domingo, 16 de abril de 2017

La AD Alcorcón tomó el testigo de SD Eibar y CE Sabadell con los autogoles

La mala fortuna se cebó con la AD Alcorcón en su duelo ante el Getafe CF en el Municipal de Santo Domingo. Un encuentro en el que la escuadra alfarera sucumbió por 0-3 en este derbi del sur de Madrid, siendo los dos primeros tantos de los azulones fruto de sendos autogoles de los amarillos. Y es que, justo antes del descanso, el equipo getafense rompió el 0-0 que campeaba en el marcador gracias a los goles en su propio arco de David Navarro y de Tropi. 

El primero de estos autogoles alfareros ante el Getafe se produjo en el minuto 39 de partido. Un desafortunado tanto que los alfareros encajaron tras una buena jugada individual de Chuli, que pegado a la línea de fondo puso un centro al área local. En su intento por despejar, David Navarro acabó batiendo a Marko Dmitrovic para abrir el marcador. Apenas cuatro minutos más tarde el infortunio se cebó nuevamente con el Alcorcón. Esta vez, tras un centro de Pacheco, fue Tropi quien acabó introduciendo el cuero en su propio arco cuando trataba de despejar. 

Una circunstancia poco habitual en el mundo del fútbol. De hecho, la última ocasión que un equipo encajó dos autogoles en la categoría de plata del fútbol español fue en la temporada 2013-2014. Aquella campaña fueron dos los equipos de Segunda División que acabaron introduciendo el balón en su propio arco en partido liguero: la SD Eibar y el CE Sabadell. Ahora, tres temporadas más tarde, su relevo ha sido recogido por el Alcorcón. 

El Eibar fue el primero de estos conjuntos en encajar dos autogoles en partido liguero. Fue ante el Zaragoza, en la duodécima jornada de competición: el marcador de Ipurúa acabó registrando un 3-2 a favor de los armeros. Y eso que los dos goles aragoneses se produjeron tras sendos autogoles de los eibarreses. En aquel choque, la mala fortuna se cebó en Raúl Navas: el zaguero introdujo en dos ocasiones el balón en su propio arco. Así, batió a Irureta en los minutos 62 y 71.

Posteriormente, en la trigésimo séptima jornada de competición, el Sabadell introdujo el balón en dos ocasiones en su arco en su visita al Mirandés. Un duelo en el Municipal de Anduva que finalizó con reparto de puntos, tras el 2-2 final. Así, los dos goles que consiguió la escuadra rojilla en aquel choque ante los arlequinados fueron gracias a autogoles de su rival. El primero de ellos fue de Crespí, en el minuto 26 de partido. Cuatro minutos más tarde fue Llorente quien introdujo el balón en su propio arco. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge