miércoles, 19 de julio de 2017

Estados Unidos, a semifinales de la Copa de Oro tras vencer a El Salvador

Estados Unidos consiguió clasificarse a las semifinales de la Copa de Oro 2017, tras vencer a El Salvador en el Lincoln Financial Field de Filadelfia. Los de las barras y estrellas hicieron valer su condición de favoritos ante el aguerrido combinado salvadoreño, que en algunos momentos puso a su oponente en serios aprietos. Sin embargo, la calidad estadounidense acabó primando, logrando la victoria este equipo por 2-0. Los artífices del triunfo fueron González y Lichaj.

Los primeros 45 minutos de juego resultaron muy entretenidos, con dos equipos que salieron desde el principio con una marcada vocación ofensiva. Estados Unidos intentó estar más en contacto con el balón, madurando sus jugadas de ataque y dejando que la calidad de hombres como Dempsey o Altidore se hiciera notar. Todo ello ante un aguerrido seleccionado salvadoreño que en ningún momento le perdió la cara al encuentro. Así, El Salvador consiguió generar mucho peligro gracias a su adelantada línea de presión y a sus veloces contragolpes.

La primera ocasión para Estados Unidos se produjo en el minuto 2, después de que Paul Arriola recibiera un balón al espacio para iniciar una buena carrera en dirección al arco salvadoreño. Cuando se dispuso a disparar, apareció Tamacas para rebañar por bajo: un cruce providencial, que propició que el balón se marchara a córner. Apenas un minuto más tarde, El Salvador gozó de una clarísima oportunidad para inaugurar el marcador en el Lincoln Financial Field de Filadelfia. Zelaya aprovechó un desajuste defensivo de los de las barras y estrellas para plantarse solo ante un Tim Howard que, con mucha sangre fría, fue capaz de despejar con limpieza en el mano a mano. Una decisiva intervención del arquero local, que evitó lo que podría haber sido un gol cantado.

Un susto que no acusó Estados Unidos, que en el minuto 7 y a balón parado rozó el gol. Michael Bradley cobró un tiro de esquina muy cerrado, que culminó con sendos disparos a bocajarro de Hedges y Dempsey que despejaron con muchos apuros tanto el arquero como la zaga salvadoreña. La respuesta de El Salvador no se hizo esperar: en el minuto 9, este equipo pudo anotar en otra jugada de estrategia cercana al lateral del área, finalizada con un disparo raso de Alexander Larín que sacó con firmeza la zaga norteamericana.

Fruto de su presión asfixiante, los salvadoreños continuaron merodeando el área estadounidense. En el minuto 13, fue Pineda quien pudo ejecutar un buen disparo al arco de Howard, tras asistencia de Bonilla. El 8 de El Salvador buscó sorprender al arquero estadounidense con un lanzamiento por bajo que fue atajado por seguridad por el portero local. En el minuto 15, Jozy Altidore probó los reflejos de Derby Carrillo: el atacante norteamericano disparó de primeras en el área rival, estrellándose su lanzamiento en el portero salvadoreño. Poco después lo intentó Clint Dempsey, con un disparo a la media vuelta que volvió a blocar el meta con gran seguridad.

A partir de ahí, el encuentro entró en una dinámica en la que no hubo dominador claro y en la que el juego se embarulló, con entradas a destiempo en el mediocampo por parte de los dos contendientes. Una fase menos brillante, en la que llegó a haber bastantes interrupciones en el ritmo del partido, pues las asistencias saltaron a la cancha en varias ocasiones para atender a jugadores salvadoreños. Una fase del duelo en la que, además, fueron amonestados jugadores como Romero en El Salvador y Nagbe en las filas de Estados Unidos.

Cuando parecía que se iba a llegar al descanso con empate sin goles en el marcador, Estados Unidos consiguió adelantarse en una jugada a pelota parada. Desde el perfil zurdo, Michael Bradley cobró magistralmente una falta lateral que remató en el corazón del área Omar González. El expeditivo defensor estadounidense mostró todo su poderío aéreo, superando a Derby Carrillo con un cabezazo inapelable en el área chica. Un gran gol que permitió a los de Bruce Arena desatascar un igualadísimo encuentro.

En el tiempo añadido, los de las barras y estrellas pudieron ampliar su ventaja en el marcador, en una rápida acción ofensiva. Jozy Altidore, escorado en el área salvadoreña, probó a Carrillo con un disparo cruzado que despejó en dos tiempos el arquero rival. Un arquero que no pudo evitar que el 2-0 subiera al marcador del Lincoln Financial Field poco después, cuando Eric Lichaj aprovechó un pase en profundidad de Dempsey para batirle por bajo, con un certero remate cruzado. Este tanto dio la tranquilidad definitiva a Estados Unidos de cara al segundo período.

Tras la reanudación el partido mantuvo su tono vibrante, con llegadas a las áreas por parte de las dos escuadras. Zelaya fue el jugador que dispuso del primer aviso del encuentro, con un buen lanzamiento desde media distancia en el minuto 50 que se marchó por encima del travesaño estadounidense. Un minuto después, Denis Pineda volvió a intentarlo, en una gran incursión ofensiva que culminó con un disparo ante Howard que se marchó algo desviado.

La respuesta del equipo de las barras y estrellas estuvo en botas de Altidore, tras pillar desprevenida a la defensa salvadoreña en una falta lateral ejecutada en corto por Bradley. De primeras, el atacante norteamericano intentó anotar con un disparo escorado que detuvo sin mucha dificultad Carrillo. Acto seguido, los salvadoreños pudieron descontar en el marcador en una buena acción al contragolpe en la que Zelaya no estuvo muy lucido: en el área estadounidense y con todo a favor, el atacante de El Salvador mostró cierta indecisión que permitió a Omar González aparecer para despejar el peligro.

Así fue transcurriendo el encuentro, con algún que otro acercamiento de peligro por parte de los dos equipos que fueron bien abortados por los arqueros: y es que, tanto Tim Howard como Derby Carrillo se mostraron muy seguros bajo palos, repeliendo todas las intentonas de los delanteros contrarios. De este modo, el choque fue consumiéndose, hasta llegar con el 2-0 a favor de Estados Unidos tras el silbatazo final del canadiense Drew Fischer.

Ficha Técnica

Estados Unidos: Howard, Horrow, Hedges, González, Lichaj, Zardes (Acosta, Min. 70), Nagbe (Pontius, Min. 87), Bradley, Arriola (Morris, Min. 65), Dempsey, Altidore.

El Salvador: Carrillo, Larín, Mancia, Romero, Tamacas, Pineda (Sánchez, Min. 78), Cerén, Orellana, Mayén (Cerén, Min. 56), Bonilla (Alas, Min. 83), Zelalla.

Árbitro: Drew Fischer, de Canadá. Amonestó a Nagbe (Min. 20) en Estados Unidos y a Romero (Min. 17), Larín (Min. 58), Romero (Min. 83)  en El Salvador.

Goles: 1-0, González (Min. 40); 2-0, Lichaj (Min. 45)

Estadio: Lincoln Financial Field. 31.615 espectadores presenciaron el encuentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge