miércoles, 21 de junio de 2017

Diego López, presentado nuevamente como arquero del RCD Espanyol

Diego López fue presentado oficialmente como jugador del RCD Espanyol, club que recientemente consiguió hacerse con los derechos del veterano guardameta. Un futbolista que, durante la pasada campaña 2016-2017, militó en las filas del conjunto periquito en calidad de cedido por el AC Milan. Durante su cesión, se erigió en un auténtico seguro en la portería del cuadro catalán: una circunstancia que ha acabado propiciando que la entidad acometiera su fichaje. De este modo, ambas partes permanecerán unidas hasta el año 2020. 

Durante la conferencia de prensa en la que se escenificó este acuerdo, Diego López no pudo ocultar su satisfacción ante la posibilidad de defender el arco del Espanyol las próximas tres temporadas. Así, el gallego recalcó que “hace casi un año que lo dije, que me encontraba muy bien. Con ilusión y ganas de seguir jugando a fútbol. Vine al sitio indicado en el momento oportuno. Me encuentro mejor que nunca y con la idea de apoyar a este club, darlo todo y ojalá se prolonguen esos tres años”. “Nosotros estamos muy bien el vestuario y hemos formado un grupo importante. Terminamos octavos y acabamos con hambre. Somos optimistas y tenemos ilusión por seguir escalando en el campeonato. Vendrán jugadores y saldrán, pero quizás los que permanecemos sabemos lo que queremos y eso es importante. No podemos pararnos”, añadió.

Diego López pasó a los escalafones inferiores del Real Madrid en la temporada 2003-2004, para reforzar el arco del equipo filial. En su primera campaña en el Real Madrid “B”, el guardameta disputó un encuentro con el equipo. Mucho más positiva resultó la temporada 2004-2005, en la que afrontó 32 encuentros en la categoría de bronce del fútbol español. Una campaña en la que, además, obtuvo el ascenso a Segunda División con el equipo. Tras esa buena temporada en el filial, ascendió definitivamente al primer equipo, en el que se mantuvo entre las temporadas 2005-2006 y 2006-2007. Temporadas en las que jugó dos encuentros en Primera División con el Real Madrid, conquistando la Liga en su última campaña. Posteriormente, recaló en las filas del Villarreal CF, en el que se mantuvo cinco campañas: entre las temporadas 2007-2008 y 2011-2012. Disputó un total de 230 partidos oficiales. Pese a ello, su salida de la entidad resultó amarga, pues en su última campaña el club descendió a Segunda División. 

Su siguiente parada fue el Sevilla FC, en la temporada 2012-2013. Permaneció solo media temporada en el Ramón Sánchez Pizjuán, jugando ocho partidos ligueros. En el mercado de enero, Diego López acabó siendo traspasado al Real Madrid, que buscaba un nuevo arquero tras la lesión de Iker Casillas. Llegó como medida de urgencia, pero en la temporada y media que se mantuvo en el equipo blanco, el gallego fue el titular de la portería madridista en el torneo liguero. Una etapa fructífera en cuanto a títulos, pues conquistó una Copa del Rey y la UEFA Champions League en el curso 2013-2014. 

Posteriormente acabó siendo traspasado al AC Milan, en el que se mantuvo durante dos temporadas. Temporadas inestables para la entidad milanista, que no consiguió clasificarse en ninguna de ellas para las competiciones europeas. En su primera campaña en el club disputó 28 partidos, mientras que en la segunda afrontó ocho duelos ligueros tras la irrupción de Donnarumma. 

Así las cosas, la pasada campaña recaló cedido en la disciplina del Espanyol. Desde su llegada, Diego López se convirtió en un fijo bajo palos para Quique Sánchez Flores. Un técnico que alineó al veterano cancerbero en 35 de los 38 compromisos de LaLiga. En ese tiempo, acumuló un total de 3111 minutos sobre la cancha, recibiendo 38 goles. Números muy positivos, que tratará de mantener en las próximas tres temporadas en el equipo periquito. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge