sábado, 17 de junio de 2017

Los goles inaugurales de la historia de la Copa Confederaciones

Arrancó la Copa Confederaciones de Rusia 2017, con la disputa del duelo entre la selección anfitriona y Nueva Zelanda. Un encuentro en el que, por primera vez en la historia de este certamen que organiza la FIFA, el primer tanto del torneo llegó tras un autogol. La suerte sonrió a los rusos, que superada la primera media hora de juego consiguieron romper el 0-0 que campeaba hasta ese instante en el marcador ante el conjunto neozelandés. Un equipo que acabó introduciendo el cuero en su propio arco.

La jugada se produjo en el minuto 31, tras un pase del combinado local a la espalda de la defensa que aprovechó Denis Glushakov para encarar al arquero oceánico. En el mano a mano, el atacante ruso superó al meta rival con un disparo sutil, que poco a poco fue aproximándose hacia la línea de gol. Sin embargo, el gol no lo acabó anotando el jugador de Rusia, sino el zaguero Michael Boxall: un futbolista que, en su intento por despejar, acabó introduciendo el balón en su propia portería.

De este modo, por primera vez el primer gol de una edición de la Copa Confederaciones se produjo tras un autogol. Nunca antes el primer gol de esta competición había sido en propia puerta. Con su desafortunado despeje a disparo de Glushakov, Boxall introdujo su nombre en la historia de esta prestigiosa competición de selecciones que sirve como simulacro para la Copa del Mundo. Así las cosas, el neozelandés se une a jugadores de la talla de Zé Roberto, Nakamura, Riquelme, Fernando Torres o Neymar, como autores del gol inaugural de esta competición.

La primera edición de la Copa Confederaciones se celebró en Arabia Saudí, en el año 1992. El 15 de octubre de dicho año, el combinado saudí se midió a Estados Unidos en el duelo inaugural, derrotando por un contundente 0-3 al equipo de las barras y estrellas. El encargado de abrir el marcador en el estadio Rey Fahd de Riad fue Al Bishi, en el minuto 48 de juego. Un tanto que, a la postre, quedó para la posteridad como el primero que se anotó en la historia de este certamen.

Su relevo fue recogido por el mexicano Luis García. Un futbolista que tuvo el honor de convertirse en el primer goleador de la Copa Confederaciones de 1995, disputada nuevamente en Arabia Saudí. Ante los saudíes, México afrontó el partido inaugural de esta competición, imponiéndose por 0-2 con dos goles de este futbolista. El primero de ellos llegó en el minuto 65 de juego, siendo así el primero que se logró en la competición.

En la Copa Confederaciones de 1997, el primer encuentro lo afrontaron las selecciones de Arabia Saudí (anfitriona del torneo) y Brasil. La pentacampeona del mundo no tuvo piedad de su oponente, al que acabó doblegando por un contundente 0-3. El encargado de abrir el marcador en aquel partido fue el mediocampista César Sampaio: superó al arquero saudí en el minuto 65 de juego. Un gol con el que el brasileño inscribió su nombre en la historia de este torneo.

Zé Roberto fue el autor del primer gol de la Copa Confederaciones de 1999, disputada en México. El mediocampista brasileño logró el primer tanto de esta competición ante Alemania, en el duelo que inauguró el certamen. En la primera fecha del Grupo B, la canarinha se impuso a Die Mannschaft por un abultado 4-0. Un encuentro en el que el marcador no se inauguró hasta el minuto 62, cuando el jugador de la pentacampeona del mundo perforó las redes de Lehmann.

En cuanto a la Copa Confederaciones de 2001, disputada en Corea del Sur, el autor de su primer gol fue el francés Marlet. Un jugador que tuvo el honor de anotar el primer tanto del certamen, en el duelo que enfrentó a la anfitriona y a les bleus. La selección gala no tuvo piedad del cuadro surcoreano, al que acabó venciendo por 0-5. Una goleada que encarriló el atacante, con un tempranero gol: superó a Lee en el minuto 9.

Posteriormente, en la Copa Confederaciones de 2003, el japonés Nakamura tuvo el honor de anotar el gol inaugural. Fue en la primera jornada de la competición, en la que el conjunto nipón se midió a Nueva Zelanda en el Stade de France. Japón derrotó al conjunto neozelandés por 0-3, en un duelo en el que este jugador logró un doblete. El primero de sus dos goles sirvió para romper el 0-0 inicial, produciéndose en el minuto 12.

La Copa Confederaciones de 2005 se celebró en Alemania, siendo una de las ediciones con más pedigrí de las disputadas hasta el momento. No en vano, el partido inaugural de dicha edición enfrentó a Argentina y Túnez, en el RheinEnergie Stadion de Colonia. La albiceleste venció a los tunecinos por 2-1: el encargado de abrir el marcador fue Juan Román Riquelme. El mediocampista logró ese gol en el minuto 33, desde el punto de penal.

Un hecho insólito se produjo en la Copa Confederaciones de Sudáfrica 2009: en el partido inaugural no hubo goles. Y es que, en el primer duelo del certamen, las selecciones de Sudáfrica e Iraq acabaron empatando a cero. Así, hubo que esperar hasta el segundo partido del torneo para ver el primer gol del mismo: fue en el Nueva Zelanda – España, en el que La Roja venció a su oponente por 0-5. Fernando Torres logró el primer gol del choque, en el minuto 6.

Hasta el momento, el último autor de un gol inaugural de una edición de la Copa Confederaciones fue Neymar. El talentoso jugador brasileño fue el encargado de anotar el primer tanto de su selección ante Japón, en el duelo que abrió el Grupo A. Un encuentro en el que la canarinha se impuso a los nipones por 3-0. Fue en el minuto 3 cuando el atacante del Barcelona abrió el marcador, batiendo a Kawashima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge