jueves, 15 de junio de 2017

Uli Stielike, cesado como DT de Corea del Sur

Uli Stielike ha sido destituido como seleccionador de Corea del Sur, tras la derrota que sufrió el equipo ante Qatar en las eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018: un descalabro que complica las opciones de los surcoreanos de estar en la próxima cita mundialista. Fue la gota que colmó el vaso para la Federación de Corea del Sur, pues los malos resultados que había cosechado el equipo a domicilio en el proceso clasificatorio para la próxima Copa del Mundo habían puesto al alemán en el disparadero. Finalmente ha acabado siendo cesado de sus funciones, especulándose con que su sustituto podría ser Huh Jung-moo. 

La llegada del alemán a la banca de Corea del Sur se produjo en el año 2014, tras el Mundial de Brasil. Un técnico con una experiencia más que contrastada en lo que a la dirección de selecciones nacionales se refiere: no en vano, en el pasado había desempeñado diversas funciones en tres federaciones distintas. Primero, al frente de Suiza, a la que entrenó entre 1989 y 1991 durante 28 encuentros, con un porcentaje de 13 victorias, cinco empates y 10 derrotas. Posteriormente en los escalafones inferiores de Alemania, haciéndose cargo de los equipos Sub-21, Sub-20 y Sub-19 de Die Mannschaft. Finalmente, se puso a los mandos de la selección de Costa de Marfil entre los años 2006 y 2008, consiguiendo un balance de 11 victorias, dos empates y dos derrotas. 

Con este currículum, Corea del Sur apostó por Stielike en el año 2014: un técnico que ha permanecido en el cargo durante tres años, lo que supone un récord para este seleccionado. No en vano, nunca antes un estratega había permanecido tanto tiempo al frente de este equipo. Bajo su dirección técnica, los surcoreanos conquistaron en 2015 la EAFF Football Championship. Antes de esta conquista, el equipo tuvo que conformarse con el subcampeonato de la Copa de Asia, tras caer en la final ante Australia. 

En total, Stielike dirigió a Corea del Sur durante 38 compromisos, con un saldo muy positivo. No en vano, logró 25 victorias, cinco empates y ocho derrotas. De hecho, antes de ser destituido de sus funciones, el teutón tenía al equipo surcoreano en puestos de clasificación directa para el Mundial de Rusia 2018. Sin embargo, los últimos tropiezos a domicilio han propiciado su salida del equipo, a falta de dos fechas para que finalice la fase de clasificación para el proceso mundialista. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge