miércoles, 29 de febrero de 2012

Moke regresa a Écija, donde le dieron la primera oportunidad

Muy especial será el Écija-Cádiz de esta jornada para Wilfried Moke. El franco-congoleño regresa al Municipal de San Pablo, estadio en el que jugó como futbolista local en la temporada 2009-2010. Una temporada en la que, de la mano de Risto Vidakovic, dio un rendimiento que le acabó valiendo para firmar por el Cádiz.

Sólo estuvo una temporada en el Écija, al que llegó procedente del Puertollano. Pero fue una temporada importante para él. Su debut se produjo en la primera jornada, en la que el Écija cayó por 3-1 con el Jerez Industrial. A pesar de carecer de experiencia en la categoría, fue titular en el mediocampo para Vidakovic.
Lo fue toda la temporada. Disputó treinta y cinco partidos en Segunda B: treinta y uno de ellos como titular. Fue suplente en el Écija-Poli Ejido (0-3), Écija-Caravaca (3-2), Jaén-Écija (1-0) y Écija-San Roque de Lepe (3-0)

De los tres partidos que se perdió, dos fueron por sanción. No estuvo disponible para Vidakovic en el Marbella-Écija de la vigésimo primera jornada, por acumulación de cartulinas. Su regreso fue contra el Betis B. Jugó como titular, pero sólo estuvo hasta el minuto veintidós: el colegiado lo acabó expulsando por doble amonestación. De este modo, se perdió la derrota del Écija en Los Cármenes (4-1)

En total, Moke, con veintiún años, acumuló dos mil setecientos treinta y nueve minutos de juego. Fue el tercer jugador de campo más utilizado de la plantilla astigitana, tras Zurdo (tres mil minutos) y Checa (dos mil setecientos noventa y nueve minutos de juego) Un gran año para él, culminado con la permanencia astigitana y su fichaje por el Cádiz en verano.

Su primer partido completo: Cádiz-Écija

Más motivos por los que el Écija será especial para Moke: ante los astigitanos jugó su primer partido como titular con el Cádiz. Fue su cuarto encuentro como cadista, en la undécima jornada de Liga. Cuajó un partido irregular, como él mismo reconoció en una entrevista concedida a Cadistasfinos en febrero de 2010. “Fue un partido que ganamos con comodidad pero no me gustó mi actuación, creo que perdí muchos balones y quizás estuve un poco nervioso”, dijo por aquel entonces.

También jugó como titular en la derrota cadista en San Pablo, en el que fue su regreso al que fue su estadio. No pisaba San Pablo desde el dos de mayo de 2010, cuando el Écija cayó por 1-3 con el Ciudad Lorquí. Como en aquella ocasión, Moke no salió vencedor. 4-3 perdió el Cádiz.

Ahora, casi un año después de esa dolorosa e inexplicable derrota cadista, Moke regresará a San Pablo para jugar ante un Écija muy necesitado.

Link

Quinto encuentro contra el Cádiz para Miguel Rivera

Tras haber sido cesado incomprensiblemente como entrenador del Leganés en la temporada 2010-2011, Miguel Rivera volvía a los banquillos el veintidós de enero. No hizo bueno el dicho de que, a entrenador nuevo, victoria segura. El Écija, equipo que lo firmó tras destituir a Lucas Cazorla, perdió por 2-0 ante La Unión.

Esta era la segunda etapa de Miguel Rivera al frente del conjunto astigitano, al que ya dirigió tres temporadas. De la temporada 2004-2005 a la 2006-2007. En las tres cuajó buenas campañas, logrando que el Écija permaneciera en el Grupo IV de Segunda B. De hecho, en su segunda temporada, cuatro puntos impidieron que su equipo disputara la fase de ascenso.

A él recurrió el Écija, después de la buena labor realizada tanto en el banquillo astigitano como en el Águilas (temporada 2007-2008) o Caravaca (2009-2010) para aferrarse a la categoría. Una misión que, por el momento, no es sencilla. El Écija cierra la clasificación, siendo el colista de un Grupo IV de dieciocho equipos.

Nunca ha ganado al Cádiz

El encuentro de esta próxima jornada no se presenta halagüeño para los hombres de Rivera. Visita San Pablo el Cádiz, líder de la clasificación. Un encuentro, por tanto, muy desigual, entre el primero y el último del Grupo IV. Será la quinta vez que Miguel Rivera se enfrente al Cádiz. En ninguna de las cuatro ocasiones anteriores consiguió ganar. Acumula, contra los amarillos, tres derrotas y un empate.

Le tocó enfrentarse al Cádiz por primera vez en la temporada 2002-2003. Rivera dirigía al Cartagena, sumido en una grave crisis institucional. Fue en la decimonovena jornada cuando el equipo murciano visitó el Ramón de Carranza. El Cádiz, con un gol de Pavoni a nueve minutos para el final, se hizo con la victoria.

En la segunda vuelta, el Cartagena de Rivera consiguió empatar con el Cádiz en la última jornada. Un 0-0 entre ambos, con un Cartagena que ya estaba salvado y un Cádiz que necesitaba conseguir un punto en Cartagonova para clasificarse para la fase de ascenso. Sería la última vez que Jose González y Miguel Rivera se enfrentaran en los banquillos.

De forma más reciente, encontramos los otros dos enfrentamientos de Rivera con el Cádiz. En la temporada 2008-2009, el malagueño dirigió al Granada 74 en los dos encuentros que el equipo de Marsá jugó contra el Cádiz. Perdió los dos.

La primera derrota fue en la segunda jornada de Liga. El Cádiz de Gracia, con goles de Juanma Hernández y Enrique, doblegaron al Granada 74. Más disputado estuvo el encuentro de la segunda vuelta, en Pinos Puente. De hecho, el Granada 74 golpeó primero: Pepe adelantó a los granadinos. A la hora de juego, Juanma Delgado, empataba. El gol del triunfo cadista llegó en el minuto novena. Su autor, fue Cristian.

Link

El Cádiz solo ha ganado una vez en Écija

El Municipal de San Pablo es un estadio que nunca se le ha dado demasiado bien al Cádiz. Los amarillos han visitado al Écija nueve veces. De ellas, sólo ha conseguido sumar los tres puntos en una ocasión. El resto de enfrentamientos se han saldado con cinco empates y tres victorias del Écija. Por tanto, a tenor de estos datos, debe tomarse el próximo Écija-Cádiz con cautela, pese a la mala situación de los astigitanos en la tabla.

La primera vez que el Cádiz visitó San Pablo fue en la temporada 1994-1995. Corría la tercera jornada y los amarillos, dirigidos por Cacho Heredia, acabaron empatando a uno. Quino, a los seis minutos de partido, adelantó a los astigitanos. Nada más iniciarse el segundo período, Ortiz logró el gol de la igualada cadista.

Hasta la temporada 1997-1998 el Cádiz no volvió a rendirle visita al Écija. Cuando lo hizo, los amarillos cayeron por 2-1. El encuentro no empezó mal para el Cádiz, que se adelantó en el minuto veintiocho gracias a un gol de Zárate. Sin embargo, el Écija volteó el marcador, con goles de Fede (minuto cuarenta) y Navarro (minuto cincuenta y ocho)

En las siguientes dos visitas cadistas a San Pablo se repitió el resultado final. 0-0. Fue en la temporada 1999-2000 (duodécima jornada) y 2000-2001 (séptima jornada)

Los empates sin goles se rompieron en la temporada 2001-2002, cuando el Cádiz perdió por 2-1. Pronto comenzó mandando el Écija: a los cinco minutos Fran Roser batió a Armando. En el segundo tiempo, Xavi Morón puso tierra de por medio para los astigitanos. El gol cadista fue de Varela, en el noventa y cuatro.

En la que fue la primera visita de Jose González a San Pablo (temporada 2002-2003) el Cádiz obtuvo un punto. Un empate a cero, tercero y último que los amarillos han conseguido en San Pablo.

Cerca estuvo de ganar el Cádiz con Javier Gracia en la temporada 2008-2009. Ormazábal adelantó al Cádiz en el primer tiempo, después de superar a Arturo. Cuando los tres puntos parecían seguros, el Écija empató. Fue tras un tanto de Amarilla, en el minuto noventa y tres de partido.

El último Écija-Cádiz se saldó con una inexplicable derrota, por 4-3. Un partido que, como el de esta jornada, fue televisado por el ente público andaluz. El Cádiz se puso por delante: 0-2, gracias a los goles de Josemi Caballero y Carlos Caballero. Antes del descanso, el Écija se puso por delante. Marcaron Danilson, Jonan García y Ramírez. En el cincuenta y cinco, Jonan García hizo el 4-2. Carlos Caballero, a veinte para el final, hizo el definitivo 4-3.

Link

martes, 28 de febrero de 2012

Otro Carnaval sin conocer la derrota

Una maldición carente de fundamento

Recordaba, no hace mucho nuestro compañero Jesús Navarro, que al Cádiz le acababa pasando factura el Carnaval. Un comentario recurrente, aquel de que a los amarillos les costaba ganar en tan señalada fecha. Una “maldición”, similar a la del Cádiz campeón del Trofeo Carranza. En este caso, unos comentarios carentes de fundamento.

Para ello, no hay más que ver, no sólo los números cosechados por el Cádiz en el mes de febrero, sino en los últimos tiempos. Este febrero, tan exigente para los amarillos, se ha convertido en el segundo mejor (junto al de la temporada 2004-2005) de la última década. El Cádiz ha logrado ocho puntos de doce posibles, tras ganar a Betis B (1-2) y Lucena (4-0) y empatar con Balona (1-1) y Cacereño (0-0)

Iguala los guarismos del mes de febrero de 2005, cuando con Víctor Espárrago en el banquillo sumó ocho puntos. Lo hizo tras ganar al Lleida (1-3), al Almería (2-1) y empatar con Nástic (1-1) y Sporting (0-0) Dos puntos más consiguió sumar el Cádiz en la temporada 2010-2011. Diez puntos en febrero de 2011, tras empatar con el Yeclano (1-1) y ganar al Estepona (2-1), Betis B (0-2) y Poli Ejido (1-0) Ha sido el mejor resultado del Cádiz en Carnavales en la última década.

Siete puntos consiguió sumar el Cádiz en el mes de febrero en la temporada 2002-2003 y 2006-2007. Ambas, con Jose González como entrenador. En la 2002-2003 el Cádiz ganó a Jaén (2-0) y Sevilla B (3-0), empató con el Écija (0-0) y perdió con el Cacereño (3-2) En la 2006-2007, los amarillos derrotaron a Tenerife (1-0) y Salamanca (2-0), empataron con el Almería (2-2) y perdieron con el Murcia (1-0)

Dos veces consiguió el Cádiz sumar seis puntos en febrero. Fue en las temporadas 2007-2008 y 2008-2009. En la primera de ellas, el Cádiz ganó al Alavés (2-0) y empató con Tenerife (0-0), Salamanca (1-1) y Córdoba (2-2) En la segunda, ya en la división de bronce y con Javier Gracia de entrenador, el Cádiz ganó a San Fernando (6-2) y Linares (2-0) y perdió con el Conquense (2-0) y Melilla (3-1)

Febreros malos

De este modo, vemos que sólo tres de los últimos diez Carnavales han sido malos para el Cádiz en cuanto a resultados. El menos malo fue el de la temporada 2003-2004, cuando, con Jose González en el banquillo, el Cádiz sumó tres puntos. De cinco partidos, sólo ganó uno: al Getafe, por 2-1. Perdió contra el Poli Ejido (1-0), Málaga B (0-1), Terrassa (1-0) y Rayo Vallecano (2-0)

Peores fueron los de las temporadas 2005-2006 y 2009-2010. En ambos, el Cádiz sólo sumó un punto. En la 2005-2006, el equipo empató con el Villarreal (1-1) y perdió con el Sevilla (0-4), Osasuna (1-3) y Celta (2-0) En la 2009-2010, el Cádiz empató con el Hércules (2-2) y perdió con el Levante (2-4), Córdoba (1-0) y Recreativo (2-1)

En estos últimos diez años, el Cádiz ha disputado cuarenta y un partidos en febrero. De ellos, ha ganado quince (36,58%), empatado doce (29,26%) y perdido catorce (34,14%) Unos datos que muestran que el rendimiento del Cádiz en febrero, no es tan malo. De hecho, el equipo lleva, con este, dos carnavales sin conocer la derrota.

lunes, 27 de febrero de 2012

Los árbitros empañan dos genialidades de Cristiano Ronaldo y Messi

Los árbitros vuelven a estar en el punto de mira. Los partidos de los dos grandes de nuestro fútbol en esta vigésimo quinta jornada de Liga estuvieron marcados por decisiones arbitrales discutibles, que han hecho que, a falta de cambios en la clasificación (Real Madrid y Barcelona mantienen las distancias) el centro del debate se centre en ellos.

Para empezar, en el Rayo Vallecano se sienten dolidos con la actuación de Fernández Borbalán, durante el derbi con el Real Madrid. Consideran desmesurada la expulsión de Michu (ciertamente lo es) y que Sergio Ramos debió ser expulsado tras meterle el codo a Diego Costa dentro del área. La caja de los truenos la ha abierto Piti, jugador rayista, al declarar que los árbitros “tienen miedo al Real Madrid”. Unas declaraciones que pueden ser enlazadas con las realizadas hace una semana por Domingo Cisma, que consideró injusta su expulsión en el Bernabéu.

También hubo decisiones arbitrales controvertidas en el otro gran partido jugado en territorio madrileño esta jornada. El Barcelona acabó con el efecto Simeone, que no conocía la derrota desde su desembarco al conjunto colchonero esta Navidad. Esta vez, en el punto de mira del aficionado atlético está Pérez Lasa. Sobre todo, porque obvió un claro penalti de Sergio Busquets en el último minuto de partido. Un penalti que pudo haber significado el empate de los rojiblancos y que se acabó yendo al limbo.

Sobre esta decisión se han manifestado, en las últimas horas, Radamel Falcao y Eladio Paramés, portavoz de José Mourinho. Ambos, utilizando la red social Twitter para quejarse de la decisión del árbitro.

La Liga sigue igual

Toda esta vorágine de quejas al estamento arbitral (precedida por una reunión secreta la semana pasada entre Villar y Rosell, que también ha dado de qué hablar) llega justo antes del parón por las selecciones nacionales. La Liga para, momentáneamente, y sigue igual. El Real Madrid líder, diez puntos por encima de su eterno rival. Un Barcelona que, de acuerdo con las palabras de Guardiola, parece que da la Liga por perdida.

Lo cierto es que la vigésimo quinta jornada nos dejó, con respecto a los dos grandes, algo más que las decisiones arbitrales. Nos deja una genialidad de Cristiano Ronaldo y una pillería de Leo Messi. Genialidad, el gol de tacón del portugués, que valió los tres puntos del Real Madrid en Vallecas. Un auténtico golazo, que recuerda al logrado por Toquero no hace demasiado en Copa del Rey.

Pillería, el de Leo Messi, que también le valió los tres puntos al Barcelona en el Vicente Calderón. El astro argentino se aprovechó de la ingenuidad de la defensa rojiblanca para marcar, de falta otro golazo.

Una vez más, Real Madrid y Barcelona ganaron por sus dos grandes estrellas. Ronaldo y Messi. Messi y Ronaldo. Los dos más grandes de los dos grandes, que compiten por el Pichichi (veintinueve del portugués por veintiocho del argentino) y por el Balón de Oro. Otra bonita lucha, paralela a la de sus dos equipos.

Trece jornadas: Jose González supera su racha de imbatibilidad

Esta temporada 2011-2012 está sirviendo para que Jose González bata récords en lo referente a sus anteriores etapas en el banquillo cadista. Si, en un primer momento, consiguió su mejor primera vuelta al frente del Cádiz, tras el 4-0 al Lucena ha conseguido superar otra marca personal. En esta ocasión, se trata del número de jornadas invicto. Trece.

Desde la decimocuarta jornada, cuando el Cádiz empató en Carranza a cero con La Unión, a esta vigésimo sexta, con goleada al Lucena. Trece partidos consecutivos sin perder. La última derrota del Cádiz data de la decimotercera jornada, cuando cayó por la mínima con el Sevilla Atlético. Desde entonces, los amarillos han acumulado ocho victorias y cinco empates. Veintinueve puntos. Aunque de esas ocho victorias, una tiene trampa: fueron los tres puntos dados por la incomparecencia del Sporting Villanueva Promesas.

La anterior marca de jornadas consecutivas sin perder estaba en doce. Doce partidos consecutivos sin perder estuvo el Cádiz de Jose González en la temporada 2006-2007. Fue en su segunda etapa en el banquillo amarillo. Una racha que se prolongó en los doce primeros partidos que el gaditano dirigió en esta nueva etapa al frente del equipo.

En concreto, desde la duodécima jornada (partido contra Las Palmas, primero en el que se hizo cargo del equipo tras la destitución de Oli) a la vigésimo tercera jornada (cuando el Cádiz ganó por la mínima al Tenerife) En la vigésimo cuarta, la que podría haber significado el partido número trece del Cádiz sin conocer la derrota, esta llegó: se perdió 1-0 con el Murcia en la Nueva Condomina. En este tiempo, el Cádiz de Jose logró seis victorias y seis empates.

En sus otras tres temporadas al frente del equipo, Jose estuvo ocho jornadas sin perder en las temporadas 2002-2003 (de la vigésimo novena jornada a trigésimo sexta) y 2010-2011 (de la vigésimo primera a la vigésimo octava) y seis en la temporada 2003-2004 (de la trigésimo tercera a la trigésimo octava jornada de Liga)

Tremendos números


Este Cádiz es el mejor de todos los que ha tenido a sus órdenes Jose González. El gaditano mejora todos sus números de anteriores campañas. Por ejemplo, tomando como referencia la 2002-2003, primera en el banquillo cadista y también, única hasta el momento en que comenzó desde el principio en la categoría de bronce, vemos que este Cádiz es más goleador.

Tras veintiséis partidos, en la 2002-2003, el Cádiz llevaba cuarenta y dos goles. Este año, lleva tres más: cuarenta y cinco. También es menos goleado: dieciséis (2011-2012) frente a veinticuatro (2002-2003)

Por si fuera poco, Jose González no sólo mejora todos sus guarismos de sus anteriores etapas, sino también los del Murcia 2010-2011, que pasó por ser el mejor equipo del Grupo IV en los últimos años. Aquel Murcia, tras veintiséis partidos, contaba con cincuenta y un puntos, siendo además segundo en la clasificación, a un punto del Sevilla Atlético. Este Cádiz cuenta con tres puntos más (cincuenta y cuatro) y es líder solvente, con un colchón de siete puntos sobre el segundo.

También mejor las jornadas que el Murcia estuvo sin conocer la derrota. Los pimentoneros permanecieron once jornadas sin perder: precisamente, las once primeras. A la decimosegunda, llegó la derrota. 2-1 en el Murube ceutí.

Pero no es este el único récord que tiene el Cádiz de Jose González a tiro. Tiene muy cerca, al alcance de la mano, el de jornadas sin perder del Cádiz 2008-2009, de Javier Gracia. En concreto, ese equipo permaneció catorce jornadas sin perder. Una racha que comenzó tras vencer al San Fernando en la quinta jornada y que duró hasta la decimoctava, con empate con la Balona.

Si el Cádiz no pierde la próxima jornada en su visita al Municipal de San Pablo, Jose González igualará la racha del equipo con Javier Gracia. ¿Lo conseguirá?

Link

domingo, 26 de febrero de 2012

Cuarto gol de Akinsola saliendo desde el banquillo

Bebo Akinsola respondió al doblete de Juanjo Serrano con un golazo. El nigeriano hizo el cuarto gol del Cádiz, el que cerraba la goleada al Lucena. Un soberbio tanto, después de que recibiera en el área, regateara a su marcador y, con mucha sangre fría, pusiera el balón donde Vargas no llegaba. Un gran gol, prácticamente en el primer balón que tocó.

Akinsola, que no jugó ni un minuto en el Príncipe Felipe contra el Cacereño, tampoco fue titular contra el Lucena. Le tocó esperar en el banquillo, dejándole su puesto a Juanjo Serrano. Precisamente, fue por el de Calamonte por el que ingresó, con el partido ya resuelto. Con un cuarto de hora por delante, marcó.

No es la primera vez que Akinsola ha demostrado que no necesita demasiados minutos para marcar. No en vano, además de ser el Pichichi cadista (diez goles) es el jugador que más goles mete saliendo desde el banquillo. Este al Lucena es su cuarto gol sin ser titular: un 40% de los goles conseguidos esta campaña.

Su primer gol desde el banquillo fue en la cuarta jornada, contra el Betis B en Carranza. Entró a falta de veinticinco minutos para la conclusión, y su concurso fue vital. Suyo fue el gol del triunfo cadista. Ocho minutos después de ingresar en el terreno de juego, superó a Adrián. Un minuto más disputó contra el Cacereño. Entró a falta de veintiséis minutos en lugar de Juanjo, cuando el Cádiz mandaba por 2-1. En el minuto noventa superó a René, haciendo el definitivo 3-0.

Hasta el gol conseguido esta jornada, la última vez que Akinsola marcó saliendo desde el banquillo fue en el Artés Carrasco de Lorca, en la decimosexta jornada de Liga. Entró por Dioni, marcando doce minutos después del cambio.

Líder destacado

Esta campaña el banquillo ha tenido muy poco peso en los goles del Cádiz. Con los cuatro al Lucena, el Cádiz acumula cuarenta y cinco tantos esta campaña. Diez (apenas el 22,22%) han sido de jugadores que salieron desde el banquillo.

Encabeza la lista, Akinsola. El nigeriano, con sus cuatro tantos a Betis B, Cacereño, Lorca Atlético y Lucena, es el líder destacado en esta faceta. Le siguen Dioni Villalba y Juanjo Serrano, ambos con dos goles.

El malagueño marcó a Villanovense y a Puertollano. El extremeño, por su parte, hizo sus dos goles a Almería B y Melilla. Con uno, aparecen Ikechi Anya (Ceuta) y Josemi Caballero (Balona)

Link

Un golpe de efecto a la Liga

Llegaba al Ramón de Carranza el Lucena. Primer equipo capaz de derrotar al Cádiz esta temporada. Único equipo del Grupo IV capaz de hacerle tres goles a Aulestia. Un partido complicado, duro. Los lucentinos eran los segundos en la clasificación, a cuatro puntos de los cadistas.

Los de Falete afrontaban el choque en clara línea ascendente, habiéndole recortado cuatro puntos en los dos últimos partidos al Cádiz. Un Cádiz que, tras dos empates consecutivos, había generado algunas dudas. Dudas que aumentaban teniendo en cuenta los apuros que los amarillos habían pasado contra los equipos más duros del Grupo IV en anteriores ocasiones.

Era un partido para dar el do de pecho, demostrar que el equipo aspiraba a grandes cotas y derrotar al Lucena. Era un partido para dar un golpe de efecto a la Liga y dejar a los cordobeses a siete puntos. Y el Cádiz superó todas las espectativas. No sólo ganó, sino que le arrebata el goal-average particular al Lucena.

Si el Lucena puede presumir de ser el único equipo del Grupo IV que le ha hecho más de dos goles a Aulestia, el Cádiz puede hacer otro tanto. Es el único equipo que le mete más de tres goles a Vargas. El portero del Lucena encajó tres en la undécima jornada, en un partido con el Puertollano que acabó en empate: 3-3. En esta ocasión, el Lucena se fue de vacío: 4-0.

Cuatro goles de un Cádiz avasallador, que salió consciente de lo que se jugaba y que dominó de principio a fin. Un Cádiz muy superior, que dio una gratísima imagen. Serio, bien plantado atrás, penetrando por las bandas. No dejó jugar al Lucena. Si la pasada jornada, René, portero del Cacereño, fue un mero espectador, en esta jornada ha sido Aulestia el que apenas ha tenido trabajo.

Mucha más labor tuvo Vargas. El portero puede considerarse el mejor de su equipo, a pesar de los cuatro goles encajados. El Lucena salió goleado de Carranza, pero de no haber sido por su cancerbero, el resultado hubiera sido más abultado. Vargas se mostró muy seguro, despejando disparos imposibles de Ferreiro o Juanjo Serrano.

No tuvo tanta suerte en las jugadas a balón parado. Tres de los cuatro goles del Cádiz llegaron en este tipo de jugadas. Unas jugadas en las que el Lucena era auténtico especialista. Dos córners y una falta. Las tres, magistralmente sacadas por David Ferreiro, que tras su gris partido en Cáceres se reivindicó. Como todo el Cádiz.

Gran partido de Juanjo Serrano (firmó un doblete) e Ikechi Anya. El escocés cargó con el peso del equipo, volviendo loco a toda la defensa del Lucena, que no supo cómo frenarlo. Un futbolista diferente, que marca las diferencias en la categoría. Buen partido de Cases, al que le faltó el gol. Un gol que no se le escapó a Héctor Yuste (el último de estrategia) y Akinsola. El nigeriano, desde el banquillo, aprovechó la oportunidad.

Tras el 6-1 al Almería B en la primera vuelta, este 4-0 al Lucena se convierte en la mayor goleada del Cádiz esta campaña. Todo un golpe de efecto, todo un aviso a los demás. Este Cádiz aspira a todo. Siete puntos más el goal-average al segundo. Una distancia más que suficiente para conseguir el primer objetivo de la temporada: el liderato. Queda mucho todavía, pero tras este gran resultado, el objetivo está más cerca.

Link

sábado, 25 de febrero de 2012

Primer doblete de Juanjo Serrano

Tras haber disputado algunos minutos en el segundo tiempo en el Príncipe Felipe de Cáceres, Juanjo Serrano regresaba a la titularidad. El ariete extremeño no jugaba de inicio desde el pasado catorce de enero, cuando visitó el estadio Carranza el Real Jaén. Lo hacía en un encuentro de empaque, ante un Lucena que llegaba a cuatro puntos del Cádiz.

La actuación del extremeño fue fundamental, clave para que el Cádiz se llevara los tres puntos. Su actuación sentó las bases de la goleada cadista al Lucena. Suyos fueron los dos primeros tantos amarillos. Ambos en el primer tiempo. Ambos, a la salida de un córner.

Los dos goles de Juanjo tuvieron otro denominador común: desde la esquina sacó David Ferreiro. En el primero, el gallego puso el balón en el área, prolongó de cabeza Murillo y Juanjo, en el segundo palo y a placer, remató a gol. Un gol protestado por la defensa lucentina, que reclamaba fuera de juego. Un fuera de juego inexistente, por estar un zaguero del Lucena debajo del larguero en el momento del remate de Juanjo.

En el segundo gol, Ferreiro volvió a servir desde la esquina y Juanjo, también en el segundo palo pero esta vez de cabeza, batió a Vargas. Dos goles importantes para Juanjo Serrano, futbolista fundamental, que ha tenido mala suerte esta temporada con las lesiones. Llevaba sin marcar desde la decimonovena jornada, al Poli Ejido.

Con estos dos tantos, el extremeño acumula siete en Liga. Se convierte en el segundo máximo goleador del Cádiz, por detrás de Akinsola, que también vio puerta. Tras marcar sus dos goles, Juanjo no se conformó y buscó con insistencia el tercero. Lo tuvo en sus botas en dos ocasiones, pero Vargas acabó desbaratándolas. Fue sustituido por Akinsola, llevándose una más que merecida ovación del público.

Primer doblete cadista

Este es el primer doblete que Juanjo Serrano firma como futbolista del Cádiz. Se convierte, además, en el segundo jugador del equipo capaz de anotar dos goles en un mismo partido. El primero fue Akinsola, en el Villamarín.

La temporada pasada, Juanjo Serrano logró seis dobletes en el Guadalajara. Rayo Vallecano B, Atlético de Madrid B, Montañeros, Universidad de Las Palmas, Celta de Vigo B y Pontevedra, fueron los rivales ante los que los logró.

Link

Victoria aplastante: el Cádiz golea al Lucena

Dos semanas después, regresaba el segundo clasificado del Grupo IV al Ramón de Carranza. Esta vez no era la Balona, sino el Lucena. Los cordobeses, primer equipo que derrotó a los hombres de Jose González esta campaña, llegaban a cuatro puntos de los amarillos. Un partido, por tanto, fundamental para ambos, en el que podían estar en juego más de tres puntos.

Para este vital encuentro el técnico cadista recuperaba a Pedro Baquero (tras dos semanas ausente) y a Óscar Pérez, recuperado en un mes de su rotura de cúbito y radio. El once alineado por Jose González estuvo compuesto por Aulestia, De Coz, Murillo, Pedro Baquero, Góngora, Óscar Pérez, Yuste, David Ferreiro, Ikechi Anya, Cases y Juanjo Serrano.

El encuentro comenzó con una primera llegada del Cádiz al área lucentina, tras una pared entre Ferreiro y Cases que no acabó saliendo bien, pues interceptó el balón Vargas. El Lucena contestó con un centro lejano en un saque de falta, que no encontró rematador. Dos minutos después, Arroyo Cortés, árbitro de la contienda, mostró la primera cartulina. El amonestado fue Ikechi, por darle con la mano a la pelota.

Dominio cadista

Empezó mejor el Cádiz, llevando el peso del choque y tratando de buscar la portería de Vargas. Así, el gol estuvo a punto de llegar tras un centro de Ikechi Anya por la banda izquierda al que no llegó, por muy poco, Juanjo Serrano. El rechace le llegó a Ferreiro, que disparó fuera. Los centros desde las bandas eran constantes. Ikechi lo intentaba, también Ferreiro y De Coz. Un centro del lateral sevillano fue despejado por la zaga lucentina de forma providencial, antes de que Cases llegara a rematar.

En el minuto doce de partido llegó el segundo amonestado del choque. En esta ocasión, fue Curro Vacas, tras hacer una dura falta sobre David Ferreiro. El centrocampista lucentino, con esa acción, cortó un contragolpe cadista. Al cuarto de hora de juego, Ikechi Anya realizó una gran jugada personal, encarando a tres defensores del Lucena y centrando al área, donde estaba Cases. El oriolano controló mal, y cuando conseguía el balón, se lo acabó arrebatando la zaga lucentina. Una pena, pues Cases tenía una posición franca de disparo.

El Lucena, por su parte, estaba muy flojo. Se defendía como podía, despejando el balón mediante desplazamientos largos, sin ninguna intención atacante. El dominio inicial del Cádiz era avasallador: muy superior al segundo clasificado, asfixiándolo por las bandas y embotellándolo en su campo. Las llegadas al área rival eran constantes y al Cádiz sólo le faltaba el gol, para terminar de plasmar en el marcador su superioridad.

En el minuto veinticuatro, tras un disparo de Juanjo en el área anulado por fuera de juego, llegó el primer disparo a puerta del Lucena. Su autor fue Víctor Armero, pero su lanzamiento se marchó fuera. Un minuto después De Coz fue el segundo jugador cadista en ver la amarilla. Poco después, Murillo estuvo providencial, tras cortar un pase de Víctor Armero que dejaba a Quini solo ante Aulestia. La llegada del Lucena se produjo por un error previo de Góngora.

Ikechi Anya volvió a poner en un serio aprieto a la zaga del Lucena. A la media hora de juego, tras encarar en la banda izquierda, pisó área y disparó. Su lanzamiento se marchó alto. En la siguiente jugada, fue Ferreiro quien rozó el gol. El gallego recibió de Óscar Pérez y disparó, pero entre Vargas y un defensor desviaron el tiro a córner. Poco después, los cadistas protestaron un posible penalti por manos de Sergio Albiol en el área. Arroyo Cortés entendió que el lateral del Lucena le dio de forma involuntaria. También Héctor Yuste probó fortuna, con un duro disparo desde la frontal, que fue despejado por Vargas con muchos apuros. Juanjo golpea dos veces

Tanto fue el cántaro a la fuente hasta que al final…

En el minuto treinta y tres el Cádiz acertó y batió a Vargas. Fue tras un saque de esquina botado, en la esquina derecha, por David Ferreiro. El centro del gallego fue prolongado de cabeza por Jeison Murillo, propiciando que Juanjo Serrano, en el segundo palo, rematara a placer. 1-0.

Tras el gol, Góngora vio la tarjeta amarilla, al hacer una falta absurda. Arroyo Cortés amonestó, dos minutos después a Obregón, futbolista del Lucena, por hacer una dura entrada sobre Juanjo Serrano. El Cádiz no se encerró con el gol y salió en busca del segundo.

Cases volvió a tenerlo, tras un buen centro desde la derecha de De Coz. El oriolano remató de cabeza, pero la jugada acabó en saque de esquina. En el córner, el Cádiz no perdonó. Sacó Ferreiro y Juanjo, en el segundo palo y con la testa, hizo el segundo. Nada más marcar, Juanjo Serrano rozó el hat-trick. El de Calamonte controló el balón con el pecho en el área y remató desviado. En la siguiente jugada el Lucena pudo quedarse con diez, después de que Obregón cogiera el balón con la mano, creyendo que el colegiado había parado el juego. El capitán lucentino, que ya tenía amarilla, no fue amonestado por Arroyo Cortés. Fue la última acción del primer tiempo.

Tras la reanudación, el Lucena registró dos cambios. Se marcharon Jesús Lanza y Curro Vacas (que ya tenía una amarilla) y entraron Rubén Ramos y Sarmiento. La primera llegada del segundo período fue del Lucena: Quini llegó a pisar área, pero cayó solo al intentar el centro. Los visitantes estaban obligados a arriesgar, teniendo más espacios el Cádiz.

Así, en el minuto cuarenta y ocho Cases disparó a puerta tras ser asistido por Ikechi, pero Vargas blocó. Poco después, Ferreiro, con mucho espacio, disparó tras recibir de Juanjo Serrano. El balón fue rechazado por un zaguero lucentino (Ferreiro protestó que fue mano) y Yuste, desde atrás, no acertó a marcar. Un segundo tiempo igual que el primero Armero, con un disparo lejano, inquietó al Cádiz. Sin embargo, el lanzamiento del joven futbolista lucentino se marchó alto.

Un minuto más tarde Mario vio la cartulina. Una falta lejana, para que el Cádiz buscara el centro al área. Sacó Ferreiro, magistralmente, encontrando a Héctor Yuste, que batió a Vargas. 3-0. El Cádiz igualaba el goal-average con el Lucena. El Cádiz seguía en busca de más goles. Nada más marcar Héctor Yuste, David Ferreiro probó a Vargas con un duro disparo desde la frontal, que acabó blocando el cancerbero lucentino.

Poco después Jose González haría su primer cambio: Góngora, amonestado, le dejó su sitio a Goikoetxea. Con este cambio, el vasco formó en el centro de la zaga con Murillo y Baquero pasó al lateral. Ferreiro, muy activo, volvió a probar fortuna, tras una buena jugada de Ikechi Anya. Sin embargo, el disparo del gallego se marchó fuera. Cases habilitó a Juanjo Serrano, que volvió a rozar el hat-trick: quebró a sus marcadores y disparó, pero un defensor lucentino despejó en última instancia.

En el minuto setenta y tres ambos equipos movieron ficha. En el Cádiz entró Akinsola por Juanjo Serrano. El de Calamonte se marchó ovacionado por Carranza. Por parte del Lucena Mario le dejó su sitio a Rubén Cuesta. En el primer balón que tocó Akinsola, marcó. Un gran gol del nigeriano, de muy bella factura. Recibió en el área, regateó a su marcador y, con mucha sangre fría, colocó la pelota lejos del alcance de Vargas. 4-0.

Tras el gol, Dioni Villalba entró en lugar de Cases, que cuajó un gran partido. Los minutos finales de juego fueron un mero trámite. Pasaron con más pena que gloria, deseando ambos equipos que se decretara el final del choque. Finalmente, tras dos minutos de añadido, el Cádiz se impuso por 4-0 al Lucena. Tres puntos de oro, que dejan a los amarillos más líderes aún si cabe.

Link

viernes, 24 de febrero de 2012

Óscar Pérez regresa en un partido trascendental

La convocatoria dada por Jose González para el vital partido de esta jornada contra el Lucena ha deparado dos novedades. La primera de ellas, más esperada: el regreso de Pedro Baquero a la lista, tras dos jornadas sin formar parte de ella. La segunda, más sorpresiva: el regreso de Óscar Pérez.

El ovetense ha protagonizado una recuperación que debe ser tildada como “milagrosa”. Tras romperse el cúbito y el radio en el Alfonso Murube ceutí, el tiempo estimado para que volviera a los terrenos de juego era de dos meses. Sin embargo, Óscar Pérez ha reducido los plazos a la mitad. Un mes después de producirse esa aparatosa lesión, vuelve en un momento trascendental. Un encuentro entre líder y segundo del Grupo IV, donde hay mucho en juego y para el que, incluso, apunta al once titular.

Y es que el partido no es uno más. Hay mucho en juego. De hecho, Baquero ha llegado a calificar el duelo de esta jornada como “el más importante hasta el play-off”. Cuatro puntos separan a cadistas y a lucentinos en la clasificación, por mucho que desde tierras cordobesas se diga que no, que la distancia es de un punto.

Esto es así porque se cuentan los seis que el Lucena tiene que recibir por sus enfrentamientos con Sporting Villanueva y Poli Ejido y los tres que los amarillos recibirán del encuentro correspondiente a la última jornada contra los ejidenses. Lo importante es la clasificación real, actual, de esta jornada veintiséis. Además, ¿quién dice que el Cádiz no va a poder sumar los seis puntos en los dos partidos en los que el Lucena tendrá un descanso obligado?

Los tres puntos son fundamentales para ambos. Si el Cádiz los consiguiera, daría un golpe sobre la mesa, un golpe de autoridad. Dejaría al Lucena a siete puntos. De ganar el Lucena, la distancia entre ambos sería, realmente, de un punto. Hasta un empate no sería del todo malo para el Cádiz, que tendría un cómodo margen de maniobra sobre los cordobeses.

La convocatoria amarilla la completan Aulestia, Gonzalo, De Coz, Góngora, Murillo, Goikoetxea, Baquero, Óscar Pérez, Héctor Yuste, Moke, Ferreiro, Ikechi Anya, Cases, Juanjo, Dioni Villalba y Bebo Akinsola. La principal ausencia con respecto a la lista de Cáceres es Toti, por decisión técnica. El salmantino causa baja junto al lesionado Josemi Caballero y al sancionado Camille.

Por parte lucentina, la principal sorpresa de la convocatoria es la ausencia de Hugo Díaz. Un futbolista que es, con siete tantos, el máximo artillero del equipo de Falete. Causa baja por decisión técnica, al igual que Pineda. Los dieciséis elegidos del Lucena son Vargas, Coca, Mario, Sergio Albiol, Obregón, Sergio Castillo, Curro Vacas, Sarmiento, Rubén Cuesta, Jesús Lanza, Quini, Víctor Armero, Javi Lara, Matías Saad, Fede y Rubén Ramos.

Link

Lucena CF: un punto de inflexión para el Cádiz

Llega el Lucena al Ramón de Carranza. Tercera vez que los cordobeses jugarán contra el Cádiz con Jose González como entrenador. Los enfrentamientos anteriores (el de la temporada pasada y el de la primera vuelta de esta) se saldaron de forma negativa para el Cádiz. El primero, un empate. El segundo, una derrota. Aún así, pese a que los enfrentamientos directos contra el Lucena no han sido satisfactorios, el conjunto cordobés tiene cierto carácter positivo para el Cádiz. Ha marcado un punto de inflexión.

El ejemplo más claro de que jugar contra el Lucena supuso un punto de inflexión para el Cádiz, lo encontramos en la temporada pasada. Antes de recibir la visita del Lucena, el Cádiz había encadenado tres partidos sin ganar: un empate (contra el Ceuta) y dos derrotas seguidas (contra el San Roque de Lepe y el Écija)
Tras el empate contra los lucentinos en la trigésimo primera jornada de Liga, el Cádiz quedó fuera de los play-off de ascenso. Quedó como quinto clasificado, con cincuenta y un puntos. Dos menos que el Melilla, que le arrebató la cuarta posición a los amarillos. Algo cambió en el seno del Cádiz tras aquella visita del Lucena a Carranza. El equipo se dio cuenta de que el objetivo del play-off podía peligrar (más en vistas a tener que jugárselo todo contra el Melilla, en la última jornada, en el estadio norteafricano) y echó el resto.

El empate cadista con los lucentinos fue la última decepción de la fase regular. Tras ese empate, el Cádiz revertió su errática dinámica y fue capaz de encadenar seis victorias consecutivas. Así, el Cádiz ganó al Lorca Atlético, Caravaca, Jumilla, Puertollano, Sevilla Atlético y Roquetas. Un espectacular dieciocho de dieciocho, que le llevó a clasificarse para el play-off de ascenso antes de tener que visitar al Melilla.

Este año, el Lucena también ha supuesto un punto de inflexión. Los amarillos llegaron al duelo contra el Lucena en su estadio en quinta posición, a un punto de los lucentinos, que marchaban segundos. Además, llegaban tras encadenar una serie de tres encuentros consecutivos ganando.

Sin embargo, el Lucena, en un partido muy serio, apabulló a un Cádiz sumiso, desconocido. En el Ciudad de Lucena se produjo el que ha sido, hasta la fecha, el peor partido del Cádiz en esta temporada 2011-2012. Se habló, tras la holgada derrota (3-0) de toque de atención, de la necesidad de mejorar, de cambiar la marcha.

Y se produjo un cambio de mentalidad. De los siguientes cinco encuentros, el Cádiz ganó cuatro y empató uno (contra el Melilla) También certificó su pase para los cuartos de final de la Copa del Rey. Realizó un juego más serio, más completo. Aquella derrota sirvió, de alguna forma, como conjura en el vestuario.

Llega, por tanto, un Lucena contra el que no se han cosechado buenos resultados. Pero gracias a esos malos resultados, el Cádiz ha logrado remontar el vuelo. El encuentro de esta jornada en Carranza, es muy importante: tal vez no sirva como punto de inflexión, pero sí puede servir para darle el golpe de gracia al Lucena, rival directo por el liderato en el Grupo IV.

Link

El Granada nunca ganó en Pamplona

Tras golear en Los Cármenes a la Real Sociedad, el Granada jugará contra otro equipo del norte de España: el Osasuna. Esta vez, no le tocará jugar contra los navarros en territorio nazarí, sino que tendrá que visitar el Reyno de Navarra. Un estadio complicado, en el que esta temporada cayó el Barcelona y donde equipos como el Valencia o el Sevilla sólo fueron capaces de sacar un punto. No en vano, Osasuna es el sexto mejor local de Primera División.

Tres veces ha rendido visita el Granada a los navarros en la élite. En ninguna de ellas, los granadinos fueron capaces de ganar. Ni tan siquiera, de traerse un punto de Navarra. Osasuna cuenta las visitas del Granada en Primera División por victorias.

La primera de ellas se produjo en la temporada 1957-1958. Osasuna recibió al Granada en la undécima jornada de Liga. Los navarros se impusieron por la mínima, gracias a un gol de Glaria, a los setenta y tres minutos de juego. Por el Granada jugaron aquel duelo Candi, Vicente Díaz, Méndez, Ben Barek, González, Larrabeiti, Pellejero, Pérez, Rius, Suárez y Navarro.

En la siguiente temporada (1958-1959) el Granada perdió por 2-1. Osasuna se adelantó a cinco minutos del descanso, con un gol de Benavidez en propia puerta. Cuatro minutos después de la reanudación, los navarros volvieron a batir a Carlos Gomes. Esta vez, quien marcó fue Alberto. El Granada recortaría distancias con un gol de Mauri, en el sesenta y ocho de juego. Este gol ha sido el único que el Granada ha sido capaz de marcar en Pamplona.

El último Osasuna-Granada en Primera División data de la temporada 1959-1960. Los navarros se impusieron por 2-0 en la vigésima jornada de Liga. Areta, a los seis minutos de juego, adelantó a los rojillos. Ya en la segunda parte, cumplida la hora de juego, Marañón, hizo el definitivo 2-0.

Un último precedente doloroso

La última vez que ambos equipos se vieron las caras fue en Segunda División, en la temporada 1979-1980. Temporada que culminó con el ascenso rojillo a Primera. El Granada encajó una dolorosa manita en su visita al equipo navarro. Marcaron Echeverría (en el minuto tres y cuarenta), Esparza, Lumbreras e Iriguibel.

jueves, 23 de febrero de 2012

Solo Rubén Cuesta sabe lo que es ganar en Carranza

Para siete jugadores del Lucena, la visita de esta jornada al Ramón de Carranza no será la primera. Siete futbolistas del conjunto cordobés ya jugaron con anterioridad en el coliseo cadista. Seis de ellos en la división de bronce. Uno en Segunda División.

Sólo dos futbolistas del actual equipo lucentino han vivido las dos visitas anteriores de su equipo al Ramón de Carranza. Se trata de Sarmiento y Jesús Lanza. Ambos jugaron con el Lucena en la temporada 2008-2009 y en la 2010-2011. En el primero de ellos, los dos fueron titulares. Jesús Lanza disputó el encuentro completo (vio una amarilla en el minuto cuarenta y tres) Sarmiento, por su parte, fue sustituido en el ochenta y ocho de juego por Sergio Ortiz. Un minuto antes, fue amonestado por el colegiado. El resultado final: 2-1.

La temporada pasada, tanto Lanza como Sarmiento disputaron el choque completo. Como en el de la temporada 2008-2009, la temporada pasada, Sarmiento vio una amarilla: esta vez, en el minuto cincuenta y uno. Otros dos jugadores del Lucena 2011-2012 disputaron aquel encuentro: Pineda y Obregón. Pineda lo jugó completo; Obregón entró en el segundo período, con doce minutos por delante, en lugar de Yedra. El resultado final fue de empate a uno.

En la temporada 2008-2009 se produjo la visita de Fede al Ramón de Carranza. El argentino llegó al estadio cadista en la vigésimo sexta jornada, como delantero del Linares. Disputó los noventa minutos del duelo que su equipo perdió por 2-0.

Más suerte tuvo, en su visita al Cádiz, Rubén Cuesta. El centrocampista cordobés, fichado este verano por el Lucena, visitó al Cádiz en la temporada 2008-2009. Lo hizo en la decimonovena jornada de Liga, en el que fue el primer partido del año 2009. Su equipo, el Guadalajara, sorprendió, derrotando a los amarillos por 1-2. Cuesta disputó el choque completo y vio una amarilla a los nueve minutos de juego.

El último jugador que se ha enfrentado al Cádiz en Segunda B ha sido Víctor Armero. Las dos, como futbolista del Écija, de forma reciente. La temporada pasada jugó la última media hora del 4-1 que los cadistas le endosaron a los astigitanos. Esta temporada disputó veintisiete minutos en la victoria del Cádiz en la octava jornada (2-0) Vio una amarilla.

Dos veces jugó Curro Vacas contra el Cádiz en el Ramón de Carranza. Las dos, en Segunda División. La primera visita de Vacas a Carranza se produjo en la temporada 2004-2005, enrolado en las filas del Racing de Ferrol. Los ferrolanos cayeron por 2-0 ante el Cádiz de Espárrago. Curro Vacas jugó el partido completo, viendo una cartulina amarilla.

Su segunda visita fue en la temporada 2007-2008. Esta vez, como jugador del Poli Ejido. Se repitió en esta ocasión el resultado de su primera visita: victoria cadista por 2-0. Curro Vacas, que comenzó como titular, fue sustituido a falta de un cuarto de hora por Kike López.

Link

Llega el Lucena: veinte puntos como visitante

El Lucena que llegará al Ramón de Carranza esta vigésimo sexta jornada de Liga lo hará como uno de los mejores visitantes del Grupo IV. En doce visitas, el cuadro dirigido por Falete acumula cinco victorias, cinco empates y dos derrotas. En total, veinte puntos de treinta y seis posibles. Muy buenos números, que dejan a los cordobeses como uno de los mejores equipos a domicilio de la clasificación.

La primera salida del Lucena esta temporada fue en la segunda jornada, al Antonio Peroles. El rival, el Roquetas. Un gol de Hugo Díaz, a los veinte minutos de juego, fue suficiente para que los tres puntos fueran para los hombres de Falete.

También con victoria por la mínima se saldó la segunda visita del Lucena esta temporada. En esta ocasión, fue con el Melilla como oponente. Los norteafricanos plantaron cara y le pusieron las cosas difíciles a los cordobeses, que no pudieron marcar hasta el minuto ochenta y seis de juego. Fue entonces cuando Javi Lara logró batir a Dorronsoro.

1-1. Así acabó la tercera salida del Lucena, a la Ciudad Deportiva del Sevilla, para enfrentarse al filial hispalense. Quini marcó poco después de que se cumpliera la hora de partido, adelantando al Lucena. Sin embargo, antes de llegar al descuento, el Sevilla Atlético logró el gol de la igualada: Hiroshi fue su autor.

Su siguiente rival fuera de casa, fue el Villanovense. El Lucena derrotó al conjunto serón, aunque de forma muy trabajada. El resultado final fue de 2-4. Los lucentinos marcaron cuatro goles de una tacada, siendo sus autores Germán (minuto veinticinco), Hugo Díaz (minuto cuarenta y ocho), Rubén Cuesta (minuto sesenta y seis) y Matías Saad (minuto sesenta y ocho) Después de que el colegiado expulsara por doble amarilla a Fran González, el Villanovense recortó distancias. Los dos goles extremeños fueron de Nico Chietino.

La primera derrota de la temporada fuera de casa llegó en la décima jornada. Fue ante el San Roque de Lepe. Una derrota por la mínima, que no se produjo hasta el tiempo de descuento. En el minuto noventa y dos, Adrián consiguió superar a Vargas, dándole los tres puntos al conjunto aurinegro.

El Lucena regresó a la senda del triunfo dos jornadas más tarde. Visitó el estadio de Santo Domingo, y venció sin problemas al Poli Ejido. Quini, en el minuto cincuenta y uno, marcó el primero del Lucena. El propio Quini haría, en el alargue, el definitivo 2-0.

Las siguientes cuatro salidas del Lucena se saldaron con empate. Las dos primeras, empates sin goles. En la decimocuarta jornada, el conjunto de Falete empató a cero con el Ceuta. Dos jornadas más tarde, repitió resultado en su enfrentamiento con el Betis B de Vidakovic.

También con empate se saldó su salida al Príncipe Felipe de Cáceres. En esta ocasión, a uno. Álex adelantó a los extremeños; Rubén Cuesta empató de penalti antes del descanso. El mismo resultado se repitió en el Écija-Lucena. Menéndez adelantó a los astigitanos, antes de que se cumpliera el minuto diez de partido. En el segundo tiempo, Fede empató para el Lucena.

La racha de empates fuera de casa acabó en el Juegos del Mediterráneo de Almería. El Lucena visitó al Almería B, siendo derrotado por 2-0. Abel Molinero, a los seis minutos de juego, golpeó primero. En el veinte, un gol de Cristóbal, terminó de certificar la sorpresa.

Su última salida esta temporada fue a Badajoz. Los pacenses se adelantaron, con gol de Diego Torres en el minuto veinte de partido. Sin embargo, el Lucena, en apenas diez minutos, volteó el marcador en la segunda parte. Marcaron Matías Saad y Javi Lara. Resultado final: 1-2.

Link

Un triunfo y un empate contra el Lucena en Carranza

La de esta temporada 2011-2012 será la tercera visita del Lucena al Ramón de Carranza. El conjunto cordobés, con anterioridad, llegó a visitar al filial amarillo, al que fue capaz de derrotar a domicilio en las temporadas 2005-2006 y 2006-2007 por idéntico resultado: 1-2. Al contrario de lo ocurrido en tierras cordobesas (donde ha sido capaz de ganar por dos veces al primer equipo amarillo), en Carranza el Lucena todavía no ha conseguido sumar los tres puntos.

El Cádiz recibió al Lucena por primera vez en la temporada 2008-2009. Corría la décima jornada, y ambos conjuntos estaban separados por diez puntos en la clasificación. El Cádiz era líder intratable del Grupo IV, mientras que el Lucena estaba en una cómoda séptima plaza, empatado a puntos con el Ceuta.

Un encuentro difícil, en el que el Cádiz ganó con mucho sufrimiento. 2-1, gracias a un tanto de Enrique en el tiempo añadido. De hecho, el primer acercamiento amarillo a la meta lucentina no se produjo hasta el minuto diez de juego. Los cordobeses no le perdieron la cara al choque e hicieron gala en todo momento de un tremendo trabajo defensivo.

Mansilla, en el minuto veintiuno, adelantó al Cádiz. Un Cádiz que, instantes antes del gol del central, protestó un posible penalti sobre Enrique, que el colegiado no entendió como tal. En el segundo tiempo, el Lucena encontró espacios y, tras varios avisos, logró empatar. El autor del gol, Velasco.

También resultó muy complicado el duelo contra el Lucena de la temporada pasada. Como en esta ocasión, los cordobeses visitaron Carranza en la segunda vuelta. Concretamente, en la trigésimo primera jornada de Liga. La distancia de puntos entre ambos era bastante escasa: cinco puntos. El Cádiz, era cuarto clasificado. El Lucena, noveno.

Tras una primera parte anodina, en la que el Cádiz casi no creó peligro, llegó el zarpazo del Lucena. Los cordobeses se adelantaron poco antes del descanso, tras un golazo de Óscar Ventaja. En la segunda parte el Cádiz mejoró, y como premio logró el empate, después de que Pachón rematara un centro de Juanse Pegalajar. 1-1 fue el resultado final.

Ahora, el Cádiz recibe al Lucena en un encuentro, sobre el papel, mucho más igualado que los anteriores. El Lucena ha pasado de ser un rival incómodo, al que era difícil jugarle, a ser un rival directo por la primera plaza del Grupo IV. Los tres puntos serán vitales para los hombres de Jose González.

Link

miércoles, 22 de febrero de 2012

Sergio Albiol, fichaje invernal del Lucena, habla para Cadistasfinos

“DEL CÁDIZ DESTACARÍA SU SOLIDEZ DEFENSIVA Y SU FÚTBOL DE TOQUE”

Sergio Plaza Albiol (Málaga, 11-03-1987) llegó al Lucena en el mercado invernal, tras haber pasado la primera parte de la temporada en el Sporting Villanueva Promesas. Fue fundamental en el desaparecido equipo extremeño, como lo está siendo en el Lucena desde su llegada: titular en los últimos cuatro partidos, jugando todos los minutos. Ante la visita del Lucena al Ramón de Carranza, Sergio Albiol concede, muy amablemente, esta entrevista a Cadistasfinos.com.

¿Cómo llega el Lucena al enfrentamiento de esta próxima jornada en el Ramón de Carranza?

El equipo llega con mucha confianza y con muy buenas sensaciones gracias a los últimos resultados conseguidos.

Llegó al Lucena en el mercado invernal. ¿Qué le atrajo del proyecto del Lucena?

Del proyecto del Lucena me atrajo todo... Desde lo deportivo, donde hicieron una primera vuelta espectacular, hasta lo económico, donde la junta gestora está haciendo un trabajo muy bueno y están demostrando cómo se deben hacer las cosas.

¿Cómo está resultando su adaptación? ¿Qué es lo más complicado de incorporarse a un equipo en el período de fichajes invernal?

La adaptación está resultando muy fácil ya que desde el primer día los compañeros me han acogido muy bien y todo el mundo está muy pendiente de que todo vaya bien. Yo creo que lo más complicado es adaptarse al juego del equipo, pero en eso el cuerpo técnico desde el primer día estuvo explicándome lo que quería de mí para que me adaptara lo más rápidamente posible y captara los conceptos.

Si tuviera que destacar una virtud y un defecto del Lucena, ¿cuáles serían? ¿Por qué?

La virtud que destacaría es la unión del vestuario y el defecto... Pues como todos los equipos tenemos algunos, de los cuales trabajamos día a día para mejorarlos. Pero yo diría el poder aprovechar más las ocasiones que tenemos para materializar más goles.

¿Cómo ven al Cádiz desde Lucena? ¿Qué destacaría del conjunto que dirige Jose González?

Al Cádiz lo vemos como el mayor candidato a ganar la Liga y subir a Segunda A. Pues yo destacaría la solidez defensiva que tienen y el fútbol de toque que intentan siempre.

De ganar al Cádiz, el Lucena se pondría a un punto de los amarillos… ¿Cree que es posible la victoria? ¿Qué debe hacer el Lucena para llevarse los tres puntos del Ramón de Carranza?

Todo es posible en un partido, yo pienso que si hacemos cada uno de nosotros lo que tenemos que hacer y estamos cien por cien metidos desde el minuto uno hasta el noventa, tendremos nuestras opciones.

Durante su estancia en el Sporting Villanueva Promesas tuvo la oportunidad de enfrentarse al Cádiz. ¿Cómo recuerda aquel encuentro? ¿Cuál fue la clave de que los amarillos no pudieran derrotarles?

El partido frente al Cádiz con el Sporting Villanueva fue un partido duro, en un terreno de juego no muy común en Segunda B, en el que se basó en balones largos y segundas jugadas. La clave fue estar muy atentos a las segundas jugadas y ser muy contundentes en defensa. Y eso casi nos hizo ganar el partido.

¿Cómo ha vivido estos meses tan duros en el Sporting Villanueva, con el encierro de cincuenta y cinco días? ¿Y la posterior desaparición del equipo?

Ha sido una experiencia muy mala, en la que uno se sentía engañado y con mucha rabia de que nunca llegaban soluciones y eran decepciones tras decepciones. Pero intento quedarme con lo positivo de esta situación, y es que de ese grupo de futbolistas y cuerpo técnico me llevo grandes amigos que tendré para toda la vida y les deseo lo mejor en su futuro.

Esta temporada han desaparecido, además del Sporting Villanueva, el Poli Ejido y el Sporting Mahonés. ¿Qué tiene que cambiar en el fútbol español para que situaciones como estas no se produzcan más?

Yo creo que los clubs se tienen que mentalizar de la situación económica y prometer lo que puedan pagar. Algo que está haciendo muy bien la junta gestora del Lucena este año. Debería ser un ejemplo a seguir por los demás clubs de España.

¿Qué entrenador y qué compañero le han marcado más durante su trayectoria deportiva? ¿Por qué?

De los entrenadores que he tenido... De todos puedo sacar muchas cosas positivas que me han ayudado a ir creciendo tanto futbolísticamente y como persona. Si tuviera que destacar alguno, destacaría a Albert Ferri por la situación que he vivido con él en el Sporting Villanueva y lo bien que se ha portado con sus futbolistas, aparte de lo mucho que me ha enseñado futbolísticamente y como nos preparó psicológicamente para afrontar situaciones difíciles. Y de compañeros de todos y cada uno de ellos guardo grandes recuerdos y me tendrán todos ahí para lo que necesiten. Son amigos para toda la vida.

¿Qué espera Sergio Albiol del resto de la temporada 2011-2012? ¿Cree que el Lucena acabará clasificándose para el play-off?

Yo espero y pido para esta temporada... Primero que me respeten las lesiones, tanto a mí como a mis compañeros. Y segundo que el Lucena sigua en esta línea de juego porque disfrutaremos todos de situaciones muy bonitas. Creo que si seguimos entrenando y compitiendo como estamos, y teniendo los pies en el suelo, solo pensando partido a partido, todo es posible.

Google+ Badge