martín adelantaría al Barcelona en el veintidós de juego; Sosa empataría antes del descanso. Y a diez minutos para el final, Mariano Martín, superaría a Torre para llevarse los dos puntos a la Ciudad Condal.

El trece de febrero de 1944, en la decimonovena jornada, el Granada derrotó al Barcelona. El triunfo de la 1943-1944 fue por 2-0, con goles de Marín y Nicola. Jugarían aquel duelo Floro, Millán, González, Ramos, Melito, Sierra, Marín, Trompi, Nicola, Safont y Más.

En la 1944-1945 el Barcelona ganó por 1-2. César adelantó a los azulgrana en la primera mitad. A la hora de juego, Acedo empató, pero veinte minutos más tarde, Escola hizo el 1-2 definitivo. A final de temporada, el Granada perdería la categoría y el Barcelona lograría la segunda Liga de su historia.

Hasta la 1957-1958 no volvería a visitar el equipo azulgrana Granada. Cuando lo hizo, goleó sin miramientos: 0-4, con doblete de Martínez y Basora. En la 1958-1959también hubo goleada visitante: 1-4. El Barcelona marcó todos los goles. Segarra hizo en propia puerta el del Granada; Suárez, Coll y Evaristo (dos veces) marcaron para los catalanes.

El primer empate entre ambos equipos llegó en la 1959-1960: 0-0. También se produjo un empate en la 1960-1961, aunque esta vez con goles. Evaristo superó a Candi en la primera mitad, empatando Arsenio para el Granada en el segundo acto.

Tras el descenso del Granada, no volverían a enfrentarse hasta la 1966-1967. En esa ocasión, el Barcelona ganó por 1-2. Almagro adelantó al Granada en la primera mitad. Sin embargo, en el segundo tiempo, Benítez empató desde el punto de penalti. Cuando parecía que ambos clubes iban a repartirse los puntos, Zaballa hizo el 1-2 definitivo.

En la 1968-1969 el Granada ganó por la mínima, gracias a un gol de Sadurní, portero azulgrana, en propia puerta. Jugaron aquel choque Ñito, Tinas, Barrenechea, Martos, Lorenzo, Santos, Ferreira, Noya, Ureña, Vicente González y Ferrando. En la 1969-1970, ambos equipos empataron sin goles.

En la 1970-1971, el Barcelona se impuso en Granada por 0-2. El autor de los goles fue Carles Rexach. Los dos goles del catalán fueron en apenas cuatro minutos. En la 1971-1972 el Granada le devolvió el marcador al Barcelona: 2-0. Los goles nazaríes fueron de Enrique Porta: uno en la primera mitad y el otro nada más comenzar el segundo tiempo. Fue la última victoria del Granada contra el Barcelona.

En la 1972-1973, el Barcelona ganó por 0-2, gracias a los goles de Martí y Pérez Boix. Una temporada más tarde (1973-1974) el Granada empató por última vez contra los blaugrana. Un empate a uno, en el que Rexach llegó a marrar un penalti a los dos minutos de juego. Quiles adelantó al Granada y Juan Carlos empató para el Barcelona.

En la 1974-1975 el Barcelona ganó por 1-2. Grande, a los cuatro minutos, superó a Sadurní. Sin embargo, el Barcelona se repuso, empatando a cinco minutos del descanso gracias a un gol de Ederra en propia puerta. Rexach, a la hora de partido, daría el triunfo a su equipo. El último precedente, de la 1975-1976, se saldó con derrota nazarí por 0-2. Rexach y Marcial, fueron los goleadores azulgrana.

Link

domingo, 23 de octubre de 2011

Ikechi, Yuste y Juanjo se unen a la lista de goleadores

Tres jugadores más se unieron a la lista de goleadores cadistas en Liga esta temporada. Otros tres, que ya marcaron antes, volvieron a ver puerta. Óscar Pérez, Ikechi Anya, Héctor Yuste, Ferreiro, Juanjo y Akinsola. Los seis vieron puerta en la goleada al Almería B.

Óscar Pérez abrió el marcador. Como ya ocurriera en Los Bajos, el ovetense marcó desde el punto de penalti. No se puso nervioso y batió sin problemas a Lopito, cancerbero juvenil del Almería B al que le costará olvidar lo ocurrido esta jornada. Segundo gol de Óscar Pérez con la camiseta amarilla, igualando el que es su segundo mejor registro goleador (temporada 2001-2002 con el Real Oviedo)

El Cádiz llegó y llegó al área rival, en un constante acoso al contrario, aunque en la primera parte no obtuvo premio. El público llegó al descanso satisfecho por el juego desarrollado por su equipo, pero con la sensación de que el resultado era corto. Tras la reanudación, se espantaron posibles temores: el equipo salió del túnel de vestuarios con la misma intensidad. Y se notó.

Ikechi Anya, que ya había marcado en Orihuela en Copa del Rey, se estrenó en Liga y en Carranza. Fue la guinda al sensacional partido del escocés, todo un puñal por la banda izquierda, que volvió loca una y mil veces a la zaga almeriense. Su gol, marca de la casa: regateó a dos rivales y de tiro cruzado, batió a Lopito.

Sin tiempo para reponerse, el escocés dejó un buen balón a Héctor Yuste, que se estrenó como goleador. El murciano, que ya había probado sin éxito en otros encuentros, protagonizando tremendas cabalgadas desde el centro del campo, en esta ocasión obtuvo su premio. Un tremendo zapatazo ante el que nada pudo hacer el portero del Almería B.

El cuarto gol llevó la firma de David Ferreiro, que no faltó a su cita goleadora en el Ramón de Carranza. El gallego lleva cuatro partidos consecutivos marcando ante su público: Betis B, Cacereño, Écija y Almería B. En esta ocasión, marcó de libre directo.

El quinto llevó la firma de Juanjo Serrano. Un gol esperadísimo por todos y que, sin duda, vendrá bien al extremeño. Para que gane en confianza y para que los ánimos en torno a él se calmen un poco. El máximo goleador de Segunda B la pasada campaña, marcó su primer tanto con la elástica cadista en encuentro oficial. Lo hizo tras rematar al fondo de la red un centro de Ferreiro.

Faltaba por unirse a la fiesta Bebo Akinsola. El nigeriano, que lo había intentado de múltiples maneras, consiguió su gol. El sexto que logra en Liga, el sexto del Cádiz en este encuentro. Como Ferreiro, es el cuarto partido consecutivo en que ve puerta en Carranza. Cerca estuvo de lograr el séptimo, pero falló inexplicablemente tras pase de Juanse.

6-1. Tres nuevos goleadores y otros tres que continúan marcando. Golpe de autoridad del Cádiz, que terminó de despejar dudas y demostró que oposita al liderato del Grupo IV. Su mal inicio de temporada, lo ha lastrado.

Link

Seis al Almería B, al San Fernando y al Real Valladolid

Hacía mucho tiempo que el Ramón de Carranza no veía una goleada por el estilo. En la temporada 2008-2009, el Cádiz de Javier Gracia le endosó un set al San Fernando. 6-2, en la vigésimo cuarta jornada de Liga. Mariano Toedtli abrió la cuenta a los tres minutos de partido, tras superar a Raúl Iglesias. Siete minutos más tarde, Víctor Ormazábal, volvía a golpear para los amarillos.

En el minuto trece Javi Casares recortó distancias para el conjunto isleño, aunque todo fue un espejismo. En el minuto veinte, Enrique volvía a marcar, dejando el 3-1 en el marcador. Con ese resultado se llegó al descanso. Tras la reanudación, el San Fernando volvió a acercarse a los cadistas, gracias al gol de Iván Guerrero. Sin embargo, los visitantes se quedaron con un jugador menos en el minuto sesenta y cuatro, después de que Casabella viera su segunda amarilla.

Rosu, que entró en el segundo tiempo por Fran Cortés, haría el 4-1 en el minuto setenta y tres. Otro hombre de refresco, Rubiato (que entró por Toedtli) firmó la manita. Sin embargo, el Cádiz quería más y Rosu, a un minuto para el final, hizo el sexto y definitivo gol.

También se lograron seis goles en la temporada 2004-2005, en Segunda División y con el Valladolid como rival. El Cádiz de Víctor Espárrago recibía a los pucelanos, en un duelo que pronto se puso de cara para los locales: marcó Fleurquin a los diez minutos de partido. Cuatro más tarde, el Valladolid empató: gol de Castillo. Sin embargo, en el dieciséis, Pavoni ponía nuevamente al Cádiz en ventaja.

Con ese 2-1 se llegó al descanso. En el minuto sesenta y nueve, Oli hizo el 3-1. Dos minutos más tarde el ovetense fue sustituido por Nenad Mirosalvjevic, auténtica estrella del partido. El ariete firmó un hat-trick en los veinte minutos que estuvo sobre el terreno de juego. Marcó a Bizarri en el setenta y uno (nada más entrar), en el setenta y ocho y en el ochenta y siete. 6-1. Como esta jornada contra el Almería B.

En la 2008-2009, logró regresar a la división de plata. En las dos, consiguió hacer seis goles en un partido. Casualidades del destino, además, la última vez que el Cádiz hizo seis goles, le tocó rendir visita al Melilla. El seis parece que le trae suerte al Cádiz. ¿Continuará la racha esta temporada?

Link

Juego, set y partido

El Cádiz, tras dos victorias consecutivas en Liga, recibía en el Ramón de Carranza al Almería B. El filial almeriense nada tenía que ver con el que la pasada temporada debutara en el Grupo IV: más aclimatado a la categoría de bronce, en esta 2011-2012 se había erigido como el cuarto mejor visitante. Un duro rival para un Cádiz que, de ganar, estaría más cerca de los equipos cabeceros.

Jose González presentó cambios en la convocatoria y en el once titular: Camille y Dioni Villalba regresaban al equipo tras estar ausentes en Roquetas. De este modo, jugaron Aulestia, De Coz, Goikoetxea, Baquero, Camille, Héctor Yuste, Óscar Pérez, Ferreiro, Ikechi, Dioni Villalba y Akinsola. Arbitraba el malagueño Raúl Chavet García.

A los tres minutos, tras un córner sacado por Ferreiro sin consecuencias, el Cádiz dispuso de la primera oportunidad para marcar. Akinsola remató de cabeza sorprendiendo a la zaga almeriense, tras centro de Ferreiro, que se marchó fuera por poco. El Cádiz había empezado muy fuerte, buscando con ahínco la portería de Lopito. El equipo amarillo atacaba por la banda derecha, donde Ferreiro protagonizaba las primeras jugadas de peligro.

El Cádiz continuaba con su asedio al Almería B, tanto desde el córner como en lanzamientos de falta. Todas esas jugadas eran monopolizadas por Ferreiro, muy activo. El Almería B, por su parte, atacaba tímidamente, tratando de buscar mediante desplazamientos largos de balón a José Ramón.

Óscar Pérez marca de penalti

A los nueve minutos de partido, el colegiado, Chavet García, amonestó a Okoro, después de que el jugador del filial almeriense agarrara a Yuste de la camiseta dentro del área. Penalti. El lanzador de la pena máxima, como ya ocurriera la jornada anterior, fue Óscar Pérez. El ovetense, con mucha sangre fría, batió a Lopito, haciendo el primero de la tarde en Carranza. 1-0.

El Cádiz no se conformaba con ese gol y continuaba buscando la portería del Almería B. Dioni Villalba vio cómo le anulaban un gol por fuera de juego claro a los doce minutos de juego. Akinsola probó fortuna, pero su disparo se marchó rozando el lateral de la red. Tras esa jugada, Dioni Villalba fue el primer jugador cadista en ser amonestado por el árbitro, tras dificultar el saque de una falta del Almería B. Akinsola marró otra clara oportunidad de gol después de que Ikechi Anya le asistiera.

En el veinte de partido, cerca estuvo de recibir el segundo gol Lopito: Ferreiro asistió a Akinsola, que, a la media vuelta y desde fuera del área, disparó con intención y colocación, pero se le marchó fuera por poco. El partido estaba siendo un monólogo cadista, con continuas llegadas al área del rival, que parecía un juguete roto en manos de los amarillos.

El primer ataque con cierto peligro del Almería B fue cortado con calidad por Goikoetxea, que le arrebató el balón a José Ramón. Volvió a rondar el gol Akinsola, tras robar el balón e internarse en el área. Una vez ahí, disparó, pero por encima del larguero. Al Cádiz le faltaba rematar la faena, haciendo otro gol que diera mayor tranquilidad.

En el minuto treinta y uno el Almería B se vio obligado a hacer su primer cambio: entró Azeez por Márquez. Ikechi Anya recogió el testigo de Ferreiro, siendo el jugador que más peligro generaba. El escocés, haciendo gala de su velocidad y potencia, volvía loca a la zaga almeriense.

El equipo continuó llegando, pero le faltaba fortuna para acertar en la diana. Con empate a cero se llegó al final del encuentro, después de que el colegiado descontara un minuto sobre el tiempo reglamentario.

Tras la reanudación, pudo verse a un Cádiz igual que en el primer período. Ikechi Anya protagonizó la primera jugada de peligro del segundo acto, tras una galopada por la banda que acabó en falta sobre el escocés. La falta, casi un córner por la posición en que se realizó, fue sacada sin consecuencias. Poco después, Akinsola volvió a probar a Lopito. Tras recortar a dos centrales del Almería B en el área, disparó a puerta, no entrando el balón por la buena estirada del cancerbero rival.

Festival goleador

El primer disparo del Almería B llegó en la segunda parte: Okoro concluyó un contragolpe de su equipo, tras una pérdida de Ferreiro en el mediocampo. En el minuto cincuenta y cuatro, el Cádiz encontró el premio a su insistencia: Ikechi Anya recogió un rechace en la frontal y tras sortear a dos rivales, superó a Lopito. 2-0.

Sin tiempo para reponerse, llegó el tercero para el Cádiz. Ikechi, tras otra galopada por la izquierda, asistió a Héctor Yuste que, desde la frontal y sin pensárselo demasiado, soltó un zapatazo brutal, con el batió a Lopito. Dos goles en apenas un minuto. Tras esto, Jose González realizó el primer cambio en el Cádiz: se marchó Dioni y entró Juanjo. Antes, el Almería B registró su segunda sustitución: Cabeza dejó su sitio a Cristian.

A la hora de partido el Almería B recortó distancias: Okoro se encontró un balón en el área cadista, tras un error de la zaga amarilla y batió a Aulestia. 3-1. Tras esto, Goikoetxea tuvo que ser sustituido por problemas musculares. Le sustituyó Wilfried Moke, que ocupó su puesto en el centro de la zaga.

Con su gol, el Almería B pareció meterse en el partido. Okoro robó el balón y asistió a José Ramón, que no pudo disparar pues antes Baquero despejó a córner. Akinsola fue derribado en la media luna del área, señalando falta Chavet García y amonestando al infractor. Antes del lanzamiento de la falta, Ikechi tuvo que ser sustituido por problemas físicos, entrando en su lugar Juanse Pegalajar. La falta fue botada por Ferreiro, que tras hacer pasar el balón por encima de la barrera, hizo el cuarto del Cádiz.

El Almería B agotó sus cambios: Dani Romera entró por José Ramón. Sin embargo, el Cádiz quería más. Tras una gran jugada de Ferreiro por la banda, Juanjo Serrano hizo el quinto. El gallego se marchó de su marcador, centró y Juanjo remató sin piedad. 5-1.

Juanse Pegalajar, tras una gran jugada personal y de disparo con rosca, estuvo cerca de hacer el sexto del Cádiz. Carranza era una fiesta, feliz por el juego de su equipo, que buscaba más goles. Un sexto que llegó por mediación de Akinsola, que llegó al área y con mucha sangre fría, batió a Lopito de disparo cruzado. 6-1.

Akinsola falló el séptimo en boca de gol, tras un buen pase de Juanse. El marcador no se movió más. Chavet García no descontó nada. 6-1. El Cádiz, ganó y convenció.

Link

sábado, 22 de octubre de 2011

Toti fuera de la lista por vez primera

Tres cambios en la lista de convocados dada por Jose González para recibir al Almería B. Se caen dos jugadores que fueron titulares en Los Bajos y otro que entró en la segunda mitad, sin aportar demasiado. Se caen Góngora, Dieguito y Toti. En su lugar, entran en la lista Samu Camille, Dioni y Juanse Pegalajar.

De este modo, la convocatoria para medirse al filial almeriense (que es el cuarto mejor visitante de todo el Grupo IV) la completan Aulestia, Gonzalo Gutiérrez, Goikoetxea, De Coz, Baquero, Camille, Óscar Pérez, Héctor Yuste, Moke, Josemi Caballero, Ikechi Anya, David Ferreiro, Juanse Pegalajar, Bebo Akinsola, Dioni Villalba y Juanjo Serrano.

Llamativas son las ausencias de Góngora y Toti. El malagueño, que cuajó un gran partido en Roquetas de Mar (disciplinado por la banda, defendiendo bien y que, encima, provocó con un lanzamiento de falta un gol que el colegiado atribuyó a Prats) vuelve a abandonar la convocatoria a favor de Camille. La alternancia entre ambos jugadores en las listas del entrenador se mantiene.

Por su parte, Toti se pierde un partido por vez primera en esta temporada. Comenzó como titular, sin convencer. Jose González, a modo de toque de atención, lo relegó al banquillo para ver si mejoraba su rendimiento. Sin embargo, tampoco surtió efecto. Toti obtiene su castigo, por no aprovechar las oportunidades. Y mientras que Ikechi Anya mantenga ese nivel de forma, el salmantino cada vez lo tendrá más complicado para entrar. Por primera vez, en una convocatoria del Cádiz sólo hay un extremo zurdo.

Dieguito, que entró en la pasada lista liguera por su buen encuentro en Copa del Rey, vuelve a abandonar el equipo. El canterano no cuajó mal partido en Los Bajos. Tendrá que pelear más para encontrar un sitio en el equipo.

Su lugar lo ocupa en la convocatoria Dioni Villalba, que esta semana en rueda de prensa reconocía que tal vez su apatía le había podido costar el puesto la pasada jornada. El malagueño, que todavía no ha visto puerta, forma una interesante sociedad atacante con Akinsola.

También regresa Juanse Pegalajar, que parece que este año ha adquirido el rol de revulsivo. Cinco partidos ha disputado en Liga el jiennense, saliendo en todos ellos desde el banquillo.

Link

viernes, 21 de octubre de 2011

Aleix Vidal: Fichado para el Almería B y triunfando con Lucas Alcaraz

Como ya ocurriera en la anterior visita de un equipo filial a Carranza, el Almería B llegará al coliseo cadista sin un jugador que forma parte de su estructura y que, sin embargo, se ha hecho con un hueco en el primer equipo. La anterior visita fue Álvaro Vadillo, jugador del Real Betis. Ahora, se trata de Aleix Vidal.

Veintidós años recién cumplidos, con un año de experiencia en Segunda División (Nástic de Tarragona, temporada 2009-2010) y otro en Segunda B. Llegó al Almería B procedente de otro filial, el del Mallorca, que no pudo eludir el descenso de categoría en el Grupo III. Vidal fue uno de los futbolistas más determinantes en el filial bermellón: treinta y cinco partidos y seis goles. Un auténtico refuerzo de lujo para un Almería B que buscaba pasar menos apuros que el año anterior.

Sin embargo, Aleix Vidal, que llegó para el filial, poco estuvo con sus compañeros. Lucas Alcaraz, recién llegado al primer equipo almeriense, hizo que el joven jugador realizara la pretemporada con el Almería. De hecho, Vidal jugó contra el Valencia en la presentación oficial del Almería ante su público. Tras la marcha de Crusat al Wigan de Roberto Martínez, Aleix Vidal fue ascendido al primer equipo.

Para Alcaraz, el joven mallorquín es imprescindible. Desde que debutara en la segunda jornada en Córdoba (no lo hizo en la primera por la huelga que afectó al fútbol profesional) lo ha jugado todo. Ocho partidos de Liga, acabando cuatro de ellos. De los otros cuatro que no acabó, dejó sin jugar veintinueve minutos. Además, ha marcado un gol. El que significó el definitivo 0-2 en la victoria de su equipo en la Nueva Condomina. Menor peso ha tenido en la Copa del Rey, competición secundaria para un Almería que pelea por el ascenso: dieciocho minutos contra el Guadalajara.

Contra la Balona

De este modo, Aleix Vidal sólo jugó un partido con el Almería B, equipo al que, en un primer momento, vino a reforzar. Fue en la primera jornada (en parte por la huelga del fútbol profesional) contra la Balona. 4-2 perdió el filial almeriense en La Línea, pero Aleix Vidal desempeñó un papel muy destacado.

Fue el autor de los dos goles de su equipo. En el minuto cinco, consiguió igualar el marcador, tras batir a Pagola con un fuerte disparo desde la izquierda. Media hora más tarde, el balear volvió a golpear. Tras aprovecharse de un error de la zaga, Vidal superaba al cancerbero balono y ponía el 1-2 en el Municipal de La Línea.

Aleix Vidal, fichado por el filial y triunfando en el primer equipo. Una preocupación menos para la zaga cadista.

Link

Richi, único del Almería B que sabe ganar en Carranza

Siete jugadores del actual plantel del Almería B visitaron el Ramón de Carranza. La gran inmensa mayoría de ellos, además lo hicieron la pasada campaña en el filial almeriense. Trujillo, Lillo, Alberto, Antonio y José Ramón son los únicos supervivientes de la visita del Almería B al coliseo cadista la pasada temporada.

Todos ellos fueron alineados por Alfonso González de inicio, aunque José Ramón no acabó el partido. Fue sustituido antes de que se produjera el empate cadista por César. Antonio, además, vio una cartulina amarilla.

En la temporada 2008-2009 visitó el Ramón de Carranza Richi, único jugador del Almería B que sabe lo que es llevarse los tres puntos contra el Cádiz. Fue en la decimonovena jornada de Liga, en un Cádiz-Guadalajara que finalizó con victoria alcarreña por 1-2. Richi fue alineado en la zaga titular del equipo dirigido por Falete, junto a Garde, Quesada y Feito. Disputó los noventa minutos del choque.

Alejandro Suárez adelantó al Guadalajara nada más comenzar el partido. Toedtli, en la primera mitad, conseguiría el gol de la igualada. Pero los alcarreños volverían a batir a Kiko Casilla gracias a otro tanto de Alejandro Suárez en la segunda mitad.

Ya en la temporada 2009-2010, Pedro Alcalá visitaría el Ramón de Carranza. Es el único jugador del Almería B que no ha pisado el estadio gaditano en Segunda B. Lo hizo en un Cádiz-Real Unión de Irún, con cadistas e irundarras en la división de plata. Alcalá fue titular para Iñaki Alonso, jugando junto a Gurrutxaga, Iglesias y Descarga.

El encuentro supuso la tercera victoria del Cádiz desde su regreso al fútbol profesional, a pesar de ir a remolque en el marcador por el gol de Abasolo. Fran Cortés, en la primera mitad, conseguiría el empate amarillo. Ogbeche, a la hora de juego, dejaría los tres puntos en Cádiz. Pedro Alcalá, por tanto, ha sido el único jugador del Almería B que ha perdido en su visita a Carranza.

Su entrenador, Francisco, visitará por primera vez el feudo cadista como técnico. Como futbolista, a pesar de haber jugado muchos años en el Almería, solo lo hizo una vez. No fue con los almerienses, sino con el Granada 74 en la primera jornada de la temporada 2007-2008. Lo hizo saliendo desde el banquillo, al sustituir en el minuto cincuenta a Saizar. Su equipo acabó perdiendo por 2-0.

Link

A mejorar los registros en Gijón

Llega el Granada de Fabri a El Molinón, para medirse en un duelo a vida o muerte al colista de la Liga BBVA, el Sporting de Gijón. Un buen resultado para el Granada sería muy importante, pues ayudaría a meter tierra de por medio con un rival necesitado de puntos y que, además, es directo por la permanencia.

A lo largo de la historia, a los nazaríes no se les ha dado bien visitar al conjunto sportinguista. Nueve partidos, con siete triunfos locales, un empate y una victoria. A continuación, repasaremos esos precedentes históricos entre el Sporting y el Granada.

El Granada de Platko visitó Gijón por primera vez en la temporada 1944-1945. Era la octava jornada y perdió por 3-1. Dindurra adelantó al Sporting en la primera mitad. Tras la reanudación, Nicola logró igualar, aunque fue expulsado poco después por el colegiado, Corpas. A partir de ahí, el Sporting aprovechó su superioridad numérica y sentenció. Dos goles más, de Chervigón y Chano.

No volverían a enfrentarse ambos clubes en la élite hasta la temporada 1957-1958. Fue por el descenso de categoría del Granada. Cuando volvieron a reencontrarse, el Sporting no mostró piedad: 5-1. Y eso que el partido no comenzó mal para el Granada, que se adelantó al cuarto de hora de juego con gol de Navarro. Sin embargo, el Sporting empató a tres minutos del descanso, con gol de Biempica. Tras la reanudación, los locales golearon sin miramientos: marcaron Sánchez Puente, Ortiz Peláez (dos goles) y Biempica.

En la temporada 1958-1959 se produjo la única victoria del Granada en Gijón. Por la mínima, gracias a un tanto de Juan Vázquez en la primera parte. Janos Kalmar, entrenador nazarí, alineó en aquel encuentro a Gomes, Vicente Díaz, Manuel Méndez, Larrabeiti, Becerril, Pellejero, Castillo, Juan Vázquez, Loren, Carranza y Mauri.

Hasta la 1970-1971 no apareció el Sporting de Gijón en Primera División. El uno de noviembre de 1970, en la octava jornada de Liga, el Granada visitó la localidad asturiana y perdió. 3-2. Barrenechea, en propia puerta, adelantó a los asturianos, que golpearían cinco minutos más tarde con gol de Alfredo Pascual. Vicente González y Juárez empataron antes del descanso. Sin embargo, cinco minutos después de la reanudación, Churruca marcaría el gol del triunfo para el Sporting.

En la 1971-1972, el partido fue menos competido. El Sporting ganó por 2-0, marcando sus goles en la segunda parte. Fanjul y Megido marcaron en apenas dos minutos. Jugaron aquel encuentro en las filas granadinas Izcoa, De la Cruz, Barrenechea, Falito, Pedro Fernández, Jaén, Lasa, Porta, Barrios, Fontella y Vicente González.

Ese mismo resultado (2-0) se repitió en la 1972-1973. Churruca marcó en la primera mitad y en la segunda, Quini superó a Izcoa. En la 1973-1974, el Sporting avasalló al Granada: 4-0. Fanjul marcó en el minuto tres; Quini en el cinco; Churruca en el setenta y uno. En el noventa, Alfredo Megido cerró el marcador.

Mayor fue la goleada, aún si cabe, en la decimocuarta jornada de la Liga 1974-1975. Izcoa recibió cinco goles: tres de Churruca (al que el Granada se le daba especialmente bien) y dos de Quini (al que tampoco se le daba mal el equipo nazarí) El Granada consiguió marcar un tanto, obra de Antonaya.

En la temporada 1975-1976, última del Granada en la élite, ambos conjuntos empataron a cero en la primera jornada. Treinta y cinco años después, el Granada busca sacar un resultado positivo en un escenario complicado.

Link

jueves, 20 de octubre de 2011

Entrevista a Lillo, lateral del Almería B

“PUDIMOS HABER SACADO ALGO MÁS DE CARRANZA LA TEMPORADA PASADA”

Manuel Castellano Castro, “Lillo” (Valencia, 27-03-1989) ya jugó el último Cádiz-Almería B. En aquella ocasión su equipo consiguió llevarse un punto de Carranza. Con experiencia en Primera (jugó con el Valencia y el Almería) y Segunda (en el Murcia) afronta su segunda temporada en el Almería B con la intención de que resulte más calmada que la anterior. El lateral diestro concede esta entrevista a Cadistasfinos.com.

¿Cómo llega el Almería B a Carranza? ¿Cómo valora la temporada que lleva realizada por el momento su equipo?

Llegamos al Carranza sin perder ningún partido fuera de casa, sabiendo que es un partido complicado, contra uno de los mejores equipos del grupo... Será un partido bonito. De momento, la temporada es buena: estamos en una zona tranquila y el equipo no piensa dejar ese camino.

¿Cómo ha cambiado el Almería B desde que se produjera su debut en el Grupo IV la pasada campaña a esta?

Creo que hemos empezado mejor el año y quieras que no, el equipo tiene menos presión... Somos un equipo joven pero que tiene muy claro lo que debe hacer.

¿Cuál es la dificultad añadida de militar en un filial y competir contra el resto de equipos en el Grupo IV?

La dificultad la podemos tener a lo largo de la semana, ya que somos un filial y muchas veces dependemos del primer equipo.

La temporada pasada consiguieron sacar un punto del coliseo cadista. ¿Qué recuerda de aquel partido? ¿Cree que pueden conseguir algo similar esta temporada?

Recuerdo que el equipo estuvo muy bien defensivamente y que no le perdió la cara en todo el partido. Pudimos haber sacado algo más de allí.

¿Cómo ve al Cádiz? ¿Qué destacaría del combinado que dirige Jose González?

Hablar del Cádiz es siempre saber que es uno de los mejores equipos del grupo. Yo creo que no hay palabra mala para describirlo... Es un equipo que a partir del medio campo tiene mucha velocidad y ahí ellos te pueden matar.

¿De qué forma cree que puede hacerle daño el Almería B al Cádiz?

Nosotros sabemos que es muy complicado, y más allí en el Carranza, pero el equipo está ahí, no hemos perdido todavía fuera de casa y podemos dar la sorpresa.

En la temporada 2009-2010 debutó en Primera División en un Valencia-Almería. ¿Qué recuerda de aquel partido? ¿Cómo vivió los días previos al debut?

Pues fue un debut raro, ya que sabía que no iba a debutar en mi posición natural, pero bueno, siempre debutar es bonito... Estaba un poco nervioso, pero a la vez con muchas ganas, ya que era una cosa que estaba esperando desde hacía mucho tiempo.

La pasada campaña jugó dos partidos más en la máxima categoría con el Almería. ¿Qué diferencias encuentra entre Primera y Segunda B? ¿De qué partido guarda mejor recuerdo?

La diferencia entre Primera y Segunda B es cuando no tienes el balón. En Primera hay muchos jugadores con mucha calidad y cuando tu equipo no tiene el balón, se sufre mucho. Recuerdo el partido de Zaragoza, ya que lo jugué entero; el del Sevilla, debutar en el Sánchez Pizjuán fue increíble.

¿Qué entrenador y qué compañero le han marcado más a lo largo de su trayectoria deportiva?

El entrenador que más me ha marcado fue Javier Clemente en mi etapa en el Murcia. Confió en mí desde el primer día. Y bueno, agradecido a Unai Emery y José Luis Oltra por la oportunidad que me dieron de jugar en Primera. Compañeros, dos: Paco Peña y Álvaro Mejía. Me ayudaron mucho en los momentos difíciles que paseé en Murcia; me aportaron mucho.

¿A qué aspira el Almería B esta campaña? ¿Y usted, en lo personal?

El equipo aspira a todo, yo creo que en este momento no tiene techo. ¡Se está viendo qué es el Almería B y podemos ganar a cualquiera! Yo espero poder ayudar al máximo al equipo y no sufrir como lo hicimos el año pasado.

Link

Google+ Badge