sábado, 24 de junio de 2017

Portugal no dio opción a Nueva Zelanda para asegurar el liderato del Grupo A

Portugal aseguró el liderato en el Grupo A de la Copa Confederaciones de Rusia 2017 tras golear en el cierre de esta instancia del certamen a Nueva Zelanda, por 0-4. Los de Fernando Santos mostraron una gran superioridad ante los oceánicos, que tuvieron en Marinovic a su jugador más destacado. El arquero sostuvo a los neozelandeses, si bien no pudo hacer nada por evitar los tantos de Cristiano Ronaldo, Bernardo Silva, André Silva y Nani. 

Durante los primeros 45 minutos de partido pudo verse un encuentro con bastantes alternancias en lo que al control del juego se refiere, si bien con el paso de los minutos fue el combinado portugués el que terminó imponiendo su propuesta. Los lusos acabaron dominando el encuentro, yéndose al descanso con ventaja.  Pese a ello, Nueva Zelanda tuvo un brillante arranque de partido, sorprendiendo a la campeona de Europa con una presión asfixiante y una marcada vocación ofensiva. 

De hecho, la primera oportunidad del partido corrió a cargo del combinado oceánico, a los tres minutos de juego. Ingham colocó un gran envío al área portuguesa para Wood. Un jugador que, en el segundo palo y tras controlar, ensayó un buen disparo que atajó por bajo Rui Patricio. Una jugada que marcó el inicio del intento del asedio de Nueva Zelanda al conjunto europeo, que tuvo muchas dificultades para hilar su juego. 

Muy incómoda sobre la cancha, la selección portuguesa no se acercó con peligro a las inmediaciones del área neozelandesa hasta hasta el minuto 23, cuando Cristiano Ronaldo cabeceó en el corazón del área tras un envío lateral de Bernardo Silva. Un testarazo que detuvo, sin demasiada dificultad, Marinovic. Apenas dos minutos más tarde los lusos gozaron de otro buen acercamiento de gol, tras un centro de Ricardo Quaresma que volvió a rematar de cabeza experimentado delantero. Un cabezazo cruzado, que acabó siendo escupido por el travesaño. 

Estas ocasiones dieron alas a los portugueses, que poco a poco consiguieron imponer su propuesta ante el aguerrido combinado neozelandés. Así las cosas, superada la primera media hora de juego, Portugal consiguió adelantarse en el marcador, después de que el colegiado decretara la pena máxima tras un derribo de Rojas en el área neozelandesa. El encargado de cobrar el penal fue Cristiano Ronaldo, que no perdonó: con mucha templanza logró perforar las redes de Marinovic, colocando el 0-1 en el marcador. 

Poco tardaron los lusos en ampliar su ventaja, tras una buena jugada por la banda izquierda. Eliseu, tras una dejada de Ricardo Quaresma, consiguió alcanzar la línea de fondo para colocar un centro raso al corazón del área para Bernardo Silva. Un jugador que llegando desde atrás y en boca de gol no falló, consiguiendo el segundo tanto del choque. No obstante, tras anotar, el jugador del Manchester City quedó lastimado, por lo que fue sustituido por Pizzi tras el descanso. 

Tras la reanudación se mantuvo el guión del primer período, con una selección neozelandesa que salió de vestuarios con una vocación más ofensiva. No en vano, en el minuto 58 los oceánicos estuvieron cerca de recortar diferencias, con un remate a bocajarro de Wood en el segundo palo que despejó de forma providencial Rui Patricio. Acto seguido llegó la respuesta de Portugal, con un cabezazo de Cristiano Ronaldo que detuvo Marinovic. 

Mucho más clara resultó la siguiente ocasión de gol de los portugueses, en las botas de André Silva. El flamante fichaje del AC Milan estuvo muy cerca de conseguir el tercer gol del partido a los 64 minutos de juego, en un mano a mano con Marinovic. Sin embargo, su disparo acabó siendo repelido por el arquero neozelandés. Un cancerbero que cuatro minutos más tarde volvió a lucirse, despejando con el pecho otro peligrosísimo disparo de Nani. 

Este empeño de Portugal tuvo su recompensa en el minuto 79, en una fabulosa jugada individual de André Silva que inició Ricardo Quaresma con un robo a la altura del mediocampo. El artillero fue avanzando metros y superando adversarios hasta pisar el área oceánica, donde colocó el 0-3 en el luminoso tras batir a Marinovic con un disparo inapelable. Un auténtico golazo, que aseguraba el liderato del Grupo A para los lusos. 

Los portugueses aún seguían con hambre: antes de que se llegara al silbatazo final del estadounidense Mark Geiger, consiguieron el cuarto gol del partido. Un tanto que llevó la firma de Nani, que superó a Marinovic con un disparo de mucha calidad en el área neozelandesa: un disparo cruzado, imposible para el arquero rival. 

Ficha Técnica

Nueva Zelanda: Marinovic, Boxall, McGlinchey (Tuiloma, Min. 37), Wood, Rojas, Thomas, Lewis, Ingham, Doyle, Smith, Durante (Smeltz, Min. 73) 

Portugal: Rui Patricio, Bruno Alves, Pepe, Cristiano Ronaldo (Nani, Min. 66), Moutinho, André Silva, Bernardo Silva (Pizzi, Min. 45), Semedo, Danilo, Eliseu, Quaresma (Gelson, Min. 82)

Árbitro: Mark Geiger, de Estados Unidos. Amonestó a Ingham (Min. 18) en Nueva Zelanda y a Semedo (Min. 20), Pepe (Min. 54) en Portugal. 

Goles: 0-1, Cristiano Ronaldo (Min. 32); 0-2, Bernardo Silva (MIn. 38); 0-3, André Silva (Min. 79); 0-4, Nani (Min. 90)

Estadio: Estadio de San Petersburgo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge