viernes, 14 de julio de 2017

El Manchester City convierte a Kyle Walker en el defensa más caro de la historia

El Manchester City FC reventó el mercado de fichajes en Inglaterra con la adquisición de Kyle Walker. Un futbolista por el que el club sky blue ha desembolsado la friolera de 50 millones de libras: una cantidad que sitúa al lateral diestro como el defensor más caro de la historia del fútbol. Lo cierto es que los citizens andaban tras la incorporación de un lateral derecho tras las salidas de su disciplina de Zabaleta, Clichy y Sagna. Una posición que parecía iba a acabar cubriendo Dani Alves, que finalmente desembarcó en el PSG. Ante esta circunstancia, los de Pep Guardiola no lo dudaron ni un solo instante, realizando una fuerte apuesta económica para fichar al internacional inglés, propiedad del Tottenham.

Formado en los escalafones inferiores del Sheffield United, Walker fue progresando en la cantera de este conjunto, hasta conseguir dar el salto al primer equipo en el curso 2008-2009. Una campaña en la que, antes de marcharse cedido al Northampton, llegó a disputar dos compromisos con este conjunto. Sus actuaciones y su progresión llamaron la atención de grandes clubes de Inglaterra, siendo el Tottenham quien finalmente logró hacerse con sus servicios en el año 2009. No obstante, en el curso 2009-2010 actuó en el Sheffield United, cedido por los Spurs. Una cesión que aprovechó, pues llegó a disputar hasta 26 compromisos oficiales con este conjunto.

Posteriormente, en el curso 2010-2011, el lateral diestro volvió a vivir cesiones, al tener complicada su progresión en el Tottenham. Así, durante la primera mitad de la competición recaló en la disciplina del Queens Park Rangers, de Championship. Un conjunto en el que Walker disputó 20 partidos oficiales. En el mercado de fichajes de enero, el zaguero dio el salto a la máxima categoría del fútbol inglés, después de que los Spurs alcanzaran un acuerdo con el Aston Villa para conseguir su cesión. Así las cosas, el defensor finalizó el curso en el seno de los villanos, disputando 15 partidos y anotando un gol.

Sus actuaciones en Birmingham convencieron a la directiva del club londinense: de este modo, Kyle Walker consiguió mantenerse en el equipo en la temporada 2011-2012. Desde entonces, se convirtió en un futbolista inamovible en los esquemas de los Spurs, gozando de la confianza de los técnicos para los que trabajó: Redknapp, Villas-Boas, Sherwood y Pochettino. Técnicos bajo cuyas directrices fue creciendo año a año, erigiéndose en uno de los jugadores más destacados en el Tottenham. A lo largo de sus años en este club, afrontó 228 compromisos oficiales, anotando cuatro goles. Además, fue designado en la temporada 2011-2012 como el Mejor Jugador Joven del Año para la PFA y en la temporada 2014-2015 obtuvo el subcampeonato de la English Football League Cup.

Ahora, en la temporada 2017-2018, Kyle Walker vivirá una nueva experiencia en su carrera deportiva en las filas del Manchester City. Un club que no ha dudado en realizar un fuerte desembolso económico para incorporar a sus filas a este lateral diestro, que hará del Etihad Stadium su hogar las próximas cinco temporadas. ¿Será capaz de mostrar el mismo rendimiento que en el Tottenham?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge