jueves, 15 de junio de 2017

El CF Fuenlabrada renovó el contrato de Antonio Calderón

El CF Fuenlabrada ha anunciado la renovación de Antonio Calderón como DT del equipo. De este modo, el estratega gaditano continuará siendo el titular del banquillo del estadio Fernando Torres en la temporada 2017-2018. Su gran labor al frente del equipo fuenlabreño desde que asumiera las riendas del cuadro azulón en sustitución de Josip Visnjic han acabado convenciendo a la directiva para extender su vinculación con el club. No en vano, bajo su tutela el cuadro madrileño obtuvo el subcampeonato de la Copa RFEF y se clasificó para el play-off de ascenso a Segunda División. 

A través de un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales, el Fuenlabrada anunció la renovación del contrato de Antonio Calderón. Así, el club indicó que “el C.F. Fuenlabrada y Antonio Calderón han llegado a un acuerdo para la ampliación de su contrato hasta el 30 de junio de 2018 con opción a otra temporada. El técnico gaditano llegó al club el 25 de octubre y ha realizado un gran trabajo a los mandos del equipo logrando la primera clasificación para el play-off en la historia del club”. De este modo, la entidad fuenlabreña se asegura la continuidad de su técnico de cara a la próxima campaña, en la que el equipo seguirá militando en el Grupo II de Segunda B. 

“Tengo una ilusión enorme por este proyecto y mi objetivo es llevar al equipo a lo más alto posible”, afirmó el preparador de los azulones tras hacerse oficial el acuerdo. Un Antonio Calderón que, haciendo memoria de la temporada, reconoció que “el final de temporada fue increíble y queremos que sigan dándonos ese apoyo porque tenemos un equipo ganador que se dejará la piel por ellos”. “Quiero agradecer al club y al presidente  su confianza. Trabajaremos al máximo para lograr los objetivos marcados”, apostilló el estratega gaditano.

La trayectoria en los banquillos de Antonio Calderón comenzó en el fútbol escocés, asumiendo en el curso 2002-2003 los mandos del Raith Rovers FC. Un club al que dirigió durante dos campañas, logrando en la primera un ascenso de categoría y siendo galardonado como el mejor DT del certamen. Posteriormente pasó al Cádiz CF, en cuyos escalafones inferiores entrenó desde los años 2005 hasta 2007. Así, entrenó al Juvenil “A” del cuadro gaditano y también al conjunto filial.

A mediados de la temporada 2007-2008 tomó el mando del conjunto gaditano, en sustitución de Mariano García Remón. Aquella campaña se produjo su estreno en la Segunda División, al frente del equipo de sus amores. Dirigió un total de 25 encuentros, antes de ser destituido en la jornada 32. Pese a ello, en la temporada 2008-2009 Calderón continuó trabajando en la categoría de plata del fútbol español: pasó a entrenar a la SD Huesca. Estuvo dos temporadas al frente del equipo oscense, consiguiendo en ambas la permanencia sin apuros: en el curso 2008-2009 dejó al equipo en undécima posición, mientras que una temporada más tarde clasificó a los aragoneses en decimotercer lugar.

En la temporada 2010-2011 inició una nueva etapa en su carrera, entrenando al Albacete Balompié. Sin embargo, su etapa en el equipo manchego resultó breve: fue cesado tras 24 partidos. Una temporada después, asumió el mando del CD Tenerife, en la que fue su primera experiencia en Segunda B. No llegó a concluir la temporada con los canarios, siendo destituido tras 21 encuentros. Posteriormente, en la temporada 2012-2013 volvió al Huesca, con el que no pudo repetir los éxitos de su primera etapa. Así, fue cesado en la decimoséptima jornada.

No volvió a entrenar hasta el tramo final de la temporada 2013-2014, cuando aceptó el reto de sustituir a Raul Agné en el Cádiz. Iniciaba la segunda etapa de su carrera a los mandos del Submarino Amarillo, al que logró clasificar para el play-off de ascenso tras acabar en cuarta posición en el Grupo IV de Segunda B, protagonizando una gran reacción en el plantel. En la postemporada, su equipo fue eliminado en la primera ronda por el Hospitalet. Continuó al frente del equipo en el curso 2014-2015: sin embargo, fue destituido tras 14 partidos.

La pasada campaña se hizo cargo del Fuenlabrada, con la intención de revertir la irregular dinámica en la que se encontraba el equipo en el Grupo II de Segunda B. Un objetivo que Antonio Calderón cumplió con creces, pues logró clasificar por primera vez en su historia a los madrileños para el play-off de ascenso a Segunda División. Un equipo al que dirigió en 28 encuentros en la categoría de bronce del fútbol español, con unos brillantísimos resultados: 14 victorias, siete empates y siete derrotas. Sin embargo, en la postemporada se vio superado en la primera ronda por el Villanovense. Además, obtuvo el subcampeonato de la Copa RFEF tras caer en la final ante el Atlético Saguntino. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge