sábado, 31 de marzo de 2012

Un punto más que el Lucena, una jornada menos de competición

El partido de esta jornada contra el Sevilla Atlético era muy importante para el Cádiz. Los amarillos se enfrentaban al último equipo capaz de derrotarles. Un encuentro ante un rival difícil, a pesar de los malos resultados que había cosechado este año como visitante. El infructuoso empate sin goles de la pasada jornada con el Badajoz hacía que el encuentro contra los hispalenses fuera muy importante.

El miedo al error contra el Sevilla Atlético era patente. No se podía perder para no darle opciones a los perseguidores, Lucena y Balompédica Linense, que la jornada anterior aprovecharon el traspié cadista para recortar puntos.

Tan importante como el partido disputado en terreno propio, ante el Sevilla Atlético, era el que jugaba el principal perseguidor amarillo. A la misma hora que el Cádiz-Sevilla Atlético, el Lucena de Falete visitaba al Real Jaén. Un encuentro muy importante para ambas escuadras: los lucentinos, de ganar, se mantenían al acecho del Cádiz; los jiennenses querían apurar sus opciones de play-off.

A las seis de la tarde la diferencia entre Cádiz y Lucena era de cinco puntos más el goal-average. Dos horas más tarde, la distancia aumentó. Un punto. Y es que, si bien el Cádiz fue incapaz de vencer al Sevilla Atlético (pese a merecerlo) el Lucena no pudo ni siquiera empatar en su visita al Jaén.

A pesar de que el empate a cero en la Nueva Victoria parecía segura, un gol de Fabios, capitán jiennense, en el tiempo de prolongación, daba los tres puntos a los locales. Dolorosa derrota del Lucena, que fue inferior durante los noventa minutos a su rival: llegó a sacar dos balones claros de gol bajo palos. Un Lucena que no perdía desde hacía seis jornadas. Precisamente, cuando tuvo que visitar al Cádiz en Carranza.

Esta derrota del Lucena da algo de aire al Cádiz. Los amarillos, a pesar de acumular dos jornadas consecutivas empatando a cero, aumentan distancias con los cordobeses. Seis puntos más el goal-average. Una derrota lucentina que no viene bien a los de Falete, ya no sólo porque ven cómo se aleja el Cádiz, sino porque pierden la segunda posición a favor de la Balompédica Linense.

Los gaditanos pasan, sin haber jugado esta semana, a la segunda posición del Grupo IV: les tocaba jugar contra el Sporting Villanueva Promesas, descalificado en esta segunda vuelta. De este modo, los balonos ganan tres puntos sin vestirse de corto. Suman sesenta y uno: cinco menos que el Cádiz, uno más que el Lucena.

El Cádiz minimiza el impacto negativo que pudiera tener el enésimo empate sin goles de la temporada gracias al gol, in extremis, de Fabios. Un punto más al Lucena, una jornada menos de competición. Quizás, la lectura más positiva de esta trigésimo segunda jornada de Liga en el Grupo IV de Segunda B.

Link

Octavo 0-0 del año: amargo e injusto

Octavo 0-0 de la temporada el que cosechó el Cádiz contra el Sevilla Atlético. Segundo consecutivo, tras el empate sin goles de la pasada jornada contra el Badajoz. De los doce empates que el equipo de Jose González ha conseguido esta temporada, sólo cuatro han sido con goles. El 66,66% de los empates del Cádiz en esta temporada 2011-2012 han sido a cero; la mitad de ellos, en Carranza.

Si a estos ocho empates sin goles, le añadimos las dos derrotas cadistas (en las que ningún jugador de amarillo y azul fue capaz de marcar un solo gol) nos encontramos con diez encuentros en los que el Cádiz no ha marcado. Diez partidos de treinta y dos. O, lo que es lo mismo, en el 31,25% de sus partidos de esta temporada, el Cádiz no ha marcado gol. Y a pesar de ello, es el equipo más anotador del Grupo IV, con cincuenta y tres dianas.

Cierto es que, al contrario del encuentro de la pasada jornada, ante el Sevilla Atlético el Cádiz mereció marcar. Generó ocasiones para ello, sobre todo, al comienzo del partido. Tras el pitido inicial del colegiado, el Cádiz fue un ciclón. Internadas de Ikechi desde la izquierda, buenos centros de Ferreiro desde la derecha, remates de Juanjo Serrano… Ninguno acertó con el marco defendido por Julián, que se mantuvo bajo los palos del Sevilla Atlético a pesar de la derrota ante La Unión, de la pasada semana.

El Cádiz, que entró de lleno en el partido, evidenció una acuciante falta de gol. Gozó de hasta cuatro oportunidades claras para marcar en los primeros diez minutos de partido. El buen juego, en cuanto a ocasiones, exhibido por los amarillos, no obtuvo su recompensa en forma de gol. Una falta de gol que se mantuvo en la segunda mitad, pese a que Jose González dio entrada a Akinsola (que falló una clara ocasión, tras una gran jugada de Camille)

El enésimo empate a cero del año deja un regusto amargo, más por el resultado que por la imagen dada. El Cádiz mereció ganar, al Sevilla Atlético. El sabor de este empate a cero es distinto al dejado, por ejemplo, el del Príncipe Felipe de Cáceres. En aquella ocasión, el Cádiz fue muy inferior a su rival. Aquel punto, supo a gloria. Este, sabe a poco: el equipo fue mejor, generó ocasiones y no obtuvo premio. Aunque no es menos cierto que sabe algo mejor porque los rivales del Cádiz también fallaron.

Los cañoneros del Grupo IV, a cero

Mucho se habló durante la semana del duelo entre Hiroshi y Bebo Akinsola. Los dos máximos artilleros del Grupo IV, frente a frente. El japonés sí fue titular, al contrario que el nigeriano. A pesar de ello, no acertó con la portería de Aulestia. Su equipo lo buscó por medio a base de desplazamientos en largo de balón, pero su bagaje ofensivo fue algo escaso: un disparo desviado dentro del área y un piscinazo, cuando intentaba encarar a Aulestia.

Tampoco estuvo muy brillante Akinsola. A la ya mencionada ocasión de gol fallada, hay que añadirle una asistencia a Ferreiro, que el gallego no supo aprovechar. Poco más del nigeriano, en los veinte minutos que jugó.

Link

La mala suerte se ceba con José Serrano

En las horas previas al partido contra el Sevilla Atlético, no dudó en ofrecerse a Jose González. “Si me tiene que llegar, el momento es ahora”, declaró José Serrano, viendo la luz al final del túnel. “Ha sido muy duro pero después de todo, cuando empiezas a entrenar y te encuentras bien semana tras semana, poco a poco, va desapareciendo el miedo”, indicó en rueda de prensa.

La temporada 2011-2012 no había sido nada buena para el sevillano. Tan sólo había saltado al terreno de juego en tres ocasiones: dos en Liga (ante el Ceuta y Poli Ejido) y una en Copa del Rey (ante la RSD Alcalá) Apenas ciento setenta y siete minutos de juego, entre las dos competiciones.

José Serrano había pasado por un auténtico calvario de lesiones, encadenadas desde el final de la temporada pasada y la actual. Cada vez que parecía estar recuperado, volvía a recaer. Esta jornada, ante el Sevilla Atlético, parecía el encuentro propicia para su reaparición, después de haber disputado media hora contra el Poli Ejido en la decimonovena jornada. Por un lado, era el único central disponible de la plantilla junto a Baquero: Murillo cumplía ciclo de amonestaciones y Goikoetxea había sido duda durante toda la semana. Por el otro, él confiaba en sus posibilidades de retornar al equipo.

Ante la confianza mostrada por el central, Jose González lo alineó ante el Sevilla Atlético. Un partido muy especial para Serrano, que se formó en la cantera sevillista. Su tercer partido de Liga, trece jornadas después de su último encuentro. Lo hizo como titular, formando pareja con Pedro Baquero, con el que la temporada pasada jugó siete encuentros en el centro de la zaga.

La primera parte de José Serrano no fue mala. El sevillano estuvo correcto atrás, incorporándose cuando podía a las jugadas a balón parado. Todo hacía indicar que iba a pasar la prueba de fuego, que su calvario de lesiones iba a finalizar. Pero no fue así. Al poco de reanudarse el encuentro, sufrió un golpe que despertó todas las alarmas.

El central se dolió y Jose González no tardó en mandar a calentar a Wilfried Moke, por si tenía que sustituir a Serrano. Un Serrano que, a pesar de todo, permaneció en el terreno de juego. No llegó a rematar un envío desde la esquina de Ferreiro, en cuyo rechace estuvo cerca de marcar Baquero. Tras esta jugada, no pudo más. Tuvo que ser sustituido, a los sesenta y dos minutos de partido, por Moke.

Demasiada mala suerte la de José Serrano, que está viendo truncada su trayectoria por las lesiones. Tras su reaparición, volvió a caer lesionado. La mala suerte parece haberse cebado con el sevillano. Ahora, queda esperar que la lesión no sea nada y pueda reponerse cuanto antes.

Link

Un empate a cero injusto

El Cádiz, muy superior al Sevilla Atlético en todo el partido, no consiguió materializar ninguna de sus oportunidades de gol. Perdonaron los amarillos, que llegaron a pasar ciertos apuros en los últimos instantes de partido. Segundo empate sin goles consecutivo para los hombres de Jose González.

Una vuelta después, Cádiz y Sevilla Atlético se veían las caras. Y es que el filial hispalense fue el último equipo de la división de bronce capaz de derrotar al Cádiz. Desde el enfrentamiento de la primera vuelta, los hombres de Jose González cosecharon once victorias y siete empates.

Para este encuentro ante el Sevilla Atlético Jose González presentó una novedad en el once titular: la presencia de José Serrano, en lugar del sancionado Murillo y de Goikoetxea, que había estado entre algodones a lo largo de la semana. También volvía Juanjo Serrano, delantero habitual en los partidos en casa. De este modo, el once cadista estuvo integrado por Aulestia, De Coz, Baquero, José Serrano, Camille, Óscar Pérez, Héctor Yuste, David Ferreiro, Ikechi Anya, Cases y Juanjo Serrano.

Comenzó el partido con ritmo vibrante. Hiroshi dispuso, en la primera jugada del partido, de una buena oportunidad para marcar. El nipón no lo consiguió y el Cádiz, al contragolpe, metió el miedo en el cuerpo a la zaga hispalense: Cases asistió a Ikechi Anya, que ante Julián disparó, sin acertar a marcar. Los amarillos no bajaron el ritmo y Juanjo Serrano, poco después, estamparía un duro disparo en el larguero de la portería sevillista.

Dominio cadista

David Ferreiro, desde la banda derecha, sirvió un centro peligroso buscando la cabeza de Juanjo Serrano. El extremeño, sin embargo, no acertó a rematar porque Deivid, muy atento, despejó antes a córner. Una galopada de Ikechi Anya, a los siete minutos de juego, acabó con un disparo del escocés por encima del larguero. El inicio del partido de los hombres de Jose González fue avasallador, aprovechando la fragilidad defensiva del Sevilla Atlético. Los amarillos no daban oportunidades a su rival, con una línea defensiva muy adelantada y con una presión muy intensa.

Contestó el Sevilla Atlético con un buen disparo de Hiroshi, que recibió en el área tras una bonita jugada de Luis Alberto. El lanzamiento del japonés se marchó, por poco, fuera. A pesar de ello, fue una llegada aislada, pues seguía mandando el Cádiz. Yuste, en el centro de penalti y a centro de Ferreiro, puso a prueba a Julián. El cancerbero sevillista contestó al remate de cabeza del murciano con una buena estirada, despejando a córner.

Tras una buena jugada entre Ferreiro y Camille, el lateral francés probó fortuna, con un lanzamiento que se marchó demasiado alto. No vio el lateral amarillo a Ikechi, que quizás estaba en mejor posición de remate que él. Contestó, tras esta jugada, otro lateral, esta vez del Sevilla Atlético: Samu. Tras una buena jugada por la banda, más propia de un extremo, Samu optó por un disparo lejano, que se marchó fuera.

Poco a poco se estiró el Sevilla Atlético, entrando más en contacto con el balón. Los sevillistas, capitaneados por Hugo, Luis Alberto y Jozabed, trataban de responder a las acometidas amarillas. A los veintitrés minutos de juego el Sevilla Atlético dispuso de una falta peligrosa en la frontal del área, que fue lanzada por Luis Alberto sin demasiado peligro para Aulestia.

El Cádiz, a pesar de ello, seguía dominando, llegando al área sevillista y acumulando ocasiones. Villena Contreras anuló un gol a Juanjo Serrano, que se aprovechó de un error de Julián a la hora de blocar el balón, debido a que con anterioridad había señalado saque de esquina. Poco después, Ferreiro probó fortuna, con un disparo duro dentro del área, que fue bien parado por el guardameta sevillista. Ikechi, desde la izquierda, lo intentaba sin cesar, aunque sus envíos no terminaban de encontrar rematador.

A la media hora de partido Hiroshi dispuso de un mano a mano con Aulestia. El nipón, máximo artillero del Grupo IV, no estuvo acertado a la hora de encarar al vasco y acabó simulando penalti, que no fue señalado por el árbitro. Menudo, en un rápido contragolpe, acabó disparando fuera, poco después.

Los amarillos seguían “reñidos” con el gol. Juanjo Serrano no consiguió batir a Julián, tras recoger un balón muerto en el área. El propio Juanjo marró, poco después, un gol claro tras un fantástico centro de Ferreiro. El disparo del extremeño acabó yéndose fuera. Sin apenas tiempo de prolongación, el colegiado señaló el final del primer tiempo, que acabó con empate a cero.

El primer acercamiento de peligro del segundo tiempo fue favorable al Cádiz, en una falta cercana a la frontal que botó directamente David Ferreiro. El lanzamiento del gallego fue directo a las manos de Julián. José Serrano, poco después, se dolió de un tirón, pero continuó sobre el terreno de juego. Pese a ello, Jose González puso a calentar a Moke.

El Cádiz no encuentra el gol

A balón parado volvió a intentarlo el Cádiz antes de llegar a la hora de juego. David Ferreiro, desde la esquina sirvió a Serrano, que no acertó a rematar. El rechace, en el área, le llegó a Pedro Baquero, que no consiguió marcar. En el minuto sesenta y dos José Serrano volvió a dolerse del tirón anterior, provocando que Jose González introdujera a Wilfried Moke. El comodín del técnico cadista pasó al centro de la zaga, en lugar del central sevillano.

El balón seguía perteneciendo al Cádiz, que llegaba al área sevillista, sin acertar a marcar. Ambos conjuntos registraron cambios en el sesenta y siete de partido. Por el Sevilla Atlético, Menudo le dejó su puesto a Alberto. Por el Cádiz, Akinsola entró en lugar de Ikechi Anya. Con este cambio, quien pasó a la banda izquierda fue Cases, jugando Akinsola en la punta de ataque cadista. El nigeriano, en su primera jugada, le dejó un balón de gol franco a David Ferreiro. El gallego, en su disparo, se estrelló con Julián, que acabó despejando a córner.

Akinsola falló un gol cantado poco después. Tras una magnífica jugada de Camille, el delantero nigeriano remató solo, en el corazón del área, a las manos de Julián. Ramón Tejada realizó su segundo cambio, al quitar a Hugo (lesionado) por Alfaro. Sin tiempo para reponerse de este fallo, Juanjo Serrano desperdició otra oportunidad, al rematar mal un buen centro de Cases.

El segundo cambio realizado por Ramón Tejada reactivó, de alguna manera, al Sevilla Atlético en la faceta ofensiva. Alfaro se asoció muy bien con Luis Alberto, protagonizando las jugadas de mayor peligro del filial hispalense. Buscando una reacción similar, Jose González agotó sus cambios: Juanse Pegalajar, revulsivo en los últimos encuentros, entró por Cases, muy gris.

Casi a diez minutos para que acabara el encuentro, el manchego Villena Contreras mostró la primera amarilla del partido. El amonestado fue Héctor Yuste, en una decisión arbitral muy discutida por la grada de Carranza. Juanse Pegalajar se inventó un disparo imposible, casi sin ángulo, en el minuto ochenta y uno de partido. El balón dio en el larguero y acabó marchándose fuera. Contestó el Sevilla Atlético con un disparo de Hiroshi, que fue desbaratado por Aulestia.

En los últimos minutos el Sevilla Atlético se marchó, decididamente, a por el partido. Alberto disparó alto, tras ganarle la espalda a la zaga cadista, estando solo ante Aulestia. Ramón Tejada sorprendió con su último cambio: retiró a Hiroshi, para darle entrada a Tano. Con este cambio, el Sevilla Atlético buscaba sorprender al Cádiz por velocidad.

Los tres minutos que descontó el colegiado sirvieron para que el Cádiz no acertara con el marco de Julián en una falta y un córner. Así pues, el encuentro finalizó con empate sin goles, segundo consecutivo que cosecha el Cádiz.

Link

viernes, 30 de marzo de 2012

El Cádiz no pierde contra el Sevilla Atlético desde la temporada 1997-1998

La visita del Sevilla Atlético al Ramón de Carranza en esta trigésimo segunda jornada de Liga elevará el número de enfrentamientos entre los hispalenses y los cadistas a diez. En los nueve precedentes en la división de bronce, el Cádiz salió vencedor en seis. Por su parte, el Sevilla Atlético ganó dos veces en Carranza. El partido que queda, acabó con empate.

La primera vez que el filial hispalense pisó el Ramón de Carranza en Segunda B fue en la trigésimo tercera jornada de la temporada 1994-1995. Un encuentro que finalizó con victoria amarilla por 2-1. Adelantó al Cádiz Mere, a los veintiocho minutos de partido. Dos más tarde, Cardoso, logró empatar para el Sevilla Atlético. El gol del triunfo amarillo lo consiguió, en la segunda parte, Fali Montes.

En la 1995-1996 se produjo la primera victoria del Sevilla Atlético en Carranza. Fue en la tercera jornada de Liga, por la mínima. Un gol de Antonio, a los dos minutos de la reanudación, fue suficiente para que los pupilos de Juan Carlos Álvarez se llevaran el triunfo del coliseo cadista.

Consiguió el Cádiz “vengarse” de aquella derrota en la temporada 1996-1997, cuando se impuso a los sevillistas por 3-1. Méndez, a los cuatro minutos de partido, adelantó a los amarillos. Cinco minutos antes del descanso, Jiménez amplió la ventaja cadista. En la segunda parte, Chico, hizo el tercero del Cádiz. El gol del Sevilla Atlético fue de Iñaqui, a diez minutos para la conclusión del choque.

La última victoria del Sevilla Atlético en Carranza se produjo en la temporada 1997-1998. El Sevilla Atlético pasó por encima del Cádiz de Ramón Blanco, al que goleó por 0-4. Del minuto treinta y dos al treinta y seis, los sevillistas habían marcado dos goles: Orife y Campano. Ya en la segunda parte, redondearon la cuenta del filial hispalense Cantos y Aranda.

El Cádiz de Gonzalvo, en la temporada 1998-1999 derrotó al Sevilla Atlético sin miramientos, en la trigésimo séptima jornada de Liga. 3-1. Zafra firmó un hat-trick: al marcar del minuto veintisiete al cincuenta y nueve de partido. El gol del Sevilla Atlético fue de Santaella.

El único empate entre ambos fue en la temporada 1999-2000. Borge, a los cincuenta minutos de juego, adelantaría al Cádiz. Un gol que, a la postre, resultaría insuficiente, pues media hora más tarde Campano lograría la igualada. Resultado final: 1-1.

En la 2000-2001, el Cádiz consiguió imponerse a un Sevilla Atlético dirigido por Manolo Jiménez. Y eso que se adelantaron los hispalenses, gracias a un gol de Miguel Ruiz en el minuto treinta y seis. Jesús Lanza consiguió igualar para el Cádiz, culminando la remontada Israel, en el minuto cincuenta y siete.

El año del ascenso con Jose González (2002-2003) el Cádiz aplastó al Sevilla Atlético. Ganó 3-0, gracias a un triplete de Matías Pavoni. La temporada pasada, el Cádiz también ganó: 2-1. Pachón adelantó al Cádiz en la primera mitad. Rodri, en el cincuenta y ocho, empató. Pero Enrique Ortiz, dos minutos más tarde, dio el triunfo a los cadistas.

Link

El Granada no ha ganado nunca al Racing de Santander

Partido a vida o muerte el de esta jornada en El Sardinero. Frente a frente dos equipos necesitados de puntos, como son el Racing de Santander y el Granada. La derrota, dejaría a los santanderinos a nueve puntos de los hombres de Abel, que darían un paso de gigante hacia la salvación. La victoria, comprimiría la situación, dejando al Racing a un solo partido de igualar a puntos con los nazaríes.

Tres veces ha visitado el Granada al Racing de Santander en Primera División. Nunca ha conseguido imponerse a los cántabros en su propio territorio. De esos tres precedentes, el Racing de Santander ganó uno y empató los otros dos. Sólo ha marcado gol una vez el Granada, en el último enfrentamiento entre ambos en Primera.

La primera vez que el Granada le rindió visita al Racing de Santander fue en la decimocuarta jornada de la temporada 1960-1961. El encuentro acabó con empate a cero. Por el Granada jugaron aquel encuentro Loys, Mingorance, Méndez, Larrabeiti, Álvarez, Cuervo, Gómez, Rafa Delgado, Carranza, Lalo Gómez y Larraz.

Hasta la 1973-1974 no volvieron a coincidir en Primera División ambos conjuntos. El reencuentro, que se produjo en la trigésimo segunda jornada de Liga, se saldó con victoria para el conjunto cántabro. 2-0. Manuel Díaz y Aitor Aguirre fueron los goleadores racinguistas. En el Granada fueron alineados Izcoa, Toni Rincón, Aguirre, Falito, Pedro Fernández, Montero, Escobar, Oruerzábal, Lorenzo García, Chirri y Maciel García.

El último enfrentamiento entre ambos data de la temporada 1975-1976. Se saldó con empate a uno. Se adelantó el Granada en el marcador, gracias a un gol de Lis a los cuarenta y seis minutos de juego. A un cuarto de hora para el final el Racing de Santander consiguió igualar, por mediación de Ufarte. Un Racing que acabó con diez hombres sobre el terreno de juego, por la expulsión de Rafael Zuviria a diez minutos para el final del encuentro.

Disputaron, por parte del Granada, aquel encuentro Puente, Calera, Castellanos, García Blanco, Angulo, Ederra, Grande, Megido, Parits, Lis y Milar.

Link

jueves, 29 de marzo de 2012

Cuarto cara a cara entre Jose González y Ramón Tejada

Por cuarta vez se verán las caras Jose González y Ramón Tejada. Los dos han sido los técnicos de Cádiz y Sevilla Atlético en los últimos enfrentamientos entre ambos conjuntos, en la división de bronce. El bagaje de los enfrentamientos entre los dos técnicos es, por el momento, favorable a Jose González: 2-1.

La primera vez que ambos técnicos se vieron las caras fue en la decimoséptima jornada. Un partido importante entre ambos, disputado en Carranza, que midió al líder del Grupo IV (el filial sevillista) y al tercero (el Cádiz) Un punto separaba a ambos conjuntos. El encuentro acabó con victoria cadista: 2-1, gracias a los goles de Pachón y Enrique Ortiz.

Si importante fue el primer enfrentamiento, otro tanto puede decirse del segundo, que también se decantó del lado cadista. Sobre todo, para el Cádiz, puesto que el Sevilla Atlético ya tenía asegurada su presencia en el play-off de ascenso. Los amarillos se jugaban mucho en aquella visita al Pizjuán, de la que salieron victoriosos. Un gol de Velasco bastó para que el Cádiz su quinta victoria consecutiva y diera un paso de gigante para sellar su presencia en las eliminatorias de ascenso.

Esta temporada, el primer cara a cara entre Tejada y González se saldó con victoria para el primero. En la decimotercera jornada, el Sevilla Atlético acabó ganando gracias a un gol olímpico de Alberto, en el tiempo añadido. El partido, que parecía que iba a finalizar con reparto de puntos, se decantó, de esta manera, del lado sevillista. Desde entonces no pierde el Cádiz en Liga.

Tercera temporada en el banquillo

Esta es la tercera campaña de Ramón Tejada en el banquillo del Sevilla Atlético. El antequerano accedió al cargo a trece jornadas de que finalizara la temporada 2009-2010, sustituyendo a Diego Rodríguez. Cogió al Sevilla Atlético en una situación delicada: el equipo estaba en decimosexta posición, la que marcaba la promoción de permanencia en la categoría. Se encontraba con un punto más que el Marbella (primer equipo que marcaba el descenso) y a cuatro del Estepona (primer equipo libre de peligro)

En esas trece jornadas, Tejada lo bordó. Su Sevilla Atlético fue el cuarto mejor equipo de la categoría en ese intervalo, cosechando ocho victorias, un empate y cuatro derrotas. En total, veinticinco puntos.

Su buen hacer le valió para continuar la temporada siguiente al frente del filial hispalense. Mantuvo el buen ritmo. Dejó al equipo como segundo clasificado del Grupo IV, con setenta y cuatro puntos. El equipo llegó hasta la segunda eliminatoria del play-off, donde se cruzó en su camino el Guadalajara.

Esta, su tercera temporada en el banquillo sevillista, no ha sido tan brillante como las anteriores. Un mal inicio de temporada, unido a los malos resultados conseguidos como visitante, han lastrado la trayectoria del equipo, que aspira a pasar las jornadas finales de competición sin sobresaltos.

Link

miércoles, 28 de marzo de 2012

Entrevista a José Manuel Morales, lateral del Sevilla Atlético

“ESPERAMOS NO PARAR DE DAR GUERRA EN EL TRAMO FINAL DE COMPETICIÓN”

José Manuel Morales Ramos (Sevilla, 19-02-1991) tendrá la oportunidad de jugar, esta temporada, por primera vez contra el Cádiz en Carranza. Jugó la temporada pasada en el Pizjuán y en la victoria del Sevilla Atlético esta temporada contra los amarillos. El lateral, fundamental en los planes de Tejada, concede esta entrevista a Cadistasfinos.com.

¿Cómo llega el Sevilla Atlético al partido contra el Cádiz en el Ramón de Carranza?

Pues siendo realistas, si miramos la tabla podemos ver que la cosa está muy complicada para meternos en los play-off. Por desgracia hemos tenido una mala racha que prácticamente ha hecho que nos desenganchemos de esa lucha, pero somos jóvenes y queremos seguir demostrando que queremos triunfar en el fútbol, la ilusión nunca la perdimos.

Su equipo sólo ha ganado un partido como visitante. ¿Qué le falla al filial hispalense como visitante?

Bueno quizás fuera de casa no hemos hecho el fútbol que venimos haciendo como locales, también hemos tenido partidos como visitantes que se nos han escapado por la mínima. Creo que cuando la suerte no está de tu lado, todo se complica un poco más.

Si tuviera que destacar una virtud y un defecto de su equipo, ¿cuál sería? ¿Por qué?

Creo que este equipo en general es una virtud, nunca hemos dejado de estar juntos a pesar de que en este final de temporada se nos hayan complicado un poco las cosas por estos últimos resultados, nunca falto en el vestuario la alegría y el compañerismo que seguramente lleve muy lejos a muchos compañeros de esta plantilla. No creo que sea un defecto pero si algo que el tiempo nos ira enseñando, la madurez en el campo.

¿Cómo ven al Cádiz desde Sevilla? ¿Qué destacaría del equipo que dirige Jose González?

El Cádiz, el rival a batir claro está. Un estadio para disfrutarlo, un equipo histórico, a pesar de todo nunca ha dejado de ser el Cádiz. El Cádiz es un equipo muy bien ordenado, sabe a lo que juega, maneja muy bien las contras por la velocidad de sus hombres ofensivos, y sobre todo las jugadas a balón parado. Destacaría estas últimas, le han sacado mucho partido durante esta temporada.

A usted, como defensa, ¿qué jugador del Cádiz le preocupa más de cara a este partido? ¿Por qué?

Bueno en general creo que es un equipo muy potente al ataque. No tiene que ser una preocupación sino una motivación, cubrir y tener duelos con grandes futbolista hace crecer a uno mismo.

El Sevilla Atlético fue el último equipo capaz de vencer al Cádiz en Liga. ¿Qué recuerda de aquel partido? ¿Qué tiene que hacer en esta ocasión su equipo para repetir triunfo?

Cada partido es un mundo diferente, recuerdo ese partido, un partido muy bonito por parte de los dos equipos en el que estuvimos muy bien ordenados al igual que ellos. Los dos equipos gozamos de ocasiones, pero tuvimos la fortuna de meter aquel gol olímpico que nos dio la victoria, el fútbol todos sabemos que a veces te da, y otras te quita. Creo que debemos de intentar hacer el mismo papel que hicimos en casa, pero sobre todo disfrutarlo.

La cantera del Sevilla es una de las mejores de España. ¿Qué tiene para ser tan especial? ¿Qué le ha aportado a usted como futbolista pasar por esta institución?

El Sevilla FC es un club que cuida muy bien los detalles con los escalafones inferiores. Personalmente siempre me he sentido muy querido en este club con todas las personas que he tratado, pero sobre todo los entrenadores que he tenido todos estos años atrás, destacando mis entrenadores actuales con los que llevo cuatro años casi consecutivos: Ramón Tejada y Jesús Galván. Me han hecho madurar, aprender y sobre todo crecer como futbolista, les estaré siempre agradecido.

¿Qué entrenador y qué compañero de equipo han podido marcarle más durante su trayectoria?

Como he dicho en la pregunta anterior, los actuales, aunque es cierto que siempre intenté quedarme con lo bueno de cada uno por los que pasé. Compañeros que me hayan marcado podría decir bastantes, siempre he tenido muy buena relación con casi todos los compañeros con los que he convivido en los vestuarios. Pero mantengo una especial amistad con Adrian Pavón actual jugador del San Roque de Lepe.

¿Qué espera José Manuel Morales de este tramo final de la temporada, tanto en el plano personal como en el colectivo?

No parar de dar guerra, aunque sabemos que estamos muy lejos de liguilla, pero tenemos esa ilusión y ese orgullo de llevar este escudo lo más alto posible de la tabla

Link

El Sevilla Atlético sólo ha ganado una vez fuera de casa

El Sevilla Atlético que llega al Ramón de Carranza lo hace como uno de los peores equipos del Grupo IV a domicilio. Los de Ramón Tejada han jugado lejos de la Ciudad Deportiva sevillista en quince ocasiones. De ellas, sólo ha ganado dos encuentros. El resto de visitas del Sevilla Atlético se han saldado con cuatro empates y nueve derrotas. Ha conseguido marcar doce goles a domicilio, recibiendo dieciocho.

Comenzó el filial hispalense la Liga visitando al Ceuta en el Alfonso Murube, donde cayó derrotado por 2-1. Toledo, a los cinco minutos, adelantó a los ceutíes. De hecho, los locales aumentaron distancias en el marcador gracias al gol de Guzmán, en el veintiocho de juego. Cuatro minutos más tarde recortó distancias el Sevilla Atlético, con gol de Hugo. El conjunto hispalense acabó con diez, tras la expulsión de Atienza a poco de que se diera por concluido el choque.

También salió derrotado del “derbi chico” en la tercera jornada. El encuentro, jugado en el Villamarín, acabó con victoria clara del Betis B: 2-0. Pozuelo, en el treinta y cinco, y David Agudo, a cuatro para el final, fueron los goleadores verdiblancos. El filial hispalense acabó el partido con nueve hombres, después de que fueran expulsados Alejandro y Salva.

Puntuó por primera vez a domicilio en su tercera salida: en el Príncipe Felipe de Cáceres. Álex, a los cincuenta y ocho minutos de partido, adelantó al cuadro extremeño. Empató, doce minutos más tarde, Hiroshi. Morales, a dos minutos para el final, vio la roja directa. Con empate a uno acabó también el encuentro contra el Écija, correspondiente a la séptima jornada. Por los astigitanos, marcó Carlos Valverde. Por los hispalenses, Luis Alberto.

El tercer empate consecutivo a domicilio llegó en su enfrentamiento con al Almería B. Esta vez, el Sevilla Atlético golpeó primero. Y muy pronto. A los cuatro minutos, ya ganaba, gracias al gol de Jairo Caballero. Empataría poco después, Jonathan.

Cayó contra el Badajoz en el Nuevo Vivero por 2-1. Diego Torres (minuto diez) y Rubén Mesa (minuto treinta y seis) pusieron en ventaja a los pacenses. A diez minutos para el final, Tano, con su gol, quiso meterle emoción al partido.

Otro equipo extremeño, el Villanovense, se le atragantó al filial del Sevilla. Sergio Narváez, antes de que se cumpliera la media hora de juego, había firmado un doblete (uno de los goles que logró, fueron desde los once metros) El Sevilla Atlético recortó distancias con un gol de Jozabed, a poco de reanudarse el partido. Sin embargo, fue insuficiente: el Villanovense ganó 2-1.

Por 2-0 cayó derrotado en su visita al San Roque de Lepe en la decimosexta jornada. Los onubenses, con goles de Sergio Sánchez y Jesús Rubio (de penalti) doblegaron a los hispalenses. Los dos equipos acabaron con diez. En las filas aurinegras fue expulsado Antelo; en las sevillistas, Israel.

Su primera (y, en puridad, única) victoria fuera de casa se produjo en la decimoctava jornada, cuando visitó al Poli Ejido en Santo Domingo. 0-3. Hiroshi firmó dos goles, marcando el restante Luis Alberto. Tres jornadas más tarde, llegó el segundo triunfo del Sevilla Atlético a domicilio. Fue contra el Sporting Villanueva, en un partido en el que se le dio ganado por la incomparecencia de los extremeños.

No consiguió el triunfo en su siguiente salida, en la que tuvo como rival a la Balompédica Linense. Los sevillistas se adelantaron a la media hora de juego, después de que Jozabed batiera a Pagola. Empató la Balona con algo de fortuna, gracias a un gol en propia puerta de Atienza. El resultado final fue de empate a uno.

Sus tres últimas salidas se han saldado con derrota. Ante el Lucena cayó por la mínima: un gol de Javi Lara, a los catorce minutos de partido, bastó para que los lucentinos se quedaran con los tres puntos. También cayó por la mínima ante el Roquetas. El autor del gol roquetero fue Mara. El Sevilla Atlético acabó con diez, por la expulsión de Jozabed por doble amarilla.

Ante el Melilla, perdió por 2-1. Velasco, en el cuarenta y cuatro, y Edgar, en el setenta, pusieron por delante a los norteafricanos. El gol del Sevilla Atlético fue de Hiroshi, en los últimos diez minutos de partido.

Finalmente, la pasada jornada perdió por 3-2 ante La Unión. Los goles de los murcianos fueron de Arturo (en dos ocasiones) y de Pedro Barrancos. Por su parte, los tantos del filial hispalense fueron de Luis Alberto y Menudo.

Link

Juanjo Serrano se vuelve a cruzar en el camino del Sevilla Atlético

Existe una cuenta pendiente entre Juanjo Serrano y seis futbolistas del Sevilla Atlético. Una cuenta pendiente desde que se enfrentaron en la segunda eliminatoria del play-off de ascenso de la temporada pasada. El delantero extremeño se midió al filial hispalense como jugador del Guadalajara.

Los sevillistas se clasificaron para dicha ronda tras eliminar, con mucha solvencia, al Real Unión de Irún. Los alcarreños, por su parte, accedieron a la segunda fase de ascenso tras haber apeado al Orihuela. Una eliminatoria entre dos equipos que habían finalizado en sus respectivos grupos como subcampeones.

Juanjo Serrano disputó los dos encuentros. Al igual que los seis sevillistas implicados: Dani Jiménez, Morales, Deivid, Luis Alberto, Jairo Caballero y Tano. La eliminatoria se resolvió, prácticamente, en la ida, disputada en el Escartín de Guadalajara. Los alcarreños pasaron por encima del filial hispalense, al que golearon: 4-1.

El hoy delantero del Cádiz tuvo en aquel encuentro una actuación muy destacada. Suyo fue, a los dos minutos de la reanudación, el gol que rompía el 1-1 existente en el marcador, allanando la posterior goleada alcarreña. Juanjo, con un sublime testarazo tras una falta muy bien botada por Ernesto, batía a Dani Jiménez. A partir de ahí, el encuentro fue un monólogo del Guadalajara, que pasó por encima de su rival.

Cerca estuvo el Sevilla Atlético de dar la sorpresa en la vuelta, a pesar de necesitar tres goles para superar la eliminatoria. Los sevillistas llegaron a ir ganando 2-0 a los cincuenta y dos minutos de partido. Sin embargo, un gol de Ernesto, media hora después, terminó de abortar las ilusiones de los de Tejada. El resultado final fue de 3-1, suficiente para que los alcarreños pasaran a la última eliminatoria. En aquel encuentro de vuelta, Juanjo Serrano disputó los noventa minutos, viendo una cartulina amarilla.

Cuentas pendientes

Así pues, el de esta jornada será un encuentro en el que haya, de alguna manera, “cuentas pendientes” entre ellos. Será la segunda vez desde aquella eliminatoria en la que Juanjo Serrano se mida al filial hispalense, pues el extremeño disputó el choque de la primera vuelta en la Ciudad Deportiva sevillista.

Juanjo Serrano llegó a aquel choque, esta vez con el Cádiz, en plena racha goleadora. Tres jornadas consecutivas estuvo el de Calamonte viendo puerta, estrenando, además, titularidad en la jornada previa ante el Badajoz. No tuvo suerte con el Cádiz puesto que el Sevilla Atlético acabó llevándose los tres puntos con un postrero gol de Alberto.

Link

Luis Alberto: dos jornadas consecutivas marcando

El pasado verano el Sevilla Atlético sufrió una baja más que dolorosa: la de Rodri, máximo artillero del equipo en la temporada 2010-2011 (diecinueve tantos) puso rumbo al Barcelona B. Sí se quedó en el filial hispalense su otra perla, Luis Alberto.

El gaditano, en su segunda campaña en el Sevilla Atlético, cuajó un año de ensueño: quince goles en Segunda B, siendo clave para que el equipo acabara subcampeón en el Grupo IV. Un gran año, que le llevó a debutar en Primera División con apenas dieciocho años. Debutó en la derrota del Sevilla en el Alfonso Pérez de Getafe (1-0) y fue titular en el Espanyol-Sevilla de la última jornada de Liga (2-3)

Esta temporada el nivel de Luis Alberto es algo menor que el de la pasada. Y eso que ha acabado jugando más partidos con el primer equipo que hace un año: tres. Jugó en los últimos minutos de los partidos del Sevilla contra el Racing de Santander (2-2), Granada (1-2) y Mallorca (0-0)

Con el filial, ha disputado veintiséis partidos de Liga, saliendo desde el banquillo en una ocasión. Fue en la séptima jornada, en el derbi sevillano contra el Écija. Suyo fue el gol que valió el empate para el filial hispalense. El primero que logró esta campaña. Luis Alberto no volvería a ver puerta hasta la duodécima jornada, ante La Unión.

Desde ese gol a los murcianos pasaron seis jornadas, en las que el gaditano fue titular en su equipo, pero no consiguió marcar. Volvió a ver puerta ante el Poli Ejido, en Santo Domingo, en la que ha sido la única victoria hasta el momento del Sevilla Atlético a domicilio (la otra, ante el Sporting Villanueva, la consiguió en los “despachos”, tras la desaparición de los extremeños) Una jornada más tarde, ante el Ceuta, el gaditano volvió a marcar.

Puede decirse que es en esta fase final del campeonato en la que Luis Alberto ha vuelto a mostrarse más acertado de cara al marco contrario, aportando goles y juego a los intereses de su equipo. En las últimas seis jornadas, ha marcado tres goles: al Écija, al Badajoz y a La Unión. Precisamente, estos dos últimos goles, de forma consecutiva.

Gracias a estos dos últimos goles (el de La Unión, estéril, pues el Sevilla Atlético cayó ante los murcianos) Luis Alberto ha pasado a ser el segundo máximo artillero del equipo, desbancando a Tano (cinco goles) y Jozabed (seis tantos) que hasta hace bien poco estaban por encima del gaditano en el apartado goleador. Muy lejos quedan los quince goles de Hiroshi, máximo goleador del equipo y del Grupo IV.

A pesar de que su rendimiento este año pueda ser menor, Luis Alberto se erige como un futbolista peligroso, a tener en cuenta ante la visita del filial sevillista al Ramón de Carranza. Ha jugado, a lo largo de su carrera, tres veces contra el Cádiz. Disputó completos esos encuentros, pero no acertó con el marco cadista. ¿Mantendrá en Carranza su racha goleadora o se irá de vacío como en sus cruces con los cadistas?

martes, 27 de marzo de 2012

El Cádiz, entre los siete mejores equipos del último lustro en Segunda B

Casi una vuelta invicto. Así permanece, por el momento, el Cádiz de Jose González. Los amarillos perdieron por última vez en la decimotercera jornada de Liga, ante el Sevilla Atlético en la Ciudad Deportiva hispalense. Desde entonces, han cosechado once victorias y siete empates. No sólo iguala su mejor marca sin perder en la división de bronce (que estaba, hasta este momento, en poder del Cádiz 2000-2001) sino que pasa a ser uno de los equipos que más tiempo ha permanecido invicto en el último lustro en Segunda B.

Desde la temporada 2007-2008 a la actual, tan sólo siete equipos han permanecido diecisiete o más jornadas sin perder. Se trata del Girona (2007-2008), Alcorcón (2008-2009), Ontinyent (2009-2010), Alcorcón (2009-2010), Ponferradina (2009-2010), Real Madrid Castilla (2010-2011), Mirandés (2011-2012) y Cádiz (2011-2012) De hecho, si el Cádiz mantuviera su imbatibilidad ante el Sevilla Atlético este sábado, se colocaría como el tercer mejor equipo con mejor racha de los siete.

El primero de ellos es el Girona, que en la temporada 2007-2008 se mantuvo diecisiete jornadas invicto. Cayó en la primera jornada, ante el Alicante (0-1) y en la decimonovena, ante el Alcoyano (3-1) Diecisiete partidos sin perder, de los que los gerundenses ganaron once y empataron seis. El Girona consiguió el ascenso de categoría a final de año.

Una marca superada, en la temporada 2008-2009 por el Alcorcón. Los madrileños, de hecho, pueden presumir de ser el equipo que cuenta con la mayor cantidad de jornadas sin perder: veinticuatro. Su última derrota en la fase regular se produjo en la decimocuarta jornada de Liga (1-0, contra el Ciudad Lorquí) Veinticuatro jornadas sin perder, en las que sumó trece victorias y once empates. Una racha que valió para que el Alcorcón disputara el play-off de ascenso, al finalizar en tercera posición en el Grupo II.

En la 2009-2010 tres fueron los equipos invictos durante diecisiete o más encuentros. Comenzando por el Grupo I, nos encontramos con la Ponferradina, que permaneció veintiuna jornadas sin perder: desde la decimocuarta a la trigésimo sexta. Los de El Bierzo lograron, en ese intervalo, catorce victorias y siete empates. La Ponferradina acabó ascendiendo a Segunda División, perdiendo contra el Granada en la eliminatoria de los campeones.

En el Grupo II el Alcorcón volvió a permanecer invicto durante una gran cantidad de jornadas. En concreto, diecisiete. Perdió contra el Puertollano en la decimosexta jornada (2-1), no volviendo a caer hasta la trigésimo cuarta jornada, contra el Cerro Reyes (3-2) Los de Anquela lograron doce victorias y cinco empates. A final de temporada, el Alcorcón logró el ascenso a Segunda División.

El tercero en discordia aquella temporada fue el Ontinyent, del Grupo III. Este conjunto estuvo diecisiete jornadas sin conocer la derrota: desde la decimonovena (en la que perdió por 2-0 con el Sant Andreu) a la trigésimo séptima (perdió 1-0 con el Denia) Acabaría tercero a final de temporada.

Dieciocho encuentros, los mismos que el Cádiz, estuvo el Real Madrid Castilla sin perder. Fue el llamado “efecto Toril”. Con el cambio de técnico, que se produjo en la vigésima jornada, el filial madridista no perdió en la temporada 2010-2011 hasta el play-off de ascenso, con el Alcoyano. De este modo, el Real Madrid Castilla estuvo casi una vuelta sin perder. En esos dieciocho partidos logró catorce victorias y cuatro empates.

Otro equipo, además del Cádiz, ha conseguido estar diecisiete jornadas sin perder esta temporada. El Mirandés, líder inamovible del Grupo II, que no conoció la derrota hasta la decimoctava jornada, cuando perdió en Anduva con el Alavés (0-1) Los de Pouso consiguieron once victorias y seis empates antes de su derrota con el Alavés.

Así pues, el Cádiz tiene ante sí, no sólo la posibilidad de hacer historia esta jornada si no pierde con el Sevilla Atlético (mejoraría los registros de Orúe hace más de una década), sino que, además, puede igualar los registros del Alcorcón en la temporada 2008-2009. Para ello, es necesario que el Cádiz no pierda ningún partido más de aquí a final de temporada. ¿Lo logrará?

Cases gana su segunda arroba en el Nuevo Vivero de Badajoz

Tras el empate en el derbi gaditano de la vigésimo tercera jornada, José María Cases consiguió su primera arroba. Fue el futbolista más destacado de los que alineó Jose González contra la Balompédica Linense. Siete jornadas más tarde, el oriolano ha vuelto a alzarse como el mejor jugador del Cádiz.

En esta ocasión, en el Nuevo Vivero de Badajoz. Su segunda arroba que, como la primera, se saldó con empate para el Cádiz. Cases fue el jugador más destacado, el más brillante en un partido gris, en el enésimo empate sin goles de la temporada.

Precisamente el gol parece que es la asignatura pendiente de Cases. El oriolano, desde que llegara al Cádiz en el mercado invernal, ha sido titular y ha aportado algo diferente al equipo. Movilidad, trabajo, calidad. Raro es el partido en el que no realiza una acción por la que valga la pena ir a verle. Pero sigue peleado con el gol. El día que Cases deje de estar reñido con el gol, seguramente dejará de estar en el Cádiz.

Ante el Badajoz cuajó un gran encuentro, faltándole la guinda del gol. Cases desbordó, fue una pesadilla para los defensores pacenses. Estuvo presente, directa o indirectamente, en las mejores oportunidades de gol cajistas. Asistió a Ferreiro en la primera parte, estando el gallego a punto de marcar. Tras una jugada suya, llegó el rechace de la volea con la que Óscar Pérez rozó el gol. Incluso, tuvo su oportunidad de gol, al cabecear fuera un buen centro de Ferreiro desde la derecha.

Desesperada, la zaga del Badajoz no tuvo más remedio que pararle a base de duras entradas. En la primera mitad, Sipo, frenó al oriolano con una dura entrada cuando se disponía a centrar. Ya en la segunda mitad, forzó la expulsión de Zamora, después de que el central murciano realizara una dura acción, que para el colegiado fue merecedora de amarilla (su segunda) aunque bien podría haber valido una roja directa.


lunes, 26 de marzo de 2012

Dieciocho partidos: Jose González iguala a Carlos Orúe

Once temporadas después, el Cádiz se igualó a sí mismo. El Cádiz 2011-2012 iguala al Cádiz 2000-2001, que permaneció dieciocho jornadas sin conocer la derrota. Quizás sea la mejor lectura del empate cosechado por los hombres de Jose González en el Nuevo Vivero de Badajoz.

Desde que cayera derrotado sobre la bocina ante el Sevilla Atlético, el Cádiz ha permanecido dieciocho jornadas sin perder. Siendo dominador claro ante rivales de empaque, como el Lucena. Imponiéndose gracias a la “suerte del campeón”, como ante el Roquetas. Sufriendo ante equipos de menor nivel, como La Unión o el Villanovense. Sacando un punto cuando parecía imposible, como en el Príncipe Felipe de Cáceres. Dieciocho jornadas sin perder.

Como el Cádiz de Orúe, que permaneció invicto desde la vigésima jornada a la trigésimo octava. Casi toda la segunda vuelta del campeonato sin conocer la derrota, lo que propició que aquel Cádiz se ganara el derecho a disputar la liguilla de ascenso, acabando como líder del Grupo IV. La última vez que aquel equipo perdió fue ante el Linares, en el primer encuentro de la segunda vuelta (0-1 en Carranza)

A pesar de todo, mejor el de Orúe

El Cádiz actual iguala la racha de imbatibilidad del de Orúe. A pesar de ello, es este último mucho mejor que el que dirige, en estos momentos, Jose González. La racha conseguida bajo las órdenes de Orúe brilla más, en lo que a números se refiere, que la que ha protagonizado este Cádiz 2011-2012.

Y es que, si bien los dos permanecieron dieciocho jornadas sin perder, obtuvo mayor cantidad de puntos el de Orúe que el de Jose González. En dieciocho partidos, el Cádiz 2000-2001 consiguió cuarenta y ocho puntos. En la misma cantidad de encuentros sin perder, el Cádiz 2011-2012 ha sumado cuarenta. Ocho menos.

El Cádiz de Carlos Orúe ganó quince de dieciocho partidos. Sólo empató tres (ante Motril, Écija y Poli Ejido) El Cádiz de Jose González ha ganado once de estos dieciocho partidos. El resto, siete empates: La Unión, San Roque de Lepe, Jaén, Balompédica Linense, Cacereño, Écija y Badajoz.

Gana el Cádiz 2011-2012 en lo referente al potencial ofensivo. Ha marcado tres goles más que el Cádiz 2000-2001. Desde que perdiera contra el Sevilla Atlético en la decimotercera jornada de Liga, el Cádiz ha conseguido veintinueve goles. Por su parte, el Cádiz de Orúe, desde que perdiera en Carranza contra el Linares, consiguió marcar veintiséis.

Eso sí, defensivamente hablando, el conjunto que dirigió hace más de una década Orúe es mejor que el actual. En dieciocho partidos, sólo recibió dos goles: Poli Ejido (1-1) y Don Benito (2-1) El Cádiz actual ha encajado seis goles en dieciocho partidos: Villanovense (3-1), Lorca Atlético (1-4), San Roque de Lepe (1-1), Betis B (1-2), Balompédica Linense (1-1) y Roquetas (2-1)

Si el Cádiz se mantuviera invicto la próxima jornada ante el Sevilla Atlético superaría la racha del equipo que dirigió Orúe. Lograría, de este modo, su mayor racha de imbatibilidad en Segunda División B.

Link

Al Cádiz se le sigue atragantando Extremadura

Lo apuntábamos el pasado veintiuno de febrero, poco después de la visita del Cádiz al Príncipe Felipe de Cáceres. Los amarillos no conocían la victoria en Extremadura desde mayo de 2003. En aquella ocasión, se impusieron al Díter Zafra. Tras empatar ante el Cacereño, el Cádiz tenía ante sí dos oportunidades para volver a cantar victoria en Extremadura.

La primera de ellas, en Badajoz. Llegó el día y el Cádiz continúa sin ganar en territorio extremeño. Ante los pacenses, los hombres de Jose González sumaron otro empate a cero. El tercero que consigue ante un equipo extremeño jugando como visitante. Con idéntico resultado se saldaron las visitas al Sporting Villanueva Promesas y al Cacereño.

En esta ocasión, la imagen dada por el Cádiz fue algo mejor. Si ante los otros dos conjuntos extremeños los amarillos se mostraron inoperantes, sin crear juego ni ocasiones, ante el Badajoz llegaron con peligro a los dominios de Camacho. Un Camacho que puede decir que, en los dos encuentros que ha jugado esta temporada contra los amarillos, no ha recibido ningún gol. Él fue, precisamente, el guardameta del Sporting Villanueva Promesas en el empate a cero de la primera vuelta. Sobre todo, en la primera mitad, dominada de cabo a rabo por el Cádiz.

Los amarillos llegaron, capitaneados por un brillante José María Cases, pero no llegaron a batir al cancerbero extremeño. El oriolano estuvo magnífico, ofreciéndose, creando jugadas de peligro, forzando faltas… Un gran futbolista, al que sigue faltándole el premio del gol. Llegó a tenerlo en un par de ocasiones, pero sigue faltándole puntería.

Como Cases, tampoco estuvieron acertados Jeison Murillo (a la salida de un córner), Ferreiro (tras un buen centro de Cases) u Óscar Pérez (tras volear un rechace del oriolano) Así pues, pese a la buena imagen mostrada, el Cádiz llegó al descanso con empate a cero. Tras la reanudación, el equipo mutó, inexplicablemente, cediéndole terreno y oportunidades al Badajoz.

Mucho mejor el conjunto pacense en la segunda parte, llegando incluso a rozar el gol en varias ocasiones. Quien más cerca lo tuvo fue Diego Torres, que cruzó demasiado ante Aulestia tras aprovecharse de un error de Baquero y Goikoetxea. Si en la primera parte Cases fue el jugador más destacado, en la segunda, ese papel le corresponde al pacense Dani López.

No pudo aprovechar el Cádiz la superioridad numérica de la que gozó en los últimos diez minutos de partido, después de que Zamora viera la segunda amarilla tras realizar una entrada durísima sobre Cases. El partido acabó como empezó, con empate a cero.

Al Cádiz se le sigue atragantando Extremadura. Una tierra a la que deberá regresar para jugar dentro de tres jornadas, para visitar a un Villanovense en alza. ¿Logrará, en esa ocasión, superar su mala racha en territorio extremeño y obtener los tres puntos?

Link

Mano a mano histórico entre CR7 y Messi

No fallaron Real Madrid ni Fútbol Club Barcelona en sus respectivos compromisos de este fin de semana. Se mantiene, por tanto, la distancia de seis puntos entre ambos, logrando frenar el líder la sangría de puntos de las dos últimas jornadas. Los azulgrana derrotaron al Mallorca a domicilio; los blancos, a la Real Sociedad en el Bernabéu.

Y con actuaciones destacadas de sus dos principales estrellas. Cristiano Ronaldo y Messi. Messi y Cristiano Ronaldo. Hablar de ellos supone hacerlo de los dos mejores jugadores del mundo en la actualidad, dos futbolistas que aspiran a entrar en el Olimpo de este deporte cuando finalicen sus carreras. Messi parece haberse ganado el derecho a entrar ya; Cristiano Ronaldo está en ello. Quizás, la mayor desgracia para el astro portugués es el ser coetáneo de Messi.

Los dos son jugadores muy diferentes, pero muy parecidos. Messi es arte, técnica, espectáculo. Cristiano Ronaldo, una fuerza de la naturaleza, que se esfuerza para marcar, para batir sus propios registros. Dos jugadores con el gol entre ceja y ceja, que no se cansan de pulverizar récords y que compiten, codo con codo, por el cetro mundial.

De los dos se ha hablado mucho esta semana, de su capacidad de batir registros. Messi, por ejemplo, se convirtió el pasado martes en el máximo goleador del Barcelona, superando al mítico César. Lo hizo gracias al hat-trick que firmó ante el Granada en el Camp Nou. En total, el argentino lleva doscientos treinta y cinco goles, contando el logrado ante el Mallorca esta pasada jornada. Ciento cincuenta y cuatro goles en Liga, diecinueve en Copa del Rey, cuarenta y nueve en Champions, ocho en la Supercopa de España, uno en la Supercopa de Europa y cuatro en el Mundialito de Clubes. Todo ello, en apenas ocho temporadas en el Barcelona.

Tampoco se cansa de pulverizar récords Cristiano Ronaldo en el Real Madrid. El portugués logró ante la Real Sociedad un doblete, con el que llegó a los ciento un goles en la Liga. Ciento un tantos en la competición doméstica en apenas noventa y dos partidos disputados. Ha pasado a ser, además, el jugador que menos encuentros ha necesitado para llegar al centenar de goles en Liga. Unos registros anotadores espectaculares, que impactan más al sumar los guarismos del luso desde que recalara en el Real Madrid en 2009. Ronaldo acumula ciento treinta y un goles en el mismo número de partidos.

Un duelo sin precedentes en la Liga, entre los dos jugadores del momento. Ambos, pelean codo con codo por los principales títulos a nivel colectivo e individual. Como el año pasado, asistimos a una lucha hermosa de los dos por el Pichichi. Tras veintinueve jornadas disputadas, tanto Cristiano Ronaldo como Messi han firmado treinta y cinco goles. El argentino se lo llevó en la temporada 2009-2010 (treinta y cuatro goles); el luso, la temporada pasada (primer futbolista en superar la barrera de los cuarenta tantos en la Liga)

Ante tantas cifras, tantos récords pulverizados, la pregunta es: ¿hasta dónde llegarán estos dos jugadores? ¿Dónde está su límite?

Link

Google+ Badge