viernes, 23 de junio de 2017

Mauricio Pellegrino, nuevo DT del Southampton FC

Mauricio Pellegrino entrenará la próxima campaña en la Premier League, después de que el Southampton FC haya alcanzado un acuerdo con el técnico argentino. Un estratega cotizado gracias a su gran labor a los mandos del Deportivo Alavés durante el curso 2016-2017, que vivirá en St. Mary’s una nueva etapa en su carrera en los banquillos. Su misión será la de dotar de estabilidad a los Saints, que recientemente prescindieron de los servicios de Claude Puel a pesar de que con este entrenador finalizaron ubicados en la octava posición en la máxima categoría del fútbol inglés.

El timonel argentino se ha comprometido con su nuevo club por las próximas tres temporadas: hasta el 30 de junio de 2020. Un fichaje que fue muy festejado por el club inglés. Y es que Les Reed, Vicepresidente del Southampton, no dudó en afirmar que estaba “encantado de que, después de un laborioso proceso de búsqueda, hayamos contratado a Mauricio Pellegrino como nuestro nuevo técnico del primer equipo. Mauricio nos impresionó con su conocimiento, motivación y habilidad durante la entrevista que le realizamos“. “Durante el proceso de búsqueda, Mauricio se convirtió rápidamente en nuestro primer candidato y, aunque teníamos diferentes opciones, estamos encantados de que considere que el estadio de St Mary’s es el lugar ideal para él“, apostilló.

Un entusiasmo compartido por el propio Mauricio Pellegrino, que en declaraciones a los medios oficiales de los Saints recalcó que se sentía “muy feliz de convertirme en el nuevo entrenador del Southampton Football Club. Es un club con una grandísima reputación y una estructura fuerte y estable, que compite en la Premier League y juega un fútbol atractivo“. “Creo que mi filosofía y la cultura existente en el club funcionarán bien juntas. Tenemos que ser un equipo, tanto dentro como fuera del terreno de juego, y quiero que los aficionados se sientan orgullosos de sus jugadores. Mi intención es ganar partidos, tener éxito y desarrollar un espíritu de equipo que ayude a que todos den el 100%“, añadió.

Tras colgar las botas, el argentino ejerció como ayudante de Rafa Benítez en el Liverpool FC y en el Inter de Milán. Su primera oportunidad como entrenador en solitario no le llegaría hasta la temporada 2012-2013, cuando el Valencia CF lo designó para hacerse cargo del equipo. Su estadía en el conjunto valencianista fue breve: apenas 21 partidos entre la Liga BBVA, la UEFA Champions League y la Copa del Rey. Su balance fue de 10 triunfos, cuatro empates y siete derrotas: seis de ellas, en el torneo liguero.

Posteriormente, pasó al banquillo de Estudiantes de la Plata, al que llegó en abril de 2013. Dos años más tarde, fue destituido como DT del equipo, tras la derrota sufrida ante CA Tigre. Sin embargo, en el mes de junio fue anunciado como nuevo técnico de Independiente, con el que tuvo un buen estreno: logró vencer en sus seis primeros juegos ligueros. Sin embargo, no consiguió clasificar al equipo para la Copa Libertadores 2016, tras caer ante Racing Club en la definición del último cupo para el torneo. En este 2016 dirigió 14 juegos en el torneo local, con un balance de cinco victorias, seis empates y tres derrotas.

Mucho más brillante resultó su última aventura en los banquillos, en el Alavés en la recientemente finalizada temporada 2016-2017. El estratega fue el elegido por la directiva vitoriana para dirigir al equipo en el año de su regreso a la élite, tras un duro peregrinaje por Segunda División y por Segunda B. Para él suponía su segunda aventura en LaLiga, tras un infructuoso paso por el banquillo del Valencia. Una apuesta arriesgada que, sin embargo, acabó funcionando a la perfección.

Y es que de la mano de Pellegrino, el Alavés firmó una gran campaña tanto en LaLiga como en la Copa del Rey. En el torneo liguero, la escuadra vitoriana consiguió la permanencia de forma tranquila, sin sobresaltos: finalizó en novena posición, sumando un total de 55 puntos. El saldo del equipo con el argentino fue de 14 victorias, 13 empates y 11 derrotas. En cuanto al torneo del k.o., los babazorros alcanzaron la gran final de la competición, apeando a rivales como Gimnàstic de Tarragona, Deportivo, Alcorcón y Celta. En la final, sin embargo, cayeron por 3-1 ante el Barcelona en el estadio Vicente Calderón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge