sábado, 15 de julio de 2017

Estados Unidos selló su clasificación para cuartos de final de la Copa Oro 2017

Estados Unidos consiguió la clasificación para la fase del k.o. de la Copa de Oro 2017, tras vencer a Nicaragua en el FirstEnergy Stadium de Cleveland. Un encuentro en el que los de las barras y estrellas se impusieron por 0-3 a su oponente, gracias a los goles de Corona, Rowe y Miazga. La ventaja del equipo estadounidense pudo ser mayor, pues en el segundo período dispuso de dos lanzamientos desde el punto de penal que acabaron siendo atajados por Lorente. Con este resultado, los de las barras y estrellas certificaron el liderato del Grupo B.

Desde el pitido inicial, pudo verse a una selección de Estados Unidos con una marcada vocación ofensiva, buscando con insistencia la portería de Nicaragua. Los de las barras y estrellas se mostraron muy seguros sobre la cancha, tratando de estrechar el cerco sobre el arco de Lorente. Pese a ello, Nicaragua no le perdió la cara al encuentro, ejerciendo por momentos una línea de presión muy adelantada para tratar de recuperar rápido el balón y contragolpear. Todos estos ingredientes propiciaron que el primer período resultara muy atractivo.

La primera oportunidad de gol de este encuentro corrió a cargo del equipo de las barras y estrellas: en el minuto 8, Kelyn Rowe probó fortuna con una volea escorada en el área de Nicaragua, que acabó atajando con mucha seguridad Lorente. Cinco minutos más tarde, los nicaragüenses pusieron en serios aprietos a los de las barra y estrellas, después de que Cadena recuperara el cuero en las inmediaciones del área. Sin pensárselo dos veces, el delantero buscó sorprender a Hamid con un durísimo disparo que se marchó rozando el poste.

Acto seguido, Estados Unidos merodeó con mucho peligro el arco rival, con una doble oportunidad para Bedoya y Dwyer que desbarató con unos providenciales cortes por bajo Copete. El siguiente en intentarlo fue Rowe, con un disparo lejano en el minuto 16 que acabó impactando en el lateral de la red de Lorente. Nicaragua no se achantó, buscando de cuando en cuando el arco estadounidense. En una de estas llegadas, pudo anotar Barrera, con un disparo desde media distancia que se marchó desviado por muy poco.

Graham Zusi protagonizó, en el minuto 19, una gran jugada personal que cerca estuvo de convertirse en gol. El defensor estadounidense fue ganando metros hasta llegar al área nicaragüense, donde tras sortear en carrera a dos marcadores consiguió disparar ante Lorente. Fue un disparo cruzado y a media altura, que el arquero rival atajó con bastante seguridad. Estados Unidos siguió atacando, tratando de inaugurar el marcador. Un ejemplo de ello estuvo en el minuto 25, en una jugada de estrategia del conjunto de Bruce Arena. Corona cobró una falta lateral al corazón del área, llegándole el envío a Pontius. Un jugador que, en el segundo palo y algo escorado, buscó sorprender al arquero de Nicaragua con un remate acrobático que acabó rozando el poste.

Superada la primera media hora de juego, los de las barras y estrellas obtuvieron el premio a su buen hacer sobre la cancha, abriendo el marcador. Fue en una buena jugada colectiva de Estados Unidos, que culminó con un envío de Alejandro Bedoya para Joe Corona. Un futbolista que llegando desde atrás fue capaz de pisar el área rival, recortando ante dos contrarios antes de superar a Lorente con un certero disparo. Este gol hizo justicia a lo visto sobre el terreno de juego, donde a los norteamericanos les faltó algo de fortuna previamente para vencer el entramado defensivo de los nicaragüenses.

Cerca del descanso, una falta de entendimiento entre Hamid y Zusi pudo significar el empate para Nicaragua, en un tiro desde la esquina que cobró López. El mediocampista nicaragüense ejecutó un lanzamiento muy cerrado, buscando el primer palo: ahí, no se entendieron el arquero y el zaguero estadounidense, que en última instancia consiguió despejar por línea de fondo. Así se llegó a la conclusión del primer período, con ventaja por la mínima para Estados Unidos.

Tras la reanudación, el hondureño Melvin Matamoros decretó una pena máxima a favor del equipo estadounidense, tras un derribo sobre Dom Dwyer en el área de Nicaragua. Un futbolista que asumió la responsabilidad de ejecutar el lanzamiento, errándolo. El atacante norteamericano buscó superar a Justo Lorente con un disparo a media altura a la derecha: sin embargo, el arquero nicaragüense adivinó sus intenciones, consiguiendo repeler el disparo con una buena intervención.

Un error del que Estados Unidos se desquitó en el minuto 55, cuando Kelyn Rowe consiguió colocar el 0-2 en el marcador del FirstEnergy Stadium. El gol se gestó en una veloz acción al contragolpe, en la que Bedoya recogió un balón suelto en las inmediaciones del área de Nicaragua para habilitar al jugador de New England Revolution. Un futbolista que, ante Lorente, no perdonó: superó al arquero rival con una buena definición por bajo. Posteriormente, en el minuto 62, el equipo de las barras y estrellas dispuso de una nueva pena máxima: el lanzamiento corrió a cargo de un Joe Corona que nuevamente se estrelló en el inspirado arquero estadounidense.

Llegados a este punto, las ocasiones se sucedieron para ambos conjuntos, que gozaron de ocasiones que fueron desbaratadas por los arqueros. Ocasiones, además, de jugadores que ingresaron en la cancha tras haber comenzado el encuentro en el banco de suplentes. Primero lo intentó Nicaragua, con un durísimo disparo desde media distancia de Pavón, que repelió Hamid con una gran estirada. Posteriormente le llegó el turno a Estados Unidos, con un cabezazo de Juan Agudelo en acción de estratgia en el segundo palo que acabó blocando con seguridad Lorente.

En la recta final del encuentro, Nicaragua acabó quedándose en inferioridad numérica, después de que el colegiado le mostrara la segunda amarilla del encuentro a Copete tras una dura entrada sobre Agudelo. Una circunstancia que los estadounidenses aprovecharon, pues en el minuto 87 consiguieron el tercer gol del partido: a pelota parada, Zusi colocó un balón templado al corazón del área rival, que cabeceó libre de marca Matt Miazga. Un tanto de máxima trascendencia, pues acabó dándoles a los de Bruce Arena el liderato en el Grupo B de la máxima competición de selecciones de la CONCACAF.

Ficha Técnica

Nicaragua: Lorente, Veliz (Niño, Min. 68), Copete, Errington, Quijano, Peralta (Galeano, Min. 45), López, Galeano, Cadena, Barrera, García (Pavón, Min. 68)

Estados Unidos: Hamid, Miazga, Besler, Villafaña, Zusi, Corona (Morris, Min. 66), Pontius, McCarthy, Bedoya, Dwyer (Agudelo, Min. 74), Rowe (Arriola, Min. 61)

Árbitro: Melvin Matamoros, de Honduras. Amonestó a Cadena (Min. 14), Peralta (Min. 41) en Nicaragua y a Corona (Min. 58) en Estados Unidos. Expulsó a Copete por doble amarilla (Min. 51 y Min. 85) en Nicaragua.

Goles: 0-1, Corona (Min. 36); 0-2, Rowe (Min. 55); 0-3, Miazga (Min. 87)

Estadio: FirstEnergy Stadium. Presenciaron el partido 27.934 espectadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge