martes, 11 de abril de 2017

Gran inestabilidad en el banquillo de Argentina

Argentina parece haberse especializado en devorar seleccionadores en los últimos años. La última víctima de la banca de la albiceleste ha sido Edgardo Bauza, tras haber permanecido apenas ocho meses en el cargo. Un técnico que se convierte en el séptimo estratega que pasa por el banquillo del seleccionado argentino desde el año 2004. En este tiempo, ninguno de los entrenadores que asumieron el reto de dirigir a este equipo ha podido permanecer más de tres años en el puesto. 

El último en conseguirlo fue Marcelo Bielsa. Un técnico que asumió el reto de dirigir a Argentina en el año 1998, en sustitución de Daniel Passarella. Se mantuvo en el cargo por espacio de seis años, culminando su proceso tras los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Durante su estancia al frente de la albiceleste, fue eliminado en la primera ronda en el Mundial de Japón y Corea 2002, obteniendo además el subcampeonato de la Copa América 2004. En total, dirigió 85 partidos al equipo, con un saldo de 56 victorias, 18 empates y 11 derrotas. 

Su sustituto fue José Pékerman, que apenas permaneció dos años al frente de Argentina. Un técnico que había tenido un brillante recorrido en las categorías inferiores de la albiceleste y que no pudo tener dicha continuidad de éxitos en la selección absoluta. Consiguió clasificar al equipo para el Mundial de Alemania 2006, donde su verdugo fue Die Mannschaft, en cuartos de final. Antes, disputó la final de la Copa Confederaciones 2005, donde su equipo acabó obteniendo el subcampeonato. Dirigió 28 encuentros, con un balance de 15 victorias, siete empates y seis descalabros. 

El segundo seleccionador que tuvo Argentina desde 2004 fue Alfio Basile. Un técnico experimentado, que ya había tenido en el pasado un brillante ciclo en la albiceleste. Suele decirse que segundas partes nunca fueron buenas, una situación que puede tener su validez para aludir a su segunda etapa en el equipo. Se mantuvo en el cargo desde 2006 a 2008, dirigiendo 28 encuentros: logró 14 victorias, ocho empates y seis derrotas. Además, acabó como segundo clasificado en la Copa América de 2007. 

Diego Armando Maradona fue el designado para sucederle, con el objetivo de conseguir la clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010. Un objetivo que el técnico logró  con bastantes apuros, no teniendo posteriormente un feliz desempeño en la cita mundialista. No en vano, la albiceleste se despidió del certamen en cuartos de final, tras caer por un contundente 4-0 ante Alemania. Dirigió 25 partidos, logrando 18 victorias y siete derrotas. 

Tras esto, la AFA designó a Sergio Batista como nuevo seleccionador de Argentina. Sin embargo, solamente se mantuvo en el cargo un año: de 2010 a 2011. Una etapa fugaz, en la que dirigió al equipo durante 17 encuentros, con un saldo de ocho triunfos, seis empates y tres derrotas. Bajo su mandato se produjo la eliminación en cuartos de final de Argentina de la Copa América de 2011. 

Su sucesor fue Alejandro Sabella, que se mantuvo en el cargo desde 2011 hasta 2014. Un técnico que fue capaz de guiar a Argentina hasta la final del Mundial de Brasil 2014, donde cayó derrotada ante Alemania en la prórroga. Aquel fue el último encuentro de su etapa como DT de la albiceleste. Dirigió a este conjunto en 41 duelos, logrando 26 triunfos, 10 empates y cinco derrotas. Fue el técnico que más tiempo se mantuvo en el cargo desde que se iniciara esta etapa de gran inestabilidad en el banquillo argentino. 

Posteriormente se produjo el desembarco de Gerardo Martino a la banca de  Argentina. Un técnico que se mantuvo al frente de la albiceleste dos años: desde 2014 y hasta 2016. En ese lapso de tiempo alcanzó la final de la Copa América en dos ocasiones: en 2015 y en 2016. En ambas, obtuvo el subcampeonato tras caer ante Chile. Fue el encargado de iniciar la andadura de Argentina en el actual ciclo mundialista. En total, dirigió al equipo en 28 encuentros, con un saldo de 19 victorias, seis empates y tres derrotas. 

El séptimo seleccionador argentino desde 2004 ha sido Edgardo Bauza. Un técnico que no ha podido conseguir buenos resultados en la búsqueda de la clasificación para el Mundial de Rusia 2018. Esto ha acabado propiciando su destitución, que era un secreto a voces. Ahora, la AFA trabajará por encontrar a otro técnico que pueda reconducir la situación: será el octavo en los últimos tiempos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge