domingo, 16 de abril de 2017

El Atlético de Madrid erró su sexto penal consecutivo en LaLiga

El Club Atlético de Madrid mantuvo su mala dinámica de cara a los lanzamientos desde el punto de penal en la máxima categoría del fútbol español. Los rojiblancos, que en la UEFA Champions League consiguieron acertar esta semana con el arco del Leicester City FC desde el punto fatídico, no estuvieron acertados en su duelo liguero ante CA Osasuna. Un choque ante el colista de la categoría en la que la escuadra atlética desaprovechó dos lanzamientos de penal en la recta final del choque. Pese a esos errores, el equipo de Diego Simeone consiguió una cómoda victoria, por 3-0. 

El primero de esos penales errados ante Osasuna se produjo en el minuto 89, después de que Ángel Correa fuera derribado por Salvatore Sirigu en el área rojilla. El encargado de ejecutar el lanzamiento fue Yannick Carrasco: sin embargo, el belga no pudo superar al arquero italiano, que adivinó sus intenciones y repelió el disparo. Acto seguido, el colegiado decretó un nuevo penal para los madrileños, tras unas manos de Fuentes en el área. Esta vez, el encargado de cobrar la pena máxima fue Thomas Partey: el mediocampista no estuvo acertado, pues nuevamente el portero visitante consiguió despejar. 

De este modo, el Atlético de Madrid elevó hasta los seis los lanzamientos de penal errados de forma consecutiva en LaLiga. Para encontrar el último penal convertido por el equipo madrileño en la máxima categoría del fútbol español hace falta remontarse hasta la cuarta jornada del campeonato, cuando Fernando Torres consiguió superar a Iván Cuéllar en la victoria atlética por 4-0 sobre el Real Sporting de Gijón. Desde entonces, los de Diego Simeone han gozado de hasta seis penales, errados por los futbolistas que asumieron la responsabilidad de ejecutar el lanzamiento.  

Esta mala dinámica del Atlético de Madrid de cara al arco en los lanzamientos desde el punto fatídico arrancó en la séptima fecha del campeonato liguero, ante el Valencia CF. En Mestalla, los atléticos dispusieron de hasta dos lanzamientos de penal: en ambos casos, ninguno de los lanzadores pudo batir a Diego Alves. Así, el primero en probar fortuna fue Antoine Griezmann, que no pudo batir al arquero valencianista. Tampoco pudo conseguirlo Gabi Fernández, lanzador del segundo penal del que dispuso el equipo en aquel choque. 

Posteriormente, el Atlético de Madrid no volvió a gozar de una pena máxima en LaLiga hasta la vigésimo primera fecha del campeonato, ante el CD Leganés. En aquella ocasión, fue Griezmann el encargado de ejecutar el lanzamiento, que fue repelido por Iago Herrerín. La cuarta pena máxima fallada por los rojiblancos en este intervalo fue en la vigésimo segunda jornada, ante el RC Celta de Vigo: Fernando Torres no estuvo acertado, errando ante los celtiñas en el estadio Vicente Calderón. Ahora, en la jornada 32, los rojiblancos han desaprovechado otros dos penales ante Osasuna. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge