lunes, 22 de mayo de 2017

Jan Oblak, Zamora de LaLiga 2016-2017

Por segunda temporada consecutiva, Jan Oblak finalizó la competición como el arquero menos goleado en la máxima categoría del fútbol español. El esloveno se consagró como el Zamora de LaLiga 2016-2017, resultando clave para que el Club Atlético de Madrid se hiciera con la tercera posición del certamen. Y eso que no estuvo a disposición del cuerpo técnico del cuadro rojiblanco durante varios meses tras la desafortunada lesión que se produjo en la primera vuelta en cancha del Villarreal CF. 

Pese a ello, el balcánico ha acabado superando a Ter Stegen en la pelea por ser el portero menos goleado del campeonato liguero. Un honor que conquista por segunda campaña consecutiva, después de haber igualado la temporada pasada el récord de Francisco Liaño como el guardameta menos goleado en la historia de LaLiga. En esta campaña ha acabado alzándose con esta distinción tras haber encajado 20 goles en 29 partidos: un promedio de 0,69 goles recibidos por partido. 

Los porteros del Atlético de Madrid ganadores del Premio Zamora

El primer arquero rojiblanco en ser distinguido como el menos goleado de la máxima categoría del fútbol español fue el andaluz Fernando Tabales, en la temporada 1939-1940. Una campaña en la que afrontó 21 encuentros en la competición, encajando 29 goles: su promedio fue de 1,38 goles recibidos por encuentro. En la temporada 1948-1949, el francés Marcel Domingo logró el segundo Zamora de la historia del Atlético de Madrid: encajó 28 goles en 14 partidos, promediando 1,16 goles encajados por encuentro. 

Miguel Reina fue el tercer arquero atlético en conseguir este premio, siendo además el primero en presentar un promedio inferior al del gol encajado por partido. A lo largo del curso 1976-1977, encajó 29 goles en 30 partidos, promediando 0,96 goles encajados por encuentro. Abel Resino había sido, hasta el momento, el mejor Zamora de la historia del Atlético de Madrid. El arquero fue el menos goleado del curso 1990-1991, tras encajar 17 goles en 33 juegos. Su promedio, fue de 0,51 goles encajados por partido. 

Su relevo fue tomado por José Francisco Molina, que en la temporada 1995-1996 recibió 32 goles en 42 partidos: 0,76 goles encajados por partido. Posteriormente, llegaron los dos Zamoras de Courtois. El primero, en la temporada 2012-2013, encajando 29 goles en 37 partidos (0,78 goles por partido); el segundo en el curso 2013-2014, recibiendo 24 goles en 37 partidos (0,65 goles por encuentro).

Un hito que ahora ha conseguido igualar el cancerbero esloveno, enlazando dos temporadas seguidas siendo el portero menos goleado del torneo. Durante el curso 2015-2016, Oblak apenas encajó 18 goles en 38 partidos: un promedio de 0,47 goles recibidos por partido. En esta campaña, ha encajado 20 tantos en 29 encuentros, promediando 0,69 goles encajados por encuentro. 

Link

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge