jueves, 13 de julio de 2017

El AS Mónaco anunció la renovación de Kamil Glik hasta 2021

Kamil Glik continuará enrolado en la disciplina del AS Mónaco, después de que este conjunto confirmara haber alcanzado un acuerdo para la extensión del contrato del futbolista. El defensor polaco, uno de los jugadores más destacados el curso pasado en los esquemas de Leonardo Jardim, ha prolongado su vinculación con el conjunto monegasco hasta el 30 de junio de 2021. Sus buenas actuaciones en su primera campaña en el Stade Louis II han convencido a la directiva del club, que se ha asegurado la continuidad de este prolífico defensor.

El acuerdo fue celebrado por el Vicepresidente del Mónaco, un Vadim Vasilyev que no dudó en afirmar que “estamos complacidos por extenderle el contrato a Kamil. Apenas llegó el año pasado pero ha mostrado todas sus cualidades. Es un duro defensor, poderoso, altamente combativo y carismático, y los aficionados lo han arropado rápidamente. Es uno de los líderes que son importantes para el equipo y el desarrollo de los jóvenes jugadores“. Por su parte, Glik aseguró sentirse “muy feliz, especialmente tras nuestra gran temporada del año pasado. Siempre damos el 100%. Quisiera agradecer al Presidente, al Vicepresidente y al Club por este nuevo contrato, es una hermosa recompensa. Esta temporada, los objetivos son los mismos. Llegar lo más lejos posible en la Champions League“.

La carrera de Kamil Glik arrancó en la temporada 2008-2009, cuando debutó con el primer equipo del Piast Gliwice polaco. Un club al que desembarcó procedente de los escalafones inferiores del Real Madrid CF (llegó a jugar dos cursos en las filas del filial madridista) y en el que se mantuvo hasta la temporada 2010-2011. En sus dos campañas en Polonia, el defensor se erigió en un jugador importante en su equipo, afrontando 56 compromisos oficiales en los que anotó dos goles.

Su progresión le llevó a dar el salto al fútbol italiano en el curso 2010-2011: su destino fue el Palermo. Un conjunto en el que apenas disputó cuatro partidos, antes de marcharse en calidad de cedido al Bari. Durante esa cesión, Kamil Glik brilló con luz propia, disputando 17 partidos y mostrando sus mayores virtudes. Virtudes que le acabaron permitiendo firmar por el Torino en la campaña 2011-2012. Fueron cinco las temporadas que este defensor militó en las filas, consiguiendo en su primer curso el ascenso a la Serie A. En la máxima categoría del fútbol italiano acumuló 131 partidos, anotando 10 goles.

La temporada pasada, el Mónaco llamó a su puerta, consiguiendo incorporarlo a sus filas. En el conjunto monegasco, Glik se erigió en un pilar en la línea defensiva, siendo determinante para que el equipo se consagrara campeón de la Ligue 1 y alcanzara las semifinales de la UEFA Champions League. Así, fue alineado por Leonardo Jardim en 53 compromisos oficiales, en los que fue capaz de anotar ocho tantos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge