sábado, 15 de abril de 2017

El Real Madrid mantuvo su idilio con los goles agónicos en El Molinón

El Real Madrid CF consiguió una agónica victoria en su visita al Real Sporting de Gijón, en la trigésimo segunda fecha del campeonato liguero. En El Molinón, los de Zinedine Zidane consiguieron vencer al conjunto asturiano por un ajustado 2-3: un triunfo clave de cara a las aspiraciones madridistas de conseguir el título al término de la campaña. Un triunfo que se produjo gracias a un gol de Isco Alarcón en el minuto 89: un tanto con el que el talentoso jugador malagueño rompió las tablas que hasta el momento reflejaba el luminoso del coliseo gijonés. 

De este modo, en El Molinón, el Real Madrid vivió el enésimo capítulo de la temporada de su historia de amor con  los goles en los últimos minutos. Muchos han sido los adversarios a los que los blancos ha frustrado en este curso 2016-2017 gracias a goles que se produjeron en los estertores de partido. Rivales como Celta, Athletic, Barcelona, Villarreal o Las Palmas padecieron con anterioridad el acierto de cara al arco rival del conjunto blanco cuando el partido agonizaba. Un acierto que ahora ha acabado sufriendo el Sporting de Gijón de Rubi. 

El primer capítulo liguero de este idilio con el gol del Real Madrid en los últimos instantes se vivió en la segunda jornada, ante el RC Celta de Vigo. Toni Kroos rompió el 1-1 existente en el marcador ante los celtiñas, batiendo al arquero rival en el minuto 81. Los blancos no volvieron a lograr un gol decisivo en los últimos compases de juego hasta la visita del Athletic Club al Santiago Bernabéu, en la novena jornada. Ante los bilbaínos, fue Álvaro Morata quien logró poner el definitivo 2-1 en el marcador, en el minuto 83 de juego. 

Sergio Ramos fue el siguiente futbolista del Real Madrid capaz de anotar un gol decisivo en los últimos minutos de juego. Fue ante el FC Barcelona, en la decimocuarta jornada: un certero cabezazo del sevillano en el minuto 90 sirvió para colocar el definitivo 1-1 en el marcador del Camp Nou. Una jornada más tarde, los madridistas lograron otros dos goles decisivos ante el RC Deportivo en la recta final. Primero anotó Mariano, en el minuto 84, para poner el 2-2 en el marcador. Posteriormente, en el minuto 92, Sergio Ramos volvió a aparecer para dar la victoria a los blancos ante el correoso conjunto deportivista. 

El siguiente tanto agónico que reportó puntos al Real Madrid lo anotó Álvaro Morata, en la visita blanca al Villarreal CF en la vigésimo cuarta jornada de LaLiga. El canterano batió al arquero de los castellonenses en el minuto 83, para poner el definitivo 2-3 en el marcador de El Madrigal. El siguiente capítulo se vivió tan solo una jornada más tarde, en el estadio Santiago Bernabéu: en el coliseo blanco, los madrileños rescataron un agónico empate a tres goles ante Las Palmas. Y es que, en el minuto 84 se llegó con ventaja canaria por 1-3. Una circunstancia que se encargó de corregir Cristiano Ronaldo, con sendos goles en los minutos 85 y 88 para nivelar la contienda. 

Ahora, en la jornada 32 y ante el Sporting de Gijón, el Real Madrid ha conseguido un buen resultado en la máxima categoría del fútbol español gracias a otro gol en los últimos instantes de juego. Isco fue el artífice de la victoria blanca, tras batir a Cuéllar en el minuto 89. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge