lunes, 17 de julio de 2017

El Cádiz CF traspasó a Aridane a CA Osasuna

La etapa de Aridane Hernández en las filas del Cádiz CF llegó a su fin, después de que la entidad gaditana anunciara el traspaso del defensor a la disciplina de CA Osasuna. El conjunto rojillo, que la próxima campaña competirá en Segunda División nuevamente tras su poco brillante paso por LaLiga el curso pasado, ha conseguido hacerse con el pase del zaguero tras desembolsar una cantidad cercana a los 1,5 millones de euros. De este modo, el canario pone punto y final a su estancia en el estadio Ramón de Carranza, que ha sido su casa las dos últimas campañas. En ese tiempo, el futbolista resultó determinante tanto en la consecución del ascenso en 2016 como en la disputa del play-off a Primera División en 2017.

A través de un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales, el Cádiz CF anunció el traspaso de Aridane. “El Cádiz Club de Futbol y Club Atlético Osasuna han alcanzado este lunes un acuerdo para la venta de Aridane Hernández. El central canario se marcha al club navarro traspasado por 1,5 millones de euros, una cantidad que aumentaría en 500.000 euros más si los rojillos logran ascender a LaLiga Santander en las tres próximas temporadas”, indicaron los gaditanos. Asimismo, la entidad quiso “agradecer la profesionalidad y la entrega mostrada por Aridane y le desea mucha suerte en su nuevo club”.

Formado en los escalafones inferiores del Real Valladolid, Aridane pasó a formar parte del Real Madrid en categoría Juvenil. Jugó en el Juvenil “A” blanco en la temporada 2006-2007, pasando posteriormente a formar parte del Liverpool. Su llegada a la cantera del conjunto red tuvo el aval de Rafa Benítez, por aquel entonces técnico del primer equipo. Como curiosidad, durante su etapa en este club jugó con el nombre de “Fuerteventura” en la camiseta. En la temporada 2008-2009 dio el salto al fútbol profesional, formando parte del plantel del Real Valladolid “B”. Con el filial pucelano debutó esa misma campaña en la categoría de bronce del fútbol español, en un duelo ante el Real Unión de Irún. Afrontó 30 partidos en Segunda B, siendo titular en 22 ocasión. Vio nueve tarjetas amarillas, una roja y anotó un gol: a la Real Sociedad “B”. No pudo evitar el descenso del equipo a Tercera División, categoría en la que jugó durante el curso 2009-2010.

Una campaña más tarde, se produjo el regreso de Aridane a la categoría de bronce del fútbol español. Firmó por la AD Ceuta, en la que fue su única experiencia hasta el momento en el Grupo IV de Segunda B. Un año complicado para el equipo ceutí, en el que jugó 16 partidos. Acumuló 1152 minutos sobre el terreno de juego, viendo seis tarjetas amarillas y tres rojas. Tras rescindir su contrato con la AD Ceuta, en la temporada 2011-2012 Aridane pasó a formar parte de la plantilla de uno de los gallitos de la categoría: el Deportivo Alavés. En Mendizorroza afrontó 14 partidos, siendo titular en 11 ocasiones. A lo largo de los 988 minutos de juego de los que dispuso, el canario vio siete tarjetas amarillas y anotó dos goles. SD Eibar y Logroñés fueron sus víctimas aquella campaña.

El CD Eldense fue su siguiente parada, militando en aquel equipo desde el curso 2012-2013 hasta el curso 2014-2015. Las dos primeras temporadas de azulgrana las pasó en el Grupo VI de Tercera División: disputó 19 partidos en la temporada de su debut, mientras que en la 2013-2014 afrontó 31 partidos. En ambas temporadas, Aridane anotó dos goles. En el curso 2014-2015, el canario regresó a Segunda B. No fue una temporada fácil para el CD Eldense, que logró la permanencia en la categoría in extremis, tras afrontar un play-off contra el Real Avilés. A lo largo de la temporada, Aridane demostró ser un jugador básico y fundamental en el funcionamiento del equipo. Jugó 36 partidos en el Grupo III de Segunda B, más los dos duelos correspondientes a la eliminatoria por la salvación con los asturianos. En total, acumuló 3600 minutos de juego en los que vio 12 amarillas y marcó un gol: ante el Atlético Baleares, en la última jornada.

Sus buenas actuaciones propiciaron su pase al Granada CF, que lo cedió al Cádiz CF en la temporada 2015-2016. En el conjunto amarillo fue de menos a más, ganando protagonismo a medida que fue avanzando la competición. Entre la Liga, la Copa del Rey y el play-off de ascenso, el canario disputó 38 partidos, en los que acumuló 3169 minutos de juego. Un jugador determinante, que en la promoción de ascenso estuvo presente en los seis encuentros que el Submarino Amarillo afrontó. Gracias a ello, el club gaditano acometió su fichaje, incorporándolo de forma definitiva a su disciplina en la temporada 2016-2017. Una campaña en la que mantuvo su rol de indispensable para Álvaro Cervera: no en vano, acumuló 39 partidos oficiales, en los que estuvo presente sobre el terreno de juego en 3503 minutos. En ese tiempo, Aridane vio 11 tarjetas amarillas, una roja y anotó dos goles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge