jueves, 31 de mayo de 2012

Antonio Gómez, un entrenador que conoce al Albacete desde dentro

Antonio Gómez, el entrenador del Albacete Balompié, es un hombre que puede decirse que ha pasado por todas y cada una de los escalafones deportivos en el equipo manchego. Antes de ser entrenador del primer equipo, llegó a jugar en el Albacete y también, dirigió a sus categorías inferiores.

Como futbolista, se formó en las categorías inferiores del Real Madrid, con el que llegaría a debutar en Primera División, de la mano de Jorge Valdano, en la temporada 1995-1996. Disputó seis partidos, marcando dos goles: al Valladolid y al Mérida. La temporada siguiente marchó al Sevilla, como parte del pago del fichaje de Davor Suker por el conjunto blanco. Tras el descenso a Segunda División del conjunto hispalense, Antonio Gómez firmó por el Albacete, también en la división de plata. Sólo estuvo una temporada, la 1997-1998, jugando veintidós encuentros y marcando un gol (al Sevilla)

Tras poner fin a su carrera como futbolista en 2006, en La Roda, Antonio Gómez pasó a dirigir al Albacete Juvenil en la temporada 2006-2007. En dicho equipo, consiguió la Copa del Rey de la categoría, al vencer al Valencia en la final: 2-1. Su trabajo le valió para dar el salto al filial, que militaba en Tercera División. En la temporada 2007-2008 el Albacete B acabó sexto; en la 2008-2009, decimoquinto.

En 2009 abandona Albacete para irse, de la mano de uno de sus principales valedores en la cantera del Real Madrid, Rafa Benítez, al Liverpool. En el conjunto inglés pasó a ser mano derecha del entrenador y a hacerse cargo del equipo de reservas, con los jóvenes valores del Liverpool y aquellos futbolistas que no gozaban de continuidad en el primer equipo.

La temporada pasada se produjo su debut en el fútbol profesional como primer entrenador. El Valladolid, recién descendido a Segunda División, se fijó en él para hacerse cargo del equipo. No acabó la temporada, por culpa de los malos resultados y en la decimocuarta jornada, tras perder en el José Zorrilla con el Cartagena, fue destituido.

Con ese bagaje a sus espaldas, otro equipo que había perdido la categoría, pero esta vez de Segunda a Segunda B, lo llamó. El Albacete decidió contar con un hombre que conocía la casa desde dentro para darle el banquillo del primer equipo. La temporada no ha sido fácil, pero Antonio Gómez ha conseguido el primer objetivo: clasificar a su equipo para el play-off de ascenso. Además, tras haber realizado una notable campaña en Copa del Rey. Ahora, le espera el Cádiz….

Link

Resultados para los cadistas en el Carlos Belmonte

Cinco jugadores de la actual plantilla del Cádiz saben lo que es jugar en el Carlos Belmonte contra el Albacete Balompié. Los resultados cosechados por estos jugadores en sus visitas al conjunto albaceteño no han sido demasiado positivos: seis derrotas, tres empates y una victoria.

Quien más veces ha jugado contra el Albacete ha sido David De Coz. El lateral sevillano ha visitado al conjunto manchego vistiendo tres camisetas distintas: la del Xerez, la del Murcia y la del Córdoba. En total, cuatro partidos. Su primera visita fue con el Xerez, en la temporada 2005-2006. Titular para Lucas Alcaraz, técnico xerecista, vio cómo el Albacete ganaba por 2-0. Disputó el encuentro completo.

No tuvo esa suerte en la temporada 2006-2007, en la que también visitó como jugador del Xerez el Carlos Belmonte. Miguel Ángel, entrenador azulón, lo dejó en el banquillo. De Coz entró a diez minutos para el final en sustitución de Marco Navas. El encuentro acabó con empate a cero.

Un 0-0 que se repetiría en su siguiente visita, en la temporada 2008-2009, esta vez como jugador del Real Murcia. Campos, técnico pimentonero, alineó de inicio a De Coz. Sin embargo, el sevillano no acabó el encuentro: fue expulsado por Gardeazábal Gómez a los veintisiete minutos de juego. La última visita de De Coz al Albacete fue en la temporada 2010-2011, como jugador del Córdoba. Disputó completo el choque, que acabó con victoria manchega: 1-0.

Le siguen, con tres visitas al Carlos Belmonte, Óscar Pérez y Toti. Los dos, con un único equipo. Óscar Pérez visitó al Albacete como jugador del Tenerife. La primera visita en la temporada 2006-2007, finalizó con victoria manchega por 2-0. Casuco alineó a Óscar Pérez de inicio, pero el asturiano vio la roja directa en el minuto cuarenta y siete. En la 2007-2008 no fue titular: entraría en el minuto sesenta y siete en lugar de Ayoze. El resultado final fue de empate a cero. En la temporada 2008-2009, fue titular con Oltra (disputó el partido completo) y el Tenerife ganó: 0-1.

Toti, por su parte, jugó por primera vez en el Carlos Belmonte en la temporada 2007-2008, en el Salamanca. Juan Ignacio Martínez, técnico charro, lo introdujo en el terreno de juego a veinte minutos para el final, en lugar del ex cadista Álvaro Jurado. El Albacete acabó ganando, por 2-1. Hasta la temporada 2009-2010 no volvería a enfrentarse al Albacete. En aquella ocasión, Toti fue titular, viendo una cartulina amarilla. El Albacete volvió a ganar 2-1. La temporada pasada también fue titular, pero fue sustituido a la hora de juego por Sarmiento. El Salamanca volvería a perder: 1-0.

Como Toti, Goikoetxea jugó los encuentros entre Albacete y Salamanca de las temporadas 2009-2010 y 2010-2011. El vasco disputó enteros ambos partidos, no pudiendo evitar las derrotas del Salamanca.

El último cadista que ha jugado contra el Albacete en el Carlos Belmonte es Héctor Yuste. El murciano jugó en el estadio manchego en la temporada 2009-2010, nada más ascender con el Cartagena. No fue titular: sustituyó en el minuto sesenta y dos a Falcón. El encuentro acabó con empate a cero.

Link

Sergio Molina y Joan Castillo, posibles bajas del Albacete para recibir al Cádiz

El Albacete Balompié podría llegar al encuentro contra el Cádiz con tres bajas. Dos de ellas parecen seguras, la otra, está por ver. Se tratarían, de terminar de asegurarse, de bajas importantes para su entrenador, Antonio Gómez. Tres bajas en la columna vertebral del equipo: Joan Castillo (defensa), Candela (mediocampo) y Sergio Molina (delantera)

Parecen más que seguras las ausencias en el Carlos Belmonte de Sergio Molina y de Joan Castillo. Los dos acabaron lesionados tras el vital partido que el Albacete disputó en Los Arcos contra el Orihuela, en el que certificó su pase a la segunda eliminatoria de este play-off de ascenso.

De acuerdo con el parte médico facilitado por el Albacete Balompié, el delantero malagueño (importante en los planes de su entrenador desde su llegada en el mercado de invierno) sufre una fuerte contusión en el cuádriceps. Por su parte, Joan Castillo (veintinueve partidos de Liga esta campaña) sufrió en Los Arcos una microrrotura en el gemelo. A Castillo lo sustituyó ante el Orihuela su compañero Santamaría. Más problemática fue la lesión de Sergio Molina, que sustituyó en la segunda mitad a Víctor Curto y acabó lesionado, con todos los cambios del Albacete agotados. Aún así, parece que el malagueño podrá estar disponible para recibir a los amarillos.

Quien más posibilidades tiene de estar ante el Cádiz, de estos tres jugadores “tocados”, es Candela. Un jugador que esta campaña ha entrado y salido del equipo, llegando a tener alguna que otra controversia con su entrenador con respecto a su renovación con el equipo manchego. Cuando parecía que disfrutaba de continuidad, sufrió una rotura del abductor medio del muslo derecho, junto con otra rotura del recto y oblicuo del abdomen. En total, cinco semanas de baja.

Candela se reincorporó, junto a su compañero Javier Herreros (lesionado por un fuerte esguince de tobillo) a los entrenamientos la semana pasada. Antonio Gómez, prudente, optó por reservarlo para visitar al Orihuela. Ahora, el centrocampista está trabajando para recuperar el ritmo de trabajo para poder ser citado contra el Cádiz.

Link

miércoles, 30 de mayo de 2012

La delantera del Albacete llega con la pólvora cargada

Si del Albacete Balompié hay que destacar una faceta, quizás sea la ofensiva. Sus delanteros llevan toda la temporada con la pólvora cargada. Cinco jugadores de ataque han visto puerta esta temporada: dos de ellos jugando sólo media temporada en el Albacete. Entre los cinco delanteros que han marcado esta campaña, suman treinta y dos goles. Estos son, desglosados, uno a uno, los delanteros del Albacete:

Calle. El madrileño, ex – xerecista, ha anotado once goles esta temporada en Liga. Pasa por ser el máximo artillero del Albacete (dos goles menos que Akinsola, Pichichi cadista) Su primer gol llegó en la segunda jornada de Liga, ante el Montañeros. Encadenó otras dos jornadas viendo puerta: ante el Real Madrid Castilla (de penalti) y el Tenerife. No marcó hasta la undécima jornada, contra el Atlético de Madrid B. Haría otros dos goles antes de que finalizara la primera vuelta: al Sporting B y al Conquense. Ya en la segunda vuelta, sus víctimas fueron Rayo Vallecano B, Leganés, Atlético de Madrid B, Marino de Luanco y Vecindario.

Víctor Curto. Ocho han sido los goles que ha logrado el delantero catalán, habitualmente titular en el ataque manchego. En la primera vuelta marcó contra Leganés (séptima jornada), RSD Alcalá (decimocuarta jornada) y La Roda (decimoctava jornada) En la segunda vuelta, sus víctimas fueron el Marino de Luanco (trigésimo segunda jornada), la RSD Alcalá (trigésimo tercera jornada), Sporting B (trigésimo quinta jornada) y La Roda (trigésimo séptima jornada) De todos los delanteros del Albacete, es el que en mejor forma llega al tramo final de competición.

Sergio Molina. El delantero malagueño llegó en el mercado invernal procedente del Puertollano, con el que ostentaba el Pichichi del Grupo IV de Segunda B. En Albacete, ha marcado seis goles: Rayo Vallecano B (vigésimo cuarta jornada), Leganés (vigésimo sexta jornada), Toledo (vigésimo séptima jornada), Celta B (vigésimo octava jornada), Conquense (trigésimo sexta jornada) y La Roda (trigésimo séptima jornada)

David Torres. Este delantero, que dio un excelente rendimiento en la primera vuelta, abandonó el Albacete en el mercado invernal para jugar en el Alcoyano. Antes de marcharse, marcó seis goles: Montañeros (segunda jornada), Rayo Vallecano B (quinta jornada), Leganés (séptima jornada), Celta B (novena jornada), Atlético de Madrid B (duodécima jornada) y Coruxo (decimonovena jornada)

Viguera. Cedido por el Nástic de Tarragona, ha marcado un gol en diez partidos: a La Roda, en la trigésimo séptima jornada de Liga.

Link

Una eliminatoria especial para Álvaro Campos y Zurdo

Sin duda esta eliminatoria de ascenso entre Albacete Balompié y Cádiz Club de Fútbol será muy especial para dos futbolistas del conjunto manchego: Álvaro Campos y Zurdo. Los dos, con presente albaceteño, presentan un pasado en amarillo y azul.

Ambos llegaron este verano al Albacete, recién descendido a Segunda B, con el objetivo de ascender a los manchegos a Segunda División. Tanto uno como otro había sido, la temporada anterior, fundamentales en sus equipos. Sin embargo, la suerte les ha sido opuesta esta campaña en Albacete. Zurdo es titular indiscutible, fundamental en los planes de Antonio Gómez. Menos suerte tiene Álvaro Campos, que pese a comenzar como titular, ha quedado relegado a la suplencia.

Campos jugó la temporada pasada en el Cádiz, al que llegó con el rol de portero suplente, tras Dani Miguélez. Sin embargo, esto no se cumplió en la práctica y el valenciano se hizo con la titularidad bajo los palos amarillos. Le arrebató la titularidad a Dani Miguélez, disputando veintisiete encuentros. En total, dos mil trescientos cincuenta y siete minutos, en los que encajó veinticuatro goles. Mantuvo el cerrojo de su portería en doce encuentros.

Este año, en el Albacete, comenzó como titular. Sin embargo, tras la derrota de su equipo, en la cuarta jornada contra el Tenerife (1-2) cedió la titularidad a su compañero Miguel. No ha vuelto a jugar en Liga desde entonces. El valenciano, relegado a esta suplencia, sólo ha vuelto a jugar en Copa del Rey. Fue titular en la famosa eliminatoria con el Atlético de Madrid, siendo fundamental para el pase de su equipo a los octavos de final. Ahí, volvió a ser titular, pero no pudo hacer nada para evitar los cuatro goles del Athletic en la vuelta, jugada en San Mamés. Entre Liga y Copa, Álvaro Campos ha acumulado ocho partidos esta campaña.

Zurdo, que llegó al Albacete procedente del Real Jaén, ha sido fundamental desde su fichaje. El gaditano, canterano del Cádiz (con el que llegó a jugar en las temporadas 2000-2001 y 2002-2003, logrando el ascenso a Segunda División) ha disputado esta campaña cuarenta y dos partidos.

Ha acumulado, por el momento, un total de tres mil setecientos minutos, repartidos entre Liga, Copa del Rey y el play-off de ascenso. Su importancia es tal que, de los cuarenta y dos encuentros que ha jugado, sólo ha sido sustituido en cinco. Dos son los goles que ha marcado: al Atlético de Madrid en Copa y al Leganés en Liga.

Al contrario que en el caso de Álvaro Campos, esta no será la primera vez que Zurdo se mida al Cádiz. Aunque quizás, por todo lo que hay en juego, esta vez sea la más especial de todas.

Link

El Albacete no pierde en el Carlos Belmonte desde el mes de marzo

Tras la finalización de la fase regular en el Grupo I, el Albacete Balompié demostró ser uno de los mejores equipos jugando como local. Los manchegos fueron el cuarto mejor local del Grupo I, al sumar treinta y siete puntos en diecinueve encuentros. Ante su hinchada, ganó once partidos, empató cuatro y perdió otros cuatro.

Su estreno ante su público llegó en la segunda jornada de Liga, teniendo como rival al Montañeros. Ganó 4-2. Al minuto cincuenta de juego llegó ganando por 3-0, tras los goles de Calle, David Torres y Santamaría. Recortaría distancias para el Montañeros Cano, pero el Albacete, gracias a un gol de Adriá, volvió a poner tierra de por medio. El 4-2 definitivo fue obra de Jimmy.

El siguiente en visitar el Carlos Belmonte fue el Tenerife. El conjunto canario, además, fue el primer equipo en llevarse los tres puntos del feudo albaceteño, tras ganar por 1-2. Kiko Ratón y Víctor Bravo, antes de la media hora de partido, marcaron para el Tenerife. Ya en la segunda mitad, Calle, recortaría distancias. Un Calle que acabaría siendo expulsado por doble amarilla por el colegiado.

El Albacete se repondría de esta derrota al vencer, en la sexta jornada, al San Sebastián de los Reyes. 2-0. Adriá, en el minuto cuarenta y siete, adelantó a los manchegos. El segundo tanto llegaría a diez minutos para el final: Javi González marcó en propia puerta. Sus dos siguientes encuentros como local acabaron con idéntico resultado: 0-0. Fue ante Toledo y Lugo.

El Real Oviedo recogió el testigo del Tenerife, derrotando al Albacete en la duodécima jornada por 1-2. Como en el caso del conjunto tinerfeño, los asturianos se pusieron con 0-2 antes de la media hora. Marcaron Manu Busto, desde los once metros y Aitor Sanz. En la segunda parte, David Torres recortó distancias. Pero fue insuficiente.

Dos jornadas más tarde el Albacete se impuso, no sin dificultades, a la RSD Alcalá. Los madrileños se pusieron por dos veces por delante en el marcador. El 0-1 lo hizo Alexander, a los tres minutos de juego. Empataría veinte minutos más tarde Víctor Curto. Sin embargo, la RSD Alcalá volvería a marcar: Gorka superó a Miguel. En la segunda parte, el Albacete consiguió voltear el marcador, con los goles de Sumy y Núñez.

La visita del Sporting de Gijón B se saldó con empate a dos. Calle, adelantaría al Albacete, empatando para el filial sportinguista Mendy. Volvería a ponerse por delante el Albacete, gracias a un tanto de Tete a los cincuenta y siete minutos. A seis para el final, Diego, hizo el definitivo 2-2.

El siguiente equipo en visitar el Carlos Belmonte fue el Coruxo, que perdió por 2-0. David Torres y Tete fueron los goleadores manchegos. El Albacete no pudo doblar victoria en su siguiente compromiso como local, contra el Getafe B. El filial azulón se impuso por 1-2. Jon Uriarte, a los seis minutos de juego, adelantó al Getafe B. Empató el Albacete gracias a un gol de Álex Colorado, a diez minutos para el final. Sin embargo, en el descuento, Provencio dio la victoria al filial getafense.

La visita del Real Madrid Castilla se saldó con triunfo para el Albacete. En un encuentro muy serio, en el que tuvo controlado a los hombres de Toril, un tanto de David Añón, a poco de reanudarse el encuentro, bastó para sumar los tres puntos.

Tres victorias consecutivas acumularía ante su hinchada tras esta ante el Castilla. Venció, primero, al Rayo Vallecano B: 3-1. Los goles fueron de Rocha, Calle y Sergio Molina, remontándose el gol inicial del filial vallecano, de Cuerva. Luego, ganó al Leganés por 3-2. Calle, Zurdo y Sergio Molina marcarían para el Albacete. Por el Leganés, marcaron Rubén Navarro y Biel Medina. Al Celta B, le ganó por la mínima: Sergio Molina, de penalti, dio la victoria.

El Atlético de Madrid B se “vengó” de la eliminación del primer equipo en Copa del Rey a manos del Albacete, ganando por 1-2 en el Carlos Belmonte. Míchel y Pedro fueron los goleadores del filial rojiblanco; el gol del Albacete fue de Calle. Fue su última victoria como local.

Víctor Curto, Calle y Tete marcaron para derrotar, con holgura, al Marino de Luanco: 3-0. Por la mínima derrotaría al Vecindario: 1-0, con gol de Calle. La visita del Conquense, en la trigésimo sexta jornada de Liga, se saldó con empate a dos. Adriá y Sergio Molina fueron los goleadores del conjunto manchego. La Roda, en el derbi albaceteño, cayó por 3-0 en la última jornada de la fase regular. Sergio Molina, Víctor Curto y Viguera hicieron los goles del Albacete.

Link

El Albacete y el Cádiz contra los equipos del play-off

Un buen termómetro para medir el nivel del próximo rival del Cádiz en la carrera por el ascenso, el Albacete Balompié, es analizar sus resultados ante los equipos que se clasificaron en su grupo para el play-off de ascenso. Del Grupo I, además de los manchegos, lograron el pase para las eliminatorias decisivas el Real Madrid Castilla, el Tenerife y el Lugo. El Albacete quedó cuarto, tras ellos. ¿Cuajó buenos resultados ante los campeones?

Antes los otros equipos del play-off, el Albacete sumó cinco puntos. Ganó un partido, empató dos y perdió tres. Curiosamente, sus mejores resultados llegaron contra el Real Madrid Castilla, campeón del Grupo I y verdugo del Cádiz en la primera eliminatoria de ascenso. El Albacete empató en Valdebebas con el filial madridista (1-1) y lo derrotó en la segunda vuelta, en un encuentro disputado en el Carlos Belmonte (1-0) En total, cuatro puntos de seis posibles.

Peor le fueron las cosas contra el Tenerife, segundo del Grupo I. Un Tenerife que, al igual que el Albacete, llegó al Grupo I procedente de Segunda División. Dos equipos hechos para ascender: en ambos duelos, ganó el Tenerife. En la primera vuelta, los canarios asaltaron el Carlos Belmonte: 1-2. En la segunda vuelta, se impusieron en el Heliodoro por 2-1.

Ante el Lugo, tercer clasificado del Grupo I, el Albacete sumó un punto de seis posibles. En la primera vuelta, el Albacete empató sin goles contra los gallegos. Ya en la segunda vuelta, cayó derrotado por la mínima en Lugo: 1-0.

Mucho mejor le ha ido al Cádiz contra los equipos del Grupo IV que acabaron en play-off: nueve puntos de dieciocho posibles: un 50%. Ganó dos encuentros, empató tres y perdió uno. Contra la Balompédica Linense, segundo clasificado, sumó cuatro puntos: tres de la primera vuelta (0-2 en territorio balono) y uno en la segunda vuelta (1-1 en Carranza)

El Lucena, tercero del Grupo IV, fue el único de los equipos de la parte noble de la clasificación capaz de vencer al Cádiz. Lo hizo en la primera vuelta, con un apabullante 3-0 en el Ciudad de Lucena. El Cádiz, en la segunda vuelta, le devolvió la goleada: 4-0 en Carranza.

Quizás el equipo ante el que peores resultados logró el campeón del Grupo IV fue contra el Jaén, cuarto clasificado. Los jiennenses no perdieron en ninguno de sus dos enfrentamientos ligueros contra el Cádiz. Tampoco ganaron. Dos empates. El primero, a uno. El segundo, en Carranza, a cero.

Jacobo Maestre analiza al Albacete Balompié para Cadistasfinos.com

Tras conocerse que el rival del Cádiz en esta segunda eliminatoria del play-off de ascenso a Segunda División era el Albacete Balompié, desde Cadistasfinos.com nos pusimos en contacto con Jacobo Maestre. Campeón de la Copa Federación la temporada pasada con el Puertollano, este año ha viajado a Holanda o Ucrania para aprender nuevas metodologías de entrenamiento. También ha visto fútbol, en especial del Grupo I de Segunda B.

Para él, la eliminatoria entre Albacete y Cádiz va a “ser atractiva, porque son dos equipos que han descendido de Segunda División hace poco. Son dos equipos que están expuestos a intentar el ascenso a la categoría de plata”. Resalta, además, un factor importante para el Cádiz: “la vuelta en Carranza. Ahí el Cádiz puede tener la clave de la eliminatoria”. Del Albacete, Jacobo Maestre destaca, sobre todo, que es un “equipo bastante equilibrado. Aunque también nos comenta que hubiese esperado que hiciera un mejor papel durante la temporada: ha tenido muchos altibajos”.

“Tiene dos jugadores muy rápidos en banda, que son Adriá y Tete, con un delantero de referencia como es Calle. Luego está Curto, que juega de mediapunta, reforzada con la incorporación que tuvieron en diciembre de Sergio Molina. Tienen un potencial ofensivo bastante fuerte”, destaca Jacobo Maestre sobre el ataque manchego. “Cuenta con un mediocentro defensivo de mucho trabajo. Y en la defensa, destacar a Zurdo, que lo conoce del año pasado en el Real Jaén, un lateral con muchísima subida. Un jugador a tener muy en cuenta porque se incorpora con mucha facilidad y tiene buen golpeo desde lejos. En el centro de la defensa tiene gente con mucha experiencia como Castillo, Noguerol o Mikel Santamaría. Ese es el equipo que normalmente sacará Antonio Gómez”, apostilla nuestro entrevistado.

Jacobo Maestre lo tiene claro: “su baza, la movilidad de los jugadores de banda y las segundas jugadas, con el juego aéreo de Calle y las llegadas desde atrás de Curto. Si las cosas se ponen feas, da por seguro que meterán a Sergio Molina para tener más llegada por dentro”.

Del Cádiz comenta que, de cara a estos dos encuentros, tiene “que tener mucha más paciencia de la que tuvo en los dos partidos contra el Real Madrid Castilla. Se atreve a afirmar que en Carranza hubo muchísima precipitación a la hora de la elaboración del juego, con las líneas muy separadas. En Valdebebas el equipo estaba mucho más compacto, con mayor agresividad, pero el error de Baquero en el gol de Jesé abortó las pocas posibilidades de remontada”.

“Debe aprovechar las contras, porque tiene que irse con un buen resultado y la portería a cero. Sobre todo, tener las líneas muy juntas para evitar el juego aéreo de Calle y que los extremos no le busquen las espaldas a los laterales, pues Tete y Adriá son jugadores muy peligrosos, con buen regate”, termina diciendo Jacobo Maestre, al ser preguntado por lo que debe hacer el Cádiz si quiere salir airoso de su visita al Carlos Belmonte.

Link

martes, 29 de mayo de 2012

El Albacete Balompié ya demostró su peligro a doble partido en Copa del Rey

El Albacete Balompié ha sido, junto con el Mirandés, el equipo de Segunda B del que más se ha hablado a nivel nacional esta temporada. ¿El motivo? La Copa del Rey. Los manchegos fueron capaces de llegar hasta los octavos de final del torneo del k.o., siendo eliminados por el Athletic de Bilbao, a la postre subcampeón.

Superó las tres eliminatorias previas, en las que participó junto a otros conjuntos de la división de bronce. En la primera eliminatoria que disputó, el Albacete eliminó al Real Jaén en el Carlos Belmonte: 1-0, gracias a un gol de Servando en propia puerta. Después, se cruzó en su camino el Deportivo Alavés. Los vitorianos, como ya le ocurriera antes al Jaén, perdieron en su visita al Albacete por la mínima. Esta vez, el gol que clasificó a los manchegos fue de Calle, a los cuatro minutos de juego.

Así llegó el Albacete a los deiciseisavos de final, en la que le tocó un histórico del fútbol español: el Atlético de Madrid. El conjunto colchonero, en horas bajas, acabó siendo eliminado por el Albacete, en una eliminatoria disputada a doble partido. Comenzó dando la sorpresa el conjunto manchego en la ida, en el Carlos Belmonte. Se impuso por 2-1. A la media hora, Calle, de penalti, ponía en ventaja al Albacete. El Atlético de Madrid pudo empatar, pero Adrián falló otro penalti en el segundo tiempo. Poco después los rojiblancos se quedaron con diez, tras la expulsión de Domínguez, que derribó a Calle cuando se disponía a encarar a Asenjo. En dicha falta, Zurdo hizo el 2-0. Recortaría distancias, a veinte minutos para el final, Adrián, resarciéndose de su error anterior.

Con todo por decidir se llegó a la vuelta, en el Vicente Calderón. El Albacete hurgó aún más en la herida del Atlético de Madrid, demostró no sentirse intimidado por el escenario del encuentro y se adelantó nada más decretarse el comienzo del choque. Víctor Curto, en el primer minuto de partido, hacía el 0-1. Un tanto definitivo, que dio un histórico pase al Albacete y provocó el cese de Gregorio Manzano, técnico atlético.

Tras el sorteo de octavos de final de la Copa del Rey, el rival del Albacete fue el Athletic de Bilbao. La ida se disputó en el Carlos Belmonte y, pese a que los leones dominaron, se llegó al término del choque con un resultado abierto, positivo para el Albacete: 0-0.

Sin embargo, en San Mamés, se notó la diferencia entre ambos equipos y el Athletic eliminó al Albacete, tras golearlo: 4-0. Susaeta, a los veintitrés minutos de juego, adelantaría a los leones. Los otros tres goles llegarían en la segunda mitad: Herrera, Toquero y San José superaron a Álvaro Campos. Mención especial merece el gol de Toquero: un taconazo sublime.

Link

El Cádiz ganó en sus dos últimas visitas al Carlos Belmonte

Seis veces se ha enfrentado el Cádiz al Albacete Balompié en territorio manchego en Liga. De ellas, cuatro fueron en Segunda División; las otras dos, en Primera. Estos seis enfrentamientos entre ambos equipos se han saldado con tres victorias para cada uno. Ningún Albacete-Cádiz ha acabado con empate. El Albacete ha hecho doce goles; el Cádiz, cuatro.

La primera visita del Cádiz al Albacete se produjo en la temporada 1961-1962. Corría la decimosexta jornada cuando los amarillos, dirigidos por Riera, visitaron al Albacete. Los manchegos ganaron con autoridad: 3-0. Oriol, Eliseo (en propia puerta) y Martín fueron los goleadores.

Treinta años después (temporada 1991-1992), ambos equipos volverían a verse las caras. Esta vez, en Primera División, en la cuarta jornada de Liga. Kiko, en el minuto cuarenta y seis de partido, hizo el gol que le dio la victoria al Cádiz.

La temporada siguiente el Cádiz visitó, en la máxima categoría del fútbol español, al Albacete en la decimosexta jornada. Se llevó un severo correctivo: un 5-0. Rommel firmó un hat-trick, marcando los otros dos goles del Albacete Zalazar y Pinilla.

Hasta la novena jornada de la temporada 2006-2007, en Segunda División, el Cádiz no volvió a visitar en competición doméstica el Carlos Belmonte. Al igual que en su anterior visita, encajó una severa derrota. Esta vez, un 4-1. Antes del minuto veinticinco de juego, el Albacete ya mandaba 3-0. Marcaron Miquel Buades (dos goles) y César Caneda (en propia puerta) Recortaría distancias Abraham Paz, pero el Cádiz no pudo acercarse más en el marcador. A dos minutos para el final, David Sánchez cerró la goleada manchega.

En la temporada 2007-2008 el Cádiz fue capaz de derrotar al Albacete. Por la mínima, gracias a un gol de Lucas Lobos a veinte minutos para el final del encuentro. Por idéntico resultado ganaron los amarillos en su última visita al Carlos Belmonte, en la sexta jornada de la temporada 2009-2010. Esta vez, el gol del triunfo fue de Nano González.

Un enfrentamiento en Copa del Rey

En Copa del Rey ambos equipos se vieron las caras en la temporada 2005-2006, con el Cádiz en Primera División y el Albacete en Segunda. El resultado final fue de 1-3, aunque con mucho sufrimiento para los cadistas. Iván Ania adelantó al cuadro de Víctor Espárrago, pero Pacheco empató para el Albacete. Fue necesaria una prórroga, en la que los goles de Oli y Nenad Mirosalvjevic dieron el pase al Cádiz.

Link

lunes, 28 de mayo de 2012

Primer play-off desde Segunda B para el Albacete

El Albacete disputa su primera promoción de ascenso a Segunda División desde Segunda B, tras haber vuelto al pozo de bronce esta campaña. Los albaceteños pusieron fin, de forma traumática, a veintiuna temporadas en el fútbol profesional el año pasado. A pesar de haber ascendido a Segunda División desde Segunda División B en la temporada 1989-1990, nunca antes había recurrido a una promoción de ascenso.

Su único ascenso desde Segunda B se produjo en la temporada 1989-1990. Por aquel entonces, el formato de competición era radicalmente opuesto al actual, premiándose más aún si cabe el hecho de ser campeón de grupo. Si con el formato actual el campeón de grupo tiene el derecho a una segunda oportunidad en caso de fallar en la primera eliminatoria de ascenso, por aquel entonces, daba el ascenso directo.

Hasta la temporada 1990-1991 (temporada en la que aparecieron las liguillas de ascenso, vigentes hasta la temporada 2004-2005) el campeón de grupo ascendía automáticamente. De esa forma se decidían los cuatro equipos que formaban parte del fútbol profesional. El Albacete fue, junto a Avilés, Lleida y Orihuela, uno de los últimos equipos que disfrutó del ascenso directo al ser campeón de grupo.

En aquella temporada 1989-1990 el Albacete quedó encuadrado en el Grupo III, junto a los equipos andaluces, los canarios, extremeños, Ceuta y Melilla. Precisamente, el conjunto norteafricano fue el gran rival del Albacete aquella campaña por el campeonato. Finalmente, el Melilla quedó cinco puntos por debajo de los manchegos, que ascenderían a Segunda División. El Albacete lideró el Grupo III al sumar sesenta puntos.

Ganó veintisiete partidos, empató seis y perdió cinco. Marcó ochenta y ocho goles y tan solo recibió veintinueve. Una máquina, que arrasó en el Grupo III. A pesar de ello, perdió en sus dos enfrentamientos con el Melilla: 0-1 en el Carlos Belmonte y 2-0 en territorio norteafricano. Fue el mejor local del Grupo III, al sumar treinta y cuatro puntos y también, el mejor visitante: veintiséis puntos.

Aquel Albacete firmaría una de las páginas más brillantes de la historia del club, pues sería uno de los primeros en culminar el doble ascenso: de Segunda B a Segunda y de Segunda a Primera División. La temporada siguiente (1990-1991), de su regreso a la división de bronce el equipo consiguió un histórico ascenso a Primera, tras acabar la Liga con cuarenta y nueve puntos y proclamarse campeón.

Link

Así llegó el Albacete a la segunda eliminatoria del play-off de ascenso

La temporada pasada el Albacete Balompié puso fin a una presencia ininterrumpida de veintiuna temporadas en el fútbol profesional, repartidas entre Primera y Segunda División. El conjunto manchego finalizó la temporada pasada como farolillo rojo en Segunda División, al sumar treinta y dos puntos en cuarenta y dos jornadas. Un bagaje muy pobre para un equipo que llevaba algunas campañas en el filo de la navaja.

Su regreso a Segunda B no ha sido fácil. El equipo, bastante inestable, ha llegado a estar bastantes jornadas lejos de los puestos cabeceros en el Grupo I. De treinta y ocho jornadas de Liga, en quince el Albacete no ha estado entre los cuatro clasificados. De hecho, su participación en el presente play-off de ascenso no fue segura hasta la última jornada: peleó hasta el final con el Atlético de Madrid B, que le tenía ganado el goal-average.

A pesar de ello, entró en el sorteo del pasado día catorce en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Le tocó en suerte el subcampeón del Grupo II, el Orihuela. La ida, disputada en el Carlos Belmonte, finalizó con un empate a uno que beneficiaba más a los oriolanos que a los manchegos. De hecho, el Orihuela fue quien golpeó primero, gracias a un gol del ex cadista Ibán Espadas. Sin embargo, Adriá empataría en la segunda parte.

En la vuelta, disputada en Los Arcos, el Albacete se impuso por 0-1, gracias a un gol en propia puerta de Fleki. Fue tras un centro al área de Víctor Curto que, tras pasar por una maraña de piernas, acabó en la portería de Unai Alba. El éxtasis de la afición manchega fue tal que, en las celebraciones, acabó cediendo uno de los postes de la portería del Orihuela. El encuentro fue suspendido hasta que se arregló el desperfecto.

El Albacete pasó, de esta forma, al sorteo de la segunda eliminatoria del play-off de ascenso. Pasa a ser, además, el único cuarto de grupo que se clasifica para esta ronda, cogiendo el testigo de Pontevedra y Universidad de Las Palmas, que en la temporada 2009-2010 consiguieron el pase a esta fase siendo cuartos de su grupo. La temporada pasada ningún cuarto consiguió superar la primera eliminatoria.

Ante el Cádiz, el Albacete tendrá un duro escollo. No sólo por la entidad del conjunto amarillo (a pesar de la pésima imagen dada contra el Real Madrid Castilla) sino porque peleará contra la estadística. Esa que dice que ningún cuarto clasificado, desde que se puso en marcha este sistema de competición en la temporada 2008-2009, ha logrado pasar a la tercera y última eliminatoria.

Link

Real Unión y Alcorcón: el espejo donde debe mirarse el Cádiz

Cádiz y Atlético Baleares fueron los dos campeones de Grupo que no consiguieron el ascenso en la primera eliminatoria. De este modo, pasarán a jugar junto con el resto de equipos por dos plazas en Segunda División la próxima temporada. Es el gran premio que tiene el líder de Grupo: tener una doble oportunidad en caso de fallar a la primera.

Desde que este sistema se pusieron en marcha en la temporada 2008-2009, dos campeones de Grupo “rebotados” de la primera eliminatoria consiguieron el ascenso a la categoría de plata del fútbol español. Hasta la temporada pasada, el porcentaje de éxito entre estos equipos que tenían una segunda oportunidad era del 50%. En la actualidad, el porcentaje de éxito se encuentra en un 33,33%.

En el estreno de este sistema de competición provocó que los campeones de Grupo que no consiguieron ascender a la primera fueran el Real Unión (que cayó con el Cádiz) y el Alcoyano (eliminado por el Cartagena) El Alcoyano sólo aguantó una eliminatoria más: fue apeado en la segunda eliminatoria de ascenso por el Alcorcón. Los madrileños ganaron 1-0 en su estadio y perdieron por 2-1 en Alcoy.

Más lejos llegó el Real Unión, que consiguió el ascenso. En la segunda eliminatoria los irundarras eliminaron al Sabadell, al que vencieron a domicilio por la mínima (0-1) y con el que empató en el Stadium Gal (1-1) En la última eliminatoria, al Real Unión le tocó en suerte el verdugo del Alcoyano: el Alcorcón. Se empató a cero en territorio madrileño, venciendo con claridad en Irún en la vuelta: 3-1.

En la temporada 2009-2010, los dos campeones de Grupo que se vieron obligados a jugar las otras dos eliminatorias de ascenso fueron el Alcorcón y el Sant Andreu. Los dos llegaron hasta la última eliminatoria, consiguiendo el premio el Alcorcón. Los madrileños, eliminados por el Granada, jugaron primero contra el Pontevedra. Tras empatar a cero en Pasarón, el Alcorcón venció con autoridad ante su afición: 3-0. En la eliminatoria decisiva el rival del conjunto madrileño fue el Ontinyent. Se empató a uno en territorio valenciano en la ida. En la vuelta, no sin apuros, el Alcorcón ganó 3-2.

Por su parte, el Sant Andreu eliminó, en la segunda fase, a la Universidad de Las Palmas, al que ganó por 0-2 en la ida y con el que empató a dos en la vuelta. La eliminatoria final fue contra el Barcelona B. El filial azulgrana, dirigido por Luis Enrique, lograría el ascenso tras imponerse: 1-0 en la ida y 0-0 en la vuelta.

La temporada pasada fue la peor para los dos campeones de Grupo que no superaron la primera eliminatoria: ninguno de los dos consiguió el ascenso. El Éibar cayó eliminado en la segunda fase por el Alcoyano. Los de Alcoy, tras empatar a cero en su estadio, empataron a uno en Ipurúa. De este modo, lograron el pase a la tercera y decisiva eliminatoria.

Algo mejor le fue al Lugo, que murió en la orilla. Los lucenses eliminaron en la segunda ronda al Alavés: 0-0 en Mendizorroza y 2-1 en la vuelta, en territorio gallego. En la eliminatoria decisiva el Alcoyano fue el rival del Lugo. Los alicantinos vencieron en ambos encuentros por la mínima: 1-0 y 0-1.

Link

Por primera vez, un equipo del Grupo IV no peleará por el campeonato de Segunda B

Real Madrid Castilla y Club Deportivo Mirandés celebraron su ascenso a Segunda División tras apear a Cádiz y Atlético Baleares. Para los madridistas, supone su regreso a la división de plata tras cinco campañas en Segunda B; para los rojillos, supone su estreno en el fútbol profesional. Los dos pelearán, las dos próximas semanas, por el título honorífico de “campeón de Segunda B”.

Un galardón que, históricamente, había sido coto privado de los equipos del Grupo IV. Desde que este sistema de competición se puso en marcha en la temporada 2008-2009, sólo equipos del Grupo IV se habían proclamado campeones de Segunda División B. Ante la eliminación del Cádiz, se abre una nueva perspectiva en este sentido.

En el estreno de este sistema, en la temporada 2008-2009, Cádiz y Cartagena pelearon por este título. Los amarillos venían de eliminar al Real Unión de Irún; los murcianos, al Alcoyano. Ganó el Cádiz, representante del Grupo IV. La ida, en Cartagonova, acabó con victoria cadista: 1-2. Rubiato hizo los goles amarillos, recortando distancias para el Cartagena Nano González. La vuelta, en Carranza, acabó con empate a uno: marcaron Rubiato y Armando.

En la temporada 2009-2010 fueron el Granada y la Ponferradina quienes se disputaron este premio. Los nazaríes eliminaron, en la primera ronda del play-off, al Alcorcón. Los leoneses hicieron lo propio con el Sant Andreu. La ida, en Ponferrada, acabó con victoria granadina: 0-1, con gol de Berrocal. La vuelta, en Los Cármenes, presentó un 0-0, que le dio el título al Granada.

La temporada pasada (2010-2011) Real Murcia y Sabadell se jugaron el título de campeón de Segunda B. Los pimentoneros eliminaron al Lugo en la ronda previa; los arlequinados, apearon al Éibar. Fue la final más igualada de las tres. En la ida, el Sabadell se impuso por 1-0, con gol de Eneko. En la vuelta, el Real Murcia ganó, gracias a un gol de Dani Aquino en la segunda parte. Tras la prórroga, se llegó a la tanda de penaltis. Desde los once metros se mostró mucho más certero el conjunto pimentonero: 9-8. De esta forma, el Murcia, también representante del Grupo IV, se proclamó campeón de Segunda B.

Ahora, Real Madrid Castilla y Mirandés se jugarán este premio, buscando el relevo del Real Murcia y ver qué grupo de Segunda B sucede, en el palmarés, al Grupo IV.

El Grupo I, el más fuerte tras la primera eliminatoria del play-off

Desde que se conociera, allá por el mes de julio del año pasado, la composición de cada uno de los cuatro grupos de Segunda B, se habló del Grupo I como el “grupo de la muerte”. Un grupo complicado, fortísimo, con hasta seis equipos que aspiraban al ascenso a Segunda División: Real Madrid Castilla, Lugo, Leganés, Albacete, Tenerife y Real Oviedo. Estos tres últimos, además, con una amplia experiencia en Primera División.

La fortaleza de los equipos del Grupo I ha quedado manifestada en esta primera eliminatoria del play-off de ascenso. Sus cuatro equipos han cumplido con el objetivo. El campeón del Grupo I, Real Madrid Castilla, celebró su ascenso a Segunda División tras abusar durante la eliminatoria de un triste Cádiz. El Tenerife, segundo clasificado, derrotó gracias a un gran partido en el Heliodoro, al Badalona. El Lugo superó, no sin apuros, al Éibar. Finalmente, el Albacete, apeó de la lucha del ascenso al Orihuela.

De esta forma, tres equipos del Grupo I estarán en la segunda eliminatoria de ascenso. También otros tres del Grupo IV estarán en esta segunda eliminatoria, pero de forma distinta. El Cádiz pasa a formar parte de esta pelea, tras no poder con el Real Madrid Castilla. Disfruta del premio del campeón de grupo: una segunda oportunidad de ascenso. Sí hicieron sus deberes en la primera eliminatoria el Lucena (con mucho suspense, al eliminar al Huracán Valencia en los penaltis) y la Balompédica Linense (al que le costó también sangre, sudor y lágrimas eliminar al Amorebieta) Cayó el Real Jaén, que no pudo mantener el buen resultado de la ida ante la Ponferradina.

Del Grupo II sólo continúa en la lucha por el ascenso la Ponferradina. Eso sí, el Mirandés, su campeón, hizo los deberes y celebró su ascenso a Segunda División en Mallorca ante el Atlético Baleares. Éibar y Amorebieta, eliminados.

El único representante del Grupo III, quizás el gran derrotado en esta primera eliminatoria del play-off, es el Atlético Baleares. Su campeón que, como el Cádiz, espera ahora a la segunda oportunidad para ascender. El resto de equipos, fueron eliminados en la segunda ronda: Orihuela, Huracán Valencia y Badalona.

Link

domingo, 27 de mayo de 2012

El Cádiz encaja ante el Real Madrid Castilla el 35% de sus goles en la fase regular

Inexplicable lo ocurrido en el Cádiz Club de Fútbol durante la primera eliminatoria de ascenso con el Real Madrid Castilla. Los amarillos, durante la fase regular, pasaron por ser el conjunto más seguro del Grupo IV. Veintitrés goles en treinta y ocho jornadas: el segundo mejor promedio de los cuatro campeones de Segunda División B. De hecho, contaba con el portero menos goleado de los cuatro líderes: Oinatz Aulestia.

Pues bien, en dos partidos, toda la solidez defensiva del Cádiz ha saltado por los aires. El conjunto amarillo ha encajado un escandaloso 8-1 en el total de la eliminatoria contra el Real Madrid Castilla. Ocho goles en dos partidos. Preocupante, pues los amarillos han encajado el 34,78% del total de los goles de la fase regular en estos dos encuentros contra el filial madridista.

Derrota por tres goles en el Ramón de Carranza (algo que no ocurría desde 2009-2010, ante Cartagena y Real Sociedad) y cinco en Valdebebas (que no encajaba el Cádiz desde la temporada 2007-2008, en Balaídos) Contra el Real Madrid Castilla, Aulestia casi ha encajado un gol cada veinte minutos. Además, el equipo ha acabado mostrándose inoperante en ataque: un gol en ciento ochenta minutos de eliminatoria.

La segunda mayor goleada con el actual formato

La “manita” que le ha hecho el Real Madrid Castilla a los amarillos pasa a ser, además, la segunda mayor goleada en una fase de ascenso desde que quedara instaurado el actual formato en la temporada 2008-2009. De hecho, el Cádiz tiene el dudoso honor de estar presente en dos de las cuatro mayores goleadas con el actual formato de ascenso. Las dos, en contra.

La de esta eliminatoria de ascenso supera al desastroso 4-1 de los amarillos en el Municipal de Anduva la temporada pasada. Por parte rojilla marcaron en aquel encuentro Alain Arroyo (dos tantos), Pedro Baquero (en propia puerta) y Artiz Mújika. El gol cadista fue de Sergio Pachón.

Un 4-1 que también se repitió en aquella fase de ascenso, esta vez en la segunda eliminatoria. El Sevilla Atlético, subcampeón del Grupo IV, cayó con estrépito en el Pedro Escartín de Guadalajara. Los alcarreños golearon a los hispalenses, gracias a los goles de Ernesto, Juanjo Serrano, Moreno y Aníbal. El gol del Sevilla Atlético fue de Jairo Caballero.

Sin embargo, estas dos goleadas ya comentadas y la de esta semana del Cádiz quedan eclipsadas por una producida en la temporada 2008-2009. El Real Jaén le endosó otra manita al Leganés, en la vuelta de la primera eliminatoria de ascenso. 5-0, con goles de Geni (autor de un hat-trick), Arriaga y Solabarrieta.

Link

Ciento ochenta minutos demasiado largos

“Noventa minuti son molto longo…”, recordaba el pasado viernes, antes de que el Cádiz visitara al Real Madrid Castilla, en busca de una utópica remontada. La frase del célebre Juanito se hizo buena, para el cadismo. El partido en Valdebebas, quitando los diez primeros minutos de juego, en los que el equipo pareció creerse aquello de salir a por algo positivo, fue una agonía constante.

El Cádiz tiene por delante dos eliminatorias para ascender, cierto es. Pero su imagen queda tremendamente dañada. El espectáculo ofrecido por los hombres de amarillo y azul en estos ciento ochenta minutos de fútbol con el filial madridista ha sido mediocre, doloroso, dañino. Sin ofrecer nada, siempre atrás, dando imagen de un equipo ramplón, inseguro, sin confianza. Si mala fue la imagen mostrada en Carranza (más por todo el despliegue de la hinchada cadista, esperanzada ante la llegada de esta eliminatoria) peor ha sido la mostrada en Valdebebas.

Tras el gol de Jesé, que abría la lata, el Cádiz dejó de ser el del comienzo de juego. Renunció a todo y se limitó a esperar a que el encuentro finalizara. Un sparring perfecto para un Real Madrid Castilla letal, que se cebó todo lo que pudo con un Cádiz inoperante. Se pudo medir, tras el gol de De Coz (el del “honor”) el orgullo de unos y otros jugadores.

Los del Real Madrid Castilla, tras el gol del Cádiz, se fueron al ataque, decididos. A por más. Los del Cádiz, tras ese gol, se mostraron más apáticos que nunca. Ninguno de los dos tenían nada que perder: el Real Madrid Castilla lo tenía todo ganado; el Cádiz, todo perdido. Pero a pesar de ello, hubo un equipo que tiró de orgullo, de garra, de casta. Y otro que no.

Tanto el segundo gol de Mosquera (con todo el equipo protestando una falta sobre Juanse Pegalajar) como el de Morata, que cerraba la “manita” del filial madridista, son absolutamente lamentables. Absolutamente lamentable la imagen de unos jugadores de amarillo y azul que se pasearon por el césped de Valdebebas, sin intensidad defensiva para evitar esos goles.

La imagen del club queda dañada por esto, en el aspecto deportivo. Se deja al Cádiz, tras este espectáculo tan bochornoso e indigno, a la altura del betún. Se deja, también, al Grupo IV a la altura del betún (“¿si este es el mejor equipo del Grupo, como serán los demás?”, se puede llegar a pensar) Aunque esto último es secundario. Lo verdaderamente importante, es el daño que se hace al Cádiz, al escudo y a la afición.

Una afición que no se merecía ni el desastre de Carranza ni el bochornoso espectáculo de Valdebebas. Una afición que, ante las dificultades impuestas por el Real Madrid para ceder localidades, se las ha estado ingeniando durante la semana para poder ver a su equipo. Una afición que, en muchos casos, ha tenido que ver en casa, desolada, cómo los jugadores han jugado sin orgullo, sin honor. Una afición que, en muchos casos, no pedía una remontada: sólo un arreón de orgullo, de casta. Si se debía perder, hacerlo al menos con honor. No así.

Y no se admiten excusas. El 8-1 del global de la eliminatoria habla por sí solo. Queda que todos los responsables de esto (Jose González y todos y cada uno de sus futbolistas) sean capaces de remontar el vuelo y vuelvan a enganchar a una afición dolida, para volver a hacerla creer que el ascenso es posible.

Vergonzosa manita en Valdebebas

Diez minutos fue lo que le duró el arreón de orgullo a un Cádiz que acabó perdiendo por 5-1 en Valdebebas ante un Real Madrid Castilla, una vez más, insultantemente superior. Los dos últimos goles del filial blanco, absolutamente lamentables por la desidia amarilla.

A por una remontada épica y utópica. Ese era el objetivo del Cádiz en su visita al Real Madrid Castilla en la vuelta de la primera eliminatoria de ascenso del play-off de ascenso. Los amarillos debían remontar el 0-3 de Carranza si quería celebrar su ascenso a Segunda División en el feudo del filial madridista.

Para este complicado encuentro Jose González viajó con todos sus efectivos, no desvelándose la lista de convocados hasta el final. Los once elegidos por el gaditano fueron Aulestia, De Coz, Baquero, Murillo, Camille, Yuste, Óscar Pérez, David Ferreiro, Ikechi Anya, Cases y Juanjo Serrano. Antes de que diera comienzo el encuentro, se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de la esposa del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez.

Los de amarillo comenzaron mucho mejor que el Real Madrid Castilla. Acuciado por la necesidad de marcar un gol rápido, el Cádiz apretó de inicio. Percutiendo por las bandas, con Ferreiro e Ikechi metiendo balones al área. El filial madridista, por su parte, esperaba atrás, viendo cómo sus intentonas en ataque eran abortadas con contundencia por la zaga cadista.

A pesar de ello, la primera oportunidad clara de gol fue del Real Madrid Castilla. Mandi, a la contra, metió un buen balón a la espalda de la defensa para Jesé, que tras pisar área disparó. Su lanzamiento, demasiado cruzado, se marchó fuera. Contestó el Cádiz dos minutos más tarde, en un córner botado desde la izquierda por Ferreiro. El gallego se apoyó en corto en Cases, que le devolvió la bola. Ferreiro, tras recortar a Carvajal, centró al área. El balón se paseó cerca de la línea de gol blanca, sin que Baquero acertara a empujarla adentro con la cabeza.

La presión cadista y su buen juego duró diez minutos. Lo que tardó Jesé en marcar y dejar imposible todo atisbo de remontada. El canario se aprovechó de un error de Baquero para encarar a Aulestia, aguantar su salida y marcar. 1-0, 4-0 en el global de la eliminatoria.

El Cádiz acusó el mazazo y se desentendió del juego. Dejó de llegar a las inmediaciones del área blanca, dejó de intentarlo por las bandas y el encuentro pasó a ser como el de la ida en Carranza. En el doce de juego, Álvaro Morata rozó el gol, tras un pase de Jesé. Sin embargo, el lanzamiento del madrileño se fue fuera por muy poco.

En el minuto dieciséis el Cádiz reclamó un penalti tras una caída de Cases con Mandi en el área. El colegiado no lo entendió así y acabó amonestando a Pedro Baquero, por protestar su decisión. Seguía a lo suyo el Real Madrid Castilla y Joselu cerca estuvo de marcar tras una contra de libro. Mandi robo, abrió a la banda a Juanfran, que se la metió a Joselu. El gallego disparó fuera.

Pasada la media hora de partido, se señaló un penalti más que dudoso a favor del filial madridista. En una jugada entre Morata y Baquero, el primero se dejó caer en el área. Lo peor ya no fue que el colegiado señalara un penalti que no era, sino que amonestara a Camille, que no había intervenido en la jugada. Se situó en el punto de penalti Joselu, pero acabó marrando la pena máxima: disparó fuera.

Tras una buena oportunidad de Juanfran, que encaró a Baquero, pisó área y disparó a las manos de Aulestia, llegó la puntilla del Real Madrid Castilla. El 2-0, obra de Mosquera en un libre directo en el que el cancerbero amarillo falló garrafalmente.

Jose González realizó su primer cambio nada más reanudarse el encuentro: Moke ingresó en el terreno de juego en lugar de un Héctor Yuste que ya había sido amonestado en el primer período. El Cádiz protestó un posible penalti tras un choque entre Cases, Iván González y Jesús Fernández. Usón Rosul, colegiado del encuentro, no lo entendió como tal.

Fue la última intervención de Cases, sustituido en el minuto cincuenta y tres por Dioni Villalba. Dos minutos más tarde, Joselu, de cabeza y dentro del área, remató a las manos un centro desde la derecha de Juanfran.

Joselu, que lo intentó durante todo el encuentro, obtuvo su premio en el minuto cincuenta y seis, tras aprovechar un grandísimo pase a la espalda de la defensa de Mosquera para batir, de tiro raso y cruzado, a Aulestia. 3-0. Tras este gol, Toril sustituyó a Jesé por Álex Fernández. También movió ficha Jose González: Juanse entró por Ferreiro.

Una falta botada por Juanse Pegalajar, a la hora de partido, fue rematada fuera, por poco, por Pedro Baquero. Después, Dioni Villalba estampó su lanzamiento al poste de la portería merengue. Después de que Toril agotara sus cambios, llegaría el único tanto del Cádiz en la eliminatoria: De Coz, de tiro raso, en el área, superó a Jesús Fernández.

 El Real Madrid Castilla quería más y, a siete minutos para el final, logró hacerle una manita al Cádiz. Mosquera, aprovechando que los jugadores del Cádiz protestaban una falta sobre Juanse, hacía el cuarto. Morata, culminando un gran pase de Álex Fernández en el área, hizo el quinto.

De este modo, con un 8-1 en el global de la eliminatoria y dando una imagen indigna, el Cádiz quedó apeado del sueño del ascenso ante el Real Madrid Castilla. Por delante, dos eliminatorias para intentar el objetivo, aunque con la moral y la imagen muy dañadas.

viernes, 25 de mayo de 2012

Noventa minuti son molto longo...

Jose González no da pistas sobre los convocados para enfrentarse al Real Madrid Castilla en la vuelta de la primera eliminatoria del play-off de ascenso. El técnico cadista ha decidido viajar a la capital de España con todos los componentes de la plantilla amarilla. El objetivo: celebrar el ascenso a Segunda División.

Para ello, primero deberá darse la vuelta al resultado de la ida. Un adverso 0-3. Un resultado que nunca se había dado en la ida de una eliminatoria de ascenso a Segunda División, ni con este formato ni con el anterior. Para mayor dificultad, el Real Madrid Castilla no ha encajado en Valdebebas cuatro goles desde la temporada 2004-2005. A pesar de ello, Jose González no renuncia a esta mínima posibilidad de ascenso. “Vamos a competir, intentar levantar un resultado adverso. Si lo conseguimos dará igual la forma”, comentó el entrenador en su comparecencia ante los medios.

Lo cierto es que los jugadores, durante toda la semana, han mostrado cierto optimismo para el encuentro de este domingo en el Alfredo di Stéfano. Desde que se sufriera el duro varapalo en Carranza, los jugadores que han pasado ante los medios de comunicación no han dudado en mostrar que no ven imposible la remontada. “Nadie en el vestuario se da por vencido”, dijo Goikoetxea el martes. “¿Quién dice que en los primeros minutos no nos pongamos por delante y empiecen a dudar? Estoy convencido de que podemos dar allí la sorpresa”, declaró veinticuatro horas después De Coz. Tampoco dudó en mandar un mensaje de cara al optimismo el capitán del equipo, Pedro Baquero: “Que sepa toda la afición que iremos allí a quemar todas las posibilidades y este domingo, si tenemos que morir, lo haremos matando”.

El entrenador no ha desvelado quiénes serán los dieciséis elegidos que formen parte de la convocatoria, pero no ha ocultado sus cartas en lo referente al once titular para el domingo. A tenor de lo visto en los entrenamientos, sólo se baraja un cambio: Akinsola cederá su sitio a Juanjo Serrano. El extremeño, suplente en la ida, tendrá la oportunidad de reivindicar un puesto a base de goles de cara a lo que espera.

Al Cádiz, si quiere ascender a la primera, no le quedará otra que ir por la heroica en Valdebebas. Marcar pronto, acosar a los chicos de Toril y esperar que se pongan nerviosos. Las dos últimas veces que el Real Madrid Castilla jugó una eliminatoria de ascenso, acabó perdiendo ante su afición. Aunque también, es cierto que fue en el Bernabéu, no en Valdebebas.

La lógica dice que el Cádiz no conseguirá remontar. Tiene menos posibilidades. “Mínimas”, de acuerdo con lo dicho por Jose González ante los medios de comunicación. Pero cosas más raras se han visto en el fútbol. Remontadas utópicas, más difíciles que esta, se dieron con anterioridad. El Cádiz, el año pasado, vivió en sus carnes una remontada que parecía imposible, en Anduva. “Noventa minuti in Bernabéu son molto longo”, decía el gran Juanito. ¿Lo serán también en Valdebebas?

Link

jueves, 24 de mayo de 2012

El Castilla ha perdido una vez por cuatro goles desde la temporada 2004-2005

Remontada heroica y utópica. Para conseguir el ascenso directo en esta primera eliminatoria, el Cádiz debería hacerle cuatro goles al Real Madrid Castilla en el Alfredo di Stéfano. Una misión prácticamente imposible, ya no sólo por la solidez del rival sino por los resultados que ha cosechado, en las últimas temporadas, el filial madridista ante su afición.

Desde la temporada 2004-2005 (la de su último ascenso a Segunda División, de la mano de López Caro) el Real Madrid Castilla ha jugado ciento cincuenta y seis partidos de Liga como local. En esos ciento cincuenta y seis partidos (sin contar eliminatorias de ascenso y repartidos entre Segunda División y Segunda División B) sólo encajó una vez cuatro goles en Valdebebas.

En la temporada 2004-2005 el Real Madrid Castilla, que acabó campeón en el Grupo I de Segunda B, perdió seis partidos de Liga. Uno de ellos, correspondiente a la decimoctava jornada de Liga, por un contundente 1-4. El último equipo capaz de hacerle cuatro tantos al filial madridista como local fue el Celta B. El filial celtiña pronto se adelantó en el marcador, gracias a los goles de Jorge Rodríguez y Toni Moral antes del minuto once de juego. Ya en la segunda parte, Maric firmaría un doblete. El 1-4 definitivo lo hizo Roberto Soldado, a cuatro minutos para el final.

En ningún otro partido el Real Madrid Castilla perdió como local encajando cuatro goles. Otros dos resultados que servirían al Cádiz, al menos para forzar la prórroga, se produjeron en la temporada 2006-2007. Hasta tres veces perdió el filial madridista por 0-3 aquella campaña. Fue ante el Hércules (segunda jornada, con goles de Tote (dos tantos) y Sendoa), Sporting de Gijón (sexta jornada, con goles de Congo, Adrián en propia puerta y Diego Castro) y Las Palmas (vigésimo octava jornada, con un doblete de Marcos Márquez y un tanto de Nacho Garro)

No le valdría al Cádiz el resultado de la única derrota del Real Madrid Castilla esta temporada como local. Un 1-3 contra el Real Oviedo, con goles de Óscar Martínez, Borja Rubiato y Manu Busto. El gol del Real Madrid Castilla que, en el contexto de la eliminatoria clasificaría a los blancos, fue de Merchán.

Cuatro resultados de ciento cincuenta y seis partidos son los que le valdrían al Cádiz para tener opciones de ascenso en esta primera eliminatoria. El 0-3 fuerza la prórroga; el 1-4, da el pase a los amarillos por el valor doble de los goles fuera de casa. Prácticamente, una misión imposible.

Link

Jesé, Mendes y Omar, posibles bajas del Real Madrid Castilla en Valdebebas

El Real Madrid Castilla podría afrontar el encuentro de vuelta de la primera eliminatoria del play-off de ascenso con tres bajas por compromisos de las selecciones nacionales. Una de ellas, conocida desde que se realizó el sorteo en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas la pasada semana, es segura. Las otras dos, depende de si las correspondientes Federaciones de Fútbol liberaran a los jugadores para el duelo contra el Cádiz.

Se trata de Jesé, Pedro Mendes y Omar Mascarell. Estos tres jugadores han sido citados por la selección española Sub-19, la selección de Portugal Sub-21 y la selección absoluta de Guinea Ecuatorial, respectivamente. De los tres, sólo Jesé jugó en Carranza. Y es el único cuya ausencia en Valdebebas este domingo parece asegurada.

La selección española Sub-19 se juega su presencia en el próximo Europeo de la categoría. Debe jugar un Pre-Europeo en Italia y Julen Lopetegui, seleccionador español, se mostró tajante con respecto a la ausencia de Jesé: “nosotros también nos jugamos mucho”. De hecho, la presencia del canario sobre el césped del Ramón de Carranza fue duda hasta última hora, pero finalmente la Federación Española lo liberó para aquel encuentro. Esta vez, Jesé no tendrá tanta suerte.

Una suerte que quizás sí puedan correr sus compañeros en el Real Madrid Castilla, Pedro Mendes y Omar Mascarell. El defensor portugués, titular durante el tramo final de la temporada con Toril pero en el banquillo en Carranza, fue citado por el seleccionador portugués Sub-21 para un stage en la localidad lusa de Río Maior. Mendes se incorporó a dicha concentración nada más finalizar el encuentro contra el Cádiz. Una convivencia con el objetivo de preparar los compromisos de Portugal de cara a su clasificación para el Europeo del año que viene en Israel. Existe un acuerdo entre Real Madrid y la Federación Portuguesa para que el central sea “liberado” para el encuentro de vuelta de esta primera eliminatoria del play-off de ascenso.

Por su parte, Omar Mascarell ha sido convocado por la selección absoluta de Guinea Ecuatorial, que tiene ante sí dos encuentros clasificatorios para el Mundial de Brasil de 2014. Sus rivales, Túnez y Sierra Leona. Junto a Mascarell, han sido citados otros once futbolistas que militan en diferentes equipos españoles.

Link

Accesos a Valdebebas en transporte público

El estadio Alfredo di Stéfano, donde juega el Real Madrid Castilla sus encuentros, se encuentra integrado en la Ciudad Deportiva que el club blanco tiene en Valdebebas. Se inauguró oficialmente el nueve de mayo de 2006, con un encuentro entre el Real Madrid y el Stade de Reims (primera final de la Copa de Europa de la historia) Desde ese momento, el Castilla pasó a disputar allí sus compromisos oficiales. En la actualidad cuenta con una capacidad para doce mil espectadores, estando pendiente de una ampliación que eleve hasta los veinticinco mil la cifra de público que pueda asistir a los partidos.

Se encuentra localizado entre el recinto ferial de IFEMA y el aeropuerto de Barajas. Para acudir, si no se dispone de coche, se puede recurrir al transporte público. El principal problema es que ni la red de Metro de Madrid ni la de autobuses paran en el estadio, teniendo que cruzar la carretera.

La estación de Metro más cercana a Valdebebas es la de Campo de las Naciones, correspondiente a la Línea 8 (en dirección al Aeropuerto, T-4) Las paradas de Metro que conectan con la Línea 8 son las de Nuevos Ministerios (se puede acceder a través de la Línea 6 y la Línea 10 de Metro), Colombia (se accede a ella a través de la Línea 9 de Metro) y Mar de Cristal (Línea 4 de Metro) Desde Campo de las Naciones se puede llegar a Valdebebas andando (2,9 kilómetros, atravesando la Avenida del Partenón, la Vía de Dublín y la Calle Ariadna) o en autobús.

La línea de autobús 828 deja al visitante relativamente cerca del estadio Alfredo di Stéfano. Se puede coger directamente en Campo de las Naciones y acorta sustancialmente la caminata atravesando la carretera. Dicho autobús (en dirección a la Universidad Autónoma) para en la Glorieta de Sintra: antes de llegar a la Calle Ariadna. Una vez allí, habrá que caminar, atravesando dicha calle y pasando por otra rotonda, más pequeña.

Otros autobuses que pueden cogerse, son los correspondientes a la Línea 112 (Mar de Cristal-Barrio Aeropuerto) y a la Línea 122 (Avenida de América-Campo de las Naciones) En el caso de la Línea 112, el viajero deberá apearse en la parada correspondiente a la Glorieta de Sintra; en el caso de la Línea 122, la última parada es la del Campo de las Naciones.

Link

miércoles, 23 de mayo de 2012

Óscar Martínez, del Real Oviedo, sabe lo que es ganar en Valdebebas

“SI EL CÁDIZ TIENE LA FORTUNA DE MARCAR PRONTO, PUEDE TENER OPCIONES”

Sólo un equipo ha sido capaz de vencer esta temporada al Real Madrid Castilla en Valdebebas: el Real Oviedo. Un conjunto asturiano que, además, le ganó en el Carlos Tartiere. Nadie mejor que el delantero del Real Oviedo, Óscar Martínez Cid (Ourense, 09-03-1979) para saber qué tiene que hacer el Cádiz si quiere triunfar en su visita al filial madridista: le marcó en los dos partidos de Liga.

El Real Oviedo ha sido el único equipo del Grupo I capaz de ganarle al Real Madrid Castilla en sus dos encuentros de Liga. ¿Qué hay que hacer para derrotar a los de Toril? ¿Cómo se le puede hacer daño al Castilla?

Pues es un equipo con mucha calidad técnica y buen trato del balón. Nuestras consignas, tanto en Valdebebas como en el Tartiere eran de presionarles muy arriba y que el balón permaneciese lejos de la portería. En los dos encuentros nos fue bien.

Pudo batir, tanto en Valdebebas como en el Carlos Tartiere, a Jesús Fernández. ¿Qué destacaría del portero madridista? ¿En qué tipo de balones se puede mostrar más vulnerable?

Es un portero muy regular, y bajo palos y por arriba es seguro. Nuestros goles llegaron en contragolpes y remates desde dentro del área donde no le dio mucho tiempo a reaccionar.

La única derrota del filial madridista en casa fue ante ustedes. ¿Qué recuerda de aquel encuentro? ¿Dónde pudo estar la clave de aquella victoria?


Bueno, para nosotros era un partido muy importante y salimos muy conectados. El partido pronto se nos puso de cara con un gol temprano, pero pese a eso, seguimos presionando muy arriba. Fue un partido muy intenso que nos benefició a nosotros ese día.

¿Cómo es, a nivel de ambiente, el Alfredo di Stéfano? ¿Qué va a encontrarse el Cádiz en su visita al Castilla?

Es un buen campo y el terreno de juego está siempre espectacular. El ambiente ese día nos fue muy favorable a nosotros pues viajaron mil quinientas personas de Oviedo, así que para nosotros fue casi como jugar en casa. Es seguro que contra el Cádiz, irá más gente a apoyar al filial y más con el primer equipo sin competición. Han añadido gradas detrás de las porterías lo que hará un ambiente bonito.

El Cádiz necesitaría meterle cuatro goles al Real Madrid Castilla en Valdebebas para clasificarse. Usted, que ha tenido la oportunidad de enfrentarse al filial madridista y de hacerle un seguimiento más constante, ¿hasta qué punto ve posible una remontada amarilla?


Está claro que es un resultado complicado, pero para nada imposible, y más en un play-off. Nosotros conseguimos ponernos 0-3 y luego nos hicieron su gol. La clave está en apretarles muy arriba y si el Cádiz tiene la fortuna de hacer un gol rápido puede tener opciones. Nada es imposible.

Link

El Real Madrid Castilla solo ha perdido una vez en Valdebebas

El Real Madrid Castilla, además de ser el mejor visitante del Grupo I, también fue el mejor local. Los de Toril acumularon cuarenta y cuatro puntos en los diecinueve encuentros que disputaron en el Alfredo Di Stéfano. Un punto más que el Real Oviedo, segundo mejor local del Grupo I. El Real Madrid Castilla ganó trece encuentros, empató cinco y perdió uno.

Su estreno ante su afición llegó en la primera jornada del campeonato, recibiendo en un duelo de filiales al Sporting de Gijón B. Joselu, al superar a Raúl Domínguez, dio los tres puntos al Castilla en el primer partido de la temporada.

Dos jornadas más tarde llegaría a Valdebebas un conjunto histórico: el Albacete, recientemente descendido a Segunda B. Los albaceteños sacaron un punto de su visita al Castilla. Pronto se adelantó el filial madridista, con un gol de Juanfran a los tres minutos de juego. Ya en la segunda parte, Calle, desde el punto de penalti, lograría el empate a uno definitivo.

El Getafe B visitó el Di Stéfano en la quinta jornada de Liga, recibiendo cuatro tantos por parte del Castilla. Los goles llegarían en la segunda mitad. Así, en el cincuenta y seis de juego, Óscar Plano adelantaría a los locales. Después, marcarían Joselu, Morata y Nacho. Dos goles de Joselu y otro de Morata le sirvieron al Castilla para vencer con autoridad a otro histórico descendido a Segunda B: el Tenerife. Los canarios sucumbieron por 3-1 en Valdebebas en la octava jornada de Liga.

Por 3-0 vencieron los de Toril al San Sebastián de los Reyes. Denis, Jesé y Pablo Gil fueron los autores de los tantos del filial blanco en este derbi madrileño. Por idéntico resultado salió derrotado, en la duodécima jornada, el Toledo. Joselu, a los tres minutos, batió a Saavedra. Después, el propio Joselu y Merchán, aumentarían la cuenta del Castilla.

En la decimocuarta jornada de Liga el Castilla recibió al Lugo, que por entonces ostentaba el liderato del Grupo I. Los gallegos perdieron por la mínima: un gol de Casado, a cuatro minutos para el final del choque, dejó los tres puntos en Valdebebas y propició el empate a puntos entre ambos en la clasificación.

La única derrota del Castilla ante su afición esta campaña llegaría ante otro histórico: el Real Oviedo. Los carbayones asaltaron el Di Stéfano, ganando por 1-3. Óscar Martínez, el ex cadista Borja Rubiato y Manu Busto fueron los goleadores asturianos. El tanto del honor para el Real Madrid Castilla llevó la firma de Merchán. Tampoco pudo ganar el Castilla en su último encuentro como local en 2011: empató sin goles contra la RSD Alcalá.

No inició 2012 con victoria ante su afición. El Conquense inauguró el año en Valdebebas, obteniendo un valioso punto tras empatar a dos con el Real Madrid Castilla. Por parte local anotaron Nacho y Denis; por el Conquense, marcarían Pulga y Vinuesa.

Se desquitaría el Castilla de estos malos resultados ante su hinchada endosándole un set al Coruxo: 6-0. Joselu marcó tres goles, Denis Cheryshev hizo otros dos y el tanto restante fue de Carvajal. También ganaría, con apuros, al Montañeros: 3-2. Jesé (dos goles) y Morata, marcarían para el Castilla. Los goles del Montañeros fueron de Rubén Rivera.

Contra La Roda el Castilla empataría a dos, gracias a los goles de Lucas y Morata, este último, cuando el encuentro agonizaba. En el minuto setenta y siete fue expulsado, por roja directa, Álex Fernández.

En la visita del filial del Rayo Vallecano a Valdebebas, el Castilla ganó por 2-0: marcaron Morata y Jesé. Dos jornadas más tarde, fue el Leganés quien hincó la rodilla en su visita a los de Toril: 2-1. Morata y Joselu adelantaron al Real Madrid Castilla, recortando distancias para los pepineros López.

El último empate que el Castilla cedió en su estadio llegó en la trigésimo segunda jornada, contra el Celta B. Lucas, marcó para el cuadro blanco; Borja hizo lo propio para los gallegos. Gracias a un gol de Álex Fernández el Castilla se llevó el “mini” derbi ante el Atlético de Madrid B.

Sus dos últimos encuentros en casa fueron ante el Marino de Luanco (3-2, con goles de Lucas, Joselu y Jesé) y el Vecindario (5-0, con goles de Ríos, Lucas, Denis Cheryshev (dos tantos) y Morata)

Dos victorias del Cádiz en territorio del Real Madrid Castilla

Desde la temporada 1978-1979 el Cádiz le ha rendido visita al Real Madrid Castilla en ocho ocasiones. De esas ocho visitas, el filial madridista ganó cuatro, empató dos y perdió dos. La última vez que el Cádiz se midió al Real Madrid Castilla (en su actual estadio, el Alfredo di Stéfano) acabó ganando.

La primera visita se produjo en la segunda jornada de la Liga 1978-1979, con ambos equipos en Segunda División. El Cádiz, en su visita al Real Madrid Castilla, acabó perdiendo por 3-2. Hugo Vaca adelantó pronto al Cádiz, pero el Castilla, con un doblete de Gallego y otro gol de Blanco, volteó el marcador. El 3-2 definitivo fue de Dos Santos, a veinte minutos para la conclusión del encuentro.

También se saldó con derrota la visita amarilla al filial madridista de la temporada 1979-1980. Corría la vigésimo séptima jornada y el Cádiz, dirigido por Roque Olsen, cayó por 2-0. Los tantos llegaron en la segunda mitad, en apenas cuatro minutos. En el sesenta y tres de juego Bernal adelantó al Castilla, sentenciando poco después el choque Lorenzo.

A la tercera, llegó la vencida. El Cádiz de la temporada 1980-1981 consiguió llevarse los dos puntos de su visita al Real Madrid Castilla en la vigésimo tercera jornada de Liga. Choquet, en el primer minuto de partido, adelantó al Cádiz. Empataría, en la segunda mitad, Sánchez Lorenzo. Pero a veinte minutos para el final, un gol de Chico Linares daría la victoria al Cádiz de Milosevic.

Las dos siguientes visitas del Cádiz al Real Madrid Castilla, en las temporadas 1982-1983 y 1984-1985, se saldaron con empates a cero.

Hasta la temporada 1993-1994 el Cádiz no volvió a visitar al Real Madrid Castilla. Cuando lo hizo, en la decimotercera jornada de Liga, cayó por 2-1. Dani, a los cuarenta y cinco minutos de juego, adelantó al filial madridista. Igualó en la segunda mitad, para los amarillos, Stimac. El gol del triunfo del Castilla fue de Morales, a la hora de juego.

Idéntico resultado se produjo en el único enfrentamiento entre ambos en Segunda B, en la liguilla de ascenso de la temporada 1997-1998. Rojas y Rivera adelantaron al Real Madrid Castilla. Recortaría distancias para el Cádiz, con media hora por delante, Puente.

El último cara a cara en Madrid (y primero en Valdebebas) fue en la vigésimo primera jornada de Liga. El Cádiz de Jose González derrotó al Real Madrid Castilla de Míchel por 0-1. El autor del tanto amarillo fue Pablo Hernández.

Link

Ikechi Anya y Dioni Villalba ya marcaron en Valdebebas

Nueve jugadores del Cádiz han visitado al Real Madrid Castilla en el Alfredo di Stéfano de Valdebebas. De ellos, dos consiguieron ver puerta: Dioni Villalba e Ikechi Anya. Por lo general, las visitas de los jugadores amarillos al filial madridista se han saldado de forma satisfactoria. Sólo perdieron Dioni Villalba, David Ferreiro y Juanjo Serrano, en su etapa en el Villanovense.

Comenzando por la portería, vemos que los dos cancerberos cadistas han visitado al Real Madrid Castilla. Oinatz Aulestia lo hizo en la temporada 2009-2010, en el Real Oviedo. Los asturianos se impusieron en Valdebebas por la mínima: 0-1. Idéntico resultado se produjo en la visita de Gonzalo Gutiérrez al filial madridista la temporada pasada, defendiendo los palos del Getafe B.

Dos veces visitó al Real Madrid Castilla el capitán cadista, Pedro Baquero. La primera visita se produjo en la temporada 2007-2008, jugando para el Rayo Vallecano. Los franjirrojos se impusieron por 0-1, con gol de Míchel. Baquero disputó completo el choque. Repetiría visita en la temporada 2008-2009, como futbolista del desaparecido Lorca Deportiva. Baquero, nuevamente, disputó los noventa minutos de juego. Su equipo acabó ganando por 0-2.

Como el onubense, también dos han sido las veces que Juanjo Serrano se ha medido al Real Madrid Castilla. La primera visita se produjo en la temporada 2009-2010, como jugador del Villanovense. El conjunto serón cayó con estrépito: 3-0. Juanjo fue titular y vio una cartulina amarilla en el minuto cuarenta de partido. Mejor le fueron las cosas en la temporada 2010-2011, cuando visitó Valdebebas como jugador del Guadalajara. 0-2 vencieron los alcarreños, con un Juanjo que fue titular. Le sustituyó a nueve minutos para el final Aníbal.

Ikechi Anya, como recordó en rueda de prensa la semana pasada, ya le marcó al Real Madrid Castilla la temporada pasada. El escocés visitó al filial madridista defendiendo los colores del filial del Celta de Vigo, que ganó por 1-2. Suyo fue el gol del triunfo celtiña. Ikechi, titular, fue sustituido en el minuto setenta y siete por Denis.

Quien peor recuerdo guarda de Valdebebas y del cuadro de Toril es Dioni Villalba. El malagueño visitó al filial blanco en la vigésimo quinta jornada de la temporada pasada, defendiendo los colores del Fabril. Un filial deportivista que cayó por 7-1. El gol del honor del equipo gallego fue de Dioni, a veinte minutos para el final del encuentro.

David Ferreiro tampoco puede tener grato recuerdo de su visita al Real Madrid Castilla. Se produjo en la temporada 2007-2008, jugando él en el Ourense. Su equipo cayó goleado: 4-0. Ferreiro, que fue sustituido al comienzo de la segunda parte, vio una amarilla en el minuto treinta y seis.

Contra el Castilla en Segunda División

De Coz y Óscar Pérez se midieron al Real Madrid Castilla en Segunda División. El primero en hacerlo fue David De Coz, en la décima jornada de la temporada 2006-2007. El sevillano, defendiendo los colores del Xerez, disputó completo el encuentro, que acabó con empate a uno.

Aquella misma temporada, en la trigésimo novena jornada de Liga, Óscar Pérez visitó Valdebebas. El Tenerife, equipo en el que el ovetense militaba por aquel entonces, se impuso por 2-3. Óscar Pérez no fue titular, e ingresó en el terreno de juego a un cuarto de hora para el final en lugar de Juvenal.

Link

Google+ Badge